Música y folclor

Dejuepuchas, sembrando fusiones musicales en Valledupar

Redacción

05/11/2012 - 11:59

 

DejuepuchasVinieron de la capital con algo distinto. Algo de ellos. Algo que nace del corazón. Así lo anunciaron los deejays del grupo Dejuepucha en la Alianza Francesa de Valledupar y el sonido que manó de los parlantes no los contradijo.

Ubicados detrás de sus platinas y bajo un cielo de luces fluorescentes, los artistas que conforman esta agrupación inusual parecían extraterrestres venidos de un lugar desconocido y más en una ciudad donde el sonido de los acordeones impera.

La propuesta se hilvanó de manera progresiva con un inicio electrónico lento y tímido. Los vallenatos asistieron a la muestra de los deejays con un silencio devoto y observador,  mientras que algunos curiosos se acercaban a la escena para tomar fotos: tomar una foto de unos extraterrestres en plena acción es un placer que ningún fotógrafo puede perderse.

Pero de repente, y entre aplausos dispersos del público, el leader del grupo habló del concepto que había detrás de estos sonidos y coloridos psicodélicos: el deseo de crear nuevos ritmos, llegar a otras esferas, sentir el contacto del público, compartir con otros músicos y promover encuentros del corazón.

Entonces, el público entendió. Sí, entendió que estaba ante un grupo atípico que, detrás de esa maquinaria aparatosa, se escondía una fábrica de fusiones insólitas, a veces incomprensibles, y que más que todo, a estos artistas los mueven las ganas de conocer gente, culturas y experiencias a lo largo y ancho del país.

La música de Dejuepuchas se hizo cada vez más atractiva y, sobre todo, cuando entraron en acción los músicos acompañantes. Músicos auténticos y locales que se incorporaron con brío en la atmósfera creada por los Deejays.

Primero intervino el saxofonista Yair López con una melodía etérea y relajante. Fue en un momento en el que la música electrónica seguía todavía algo indefinida y eso le dio más mérito porque supo encontrar el arranque idóneo.

A continuación aparecieron la cantante Lía Paulette con una voz espléndida que aportó profundidad a la interpretación, el guitarrista Hanz con su estilo elegante y apasionado, el acordeonero Juank Ricardo y su excelencia musical, y la energía extraordinaria del baterista William Lacera.

Todo fue un espectáculo visual en el que los colores sirvieron de preámbulo para anunciar una gran fusión. Entre los ritmos que más destacaron están, sin lugar a dudas, los latinos (merengue, cumbia, salsa) que permitieron ciertas mezclas arriesgadas e incluso que algunas personas del público rompieran el protocolo y salieran a improvisar un baile.

De esta manera, el grupo Dejuepuchas quedará en las memorias como los promovedores de una música sin fronteras y de encuentros inolvidables entre músicos de gran recorrido. ¡Nada mejor en un escenario!

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Chuto Díaz y su hijo, felices de compartir el escenario

Chuto Díaz y su hijo, felices de compartir el escenario

Al lado de su hijo, Chuto Díaz es un cantautor feliz y satisfecho con la música. El Vallenato le ha brindado la oportunidad de expres...

El 47 Festival Vallenato y la dinastía López de La Paz Cesar

El 47 Festival Vallenato y la dinastía López de La Paz Cesar

Pocos días después de la clausura del 46 Festival Vallenato, la Fundación que administra el evento divulgó, sin perder un solo inst...

Jorge Celedón: sin fronteras y con otro grammy

Jorge Celedón: sin fronteras y con otro grammy

Hace tiempo que el artista Jorge Celedón desconoce los límites impuestos por las fronteras. Con su primer premio Grammy Latino -rec...

Chule y Baro: Los hermanos Zuleta

Chule y Baro: Los hermanos Zuleta

  Si hay algo bonito en la vida es el seno familiar. Es el remanso de paz donde a todos los miembros de la familia se les llama por a...

Louis Armstrong, el rey del Jazz

Louis Armstrong, el rey del Jazz

  Louis Armstrong nació como muchas de las grandes figuras negras de la música Jazz, en Nueva Orleans, en una fecha que ni él sab...

Lo más leído

Santander y su historia

Antonio Acevedo Linares | Historia

Sutil anecdotario sobre la familia García Márquez (1)

Eddie José Dániels García | Literatura

Cuento: La leyenda de Isabel Báthory

Carlos César Silva | Literatura

Aproximación a la definición del Arte

Eduardo Vásquez | Artes plásticas

Los dichos de Poncho Zuleta, por supuesto

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Los ciclos de la violencia en el departamento del Cesar

Jhon J. Flórez Jiménez | Historia

La labor del gestor cultural

Samny Sarabia | Otras expresiones

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados