Música y folclor

Hortensia Lanao de Rozo, pidió borrar la violencia del Valle

Juan Rincón Vanegas

19/05/2022 - 04:55

 

Hortensia Lanao de Rozo, pidió borrar la violencia del Valle
Hortensia Lanao fue la primera reina de la canción en toda la historia del Festival de la Leyenda Vallenata

 

La noche del domingo 30 de abril de 1995. la educadora y compositora nacida en Santa Marta, Hortensia Lanao de Rozo, quien contaba con 67 años, se convirtió en la primera mujer en ganar el concurso de la Canción Vallenata Inédita del Festival de la Leyenda Vallenata, competencia que desde el año 1969 ostentaban los hombres, comenzando por el cantautor Gustavo Gutiérrez Cabello.

Precisamente, sobre la tarima ‘Francisco el Hombre’ de la Plaza Alfonso López, y como lo hacía en sus años de docente, ella dictó en cuatro minutos y 30 segundos la clase que tituló con una pregunta: ¿Qué hago, Señor? En ese canto puso en primera fila su inmensa tristeza por el asesinato del dirigente político Milciades Cantillo Costa.

La historia de la canción comenzó, cuenta su hija y fiel compañera Rocío Rozo Lanao, cuando acongojada se hizo el interrogante sobre qué hacer ante la violencia que se adueñaba de Valledupar, su Valle querido. Para darle salida a su inquietud, en una hoja de cuaderno escribió los versos, a los cuales les fue dando forma hasta que en poco tiempo estuvo lista con su propia melodía.

La inspiración a esa mujer llena de talento y virtudes, la sorprendió una tarde a comienzos del mes de abril. Desde ese momento fueron saliendo muchas frases llenas de dolor, de sentimiento y de paz que ella supo unir con fe, corazón y lágrimas para que rimaran y al cantarla, llevara el mensaje adecuado. Pero, más que todo, la suya era una oración.

“Después de hacer la canción, a mí mamá la animaron para que la inscribiera en el Festival Vallenato próximo a realizarse. No lo pensó mucho porque era el escenario preciso para dar cuenta de aquel hecho triste. La inscribió y con mucha fe esperó el momento de la selección e interpretación. Cada vez que se hacía llamaba la atención hasta llegar a la final”, manifestó su hija Rocío.

Tristeza y reflexión

Hortensia Lanao recibiendo el premio / Foto: FFLVAquella noche vallenata, cuando se sabría quien ganaría entre los cinco finalistas del concurso, ella fue vestida de rojo para no estar de luto, como si lo estaban los versos de su canción. Tuvo la serenidad necesaria y volvió a estar llena de fe hasta cuando el jurado le otorgó el primer puesto. Era la primera reina de la canción en toda la historia del Festival de la Leyenda Vallenata. Ese año, se inscribieron un total de 234 canciones.

Después del triunfo, sus primeras palabras fueron para darle gracias a Dios porque su mensaje musical lleno de tristeza y reflexión había logrado el objetivo. Agradeció a los intérpretes, especialmente al cantante Erick Escobar, quien supo darle con su voz la medida justa.

La canción da cuenta de aquellos bellos días que se vivían cuando hasta el sol sonreía, pero llegó el luto y borró los momentos de felicidad, al llegar la incertidumbre y el miedo. Entonces, la compositora rodeada de la desesperanza miró al cielo buscando la salida de ese camino incierto. “Es mi pueblo, pueblo de mis ensueños, ese que tanto quiero y hoy veo sufrir. Ya no soporto tantas desdichas, las injusticias que hacen llorar”.

El cantante y corista Erick Escobar recordó aquellos instantes. “Hortensia, mujer cariñosa y educadora, llena de grandes virtudes me confió su canción que narraba un hecho real, donde hacía un llamado a regresar a la paz que se había perdido. El mensaje pretendía desterrar la violencia de este territorio. En ese sentido, el jurado copió el mensaje y le otorgó el primer puesto”.

Erick Escobar la interpretó la canción ganadora ‘¿Qué hago, Señor?’ acompañado del acordeonero Nayit ‘Nayo’ Quintero García, y tiempo después fue llevada a la pasta sonora con total aceptación.

‘Chenchita’

Hortensia, madre de siete hijos (Rosalba, Ramona, Rosa, Carlos, Ruby, Rocío y Ricardo Rozo Lanao), a quien sus nietos le dicen ‘Chenchita’, al cabo de algunos años decidió tomar los caminos de Dios. Atrás, quedaron esas canciones de realidades y tristezas pasando a convertirse en alabanzas. En el círculo divino puso su corazón. “Desde que conoció el amor de Dios, todos sus versos los direccionó en ese sentido”, anotó su hija Rocío.

De esa manera, comenzó a componer cantos cristianos como el titulado: ‘Perdón’, donde expresa. “Oh Señor, te amo tanto mi Jesús, el que nos mira con amor, ese eres tú. Yo te pido Padre mío con anhelo, que derrames bendiciones desde el cielo, y nos llenes de tu amor con plenitud. Perdónanos Señor, por permitir que haya errores tan grandes en la tierra. Ayúdanos, mi buen Jesús a discernir tu voluntad y caminar sobre tu senda”.

La historia festivalera reseña que ganó con honores la querida dama noble y buena que ahora cuenta con 94 años, cumplidos el pasado 27 de marzo. Atrás quedaron sus enseñanzas como directora de la Concentración Escolar Santo Domingo de Valledupar, la pasión por la música y la poesía.

Después de cumplir sus propósitos en el campo de la música y de la educación, llegó el momento de la quietud obligada en su hogar, ubicado en la urbanización Oriente de Callejas en Valledupar.

Así lo señala su hija Rocío Rozo Lanao, quien le interpreta sus canciones para que sigan vigentes. “Mi madre siempre buscó desde sus cantos la paz, la alegría y la salvación. Ahora, vemos a nuestra ‘Chenchita’, que ya por sus años no camina, con la mirada casi fija y las palabras en su mente, como queriendo devolver el tiempo, dándole Dios la paz que sobrepasa todo entendimiento”.

Los pasos del destino la tienen llena de silencios, con sus años cargados de olvido y solamente a través de su mirada ausculta a su alrededor donde sigue siendo esa Reina que en versos dictó desde una memorable tarima la mejor clase musical. Esa clase se cantó ante miles de personas y todavía no ha perdido vigencia. “Miro al cielo buscando la salida de este camino incierto para vivir. Es mi pueblo, pueblo de mis ensueños, ese que tanto quiero y hoy veo sufrir”

 

Juan Rincón Vanegas

@juanrinconv

Sobre el autor

Juan Rincón Vanegas

Juan Rincón Vanegas

Cultivo de folclor vallenato

Periodista, escritor y cronista, natural de Chimichagua, Cesar y ganador de distintos premios de periodismo con historias del folclor vallenato y sus distintos personajes. Actualmente se desempeña como Jefe de Prensa de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata.

@juanrinconv

1 Comentarios


Rosa Rozo 21-05-2022 09:43 PM

Mi Chenchita hermosa, gracias Dios

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La partida del Adán

La partida del Adán

  Permanece el recuerdo de preguntas y respuestas con el sacerdote español, Virgilio Fernandez, del glorioso Ateneo El Rosario, en n...

Los colores del jazz

Los colores del jazz

“El mito es nada y lo es todo, El mismo sol que abre los cielos Es un mito brillante y mudo El cuerpo muerto de Dios vivo y desnudo E...

Las 72 canciones seleccionadas para el 48 Festival Vallenato

Las 72 canciones seleccionadas para el 48 Festival Vallenato

Tras el cierre de la convocatoria para el concurso de canción inédita del 48 Festival Vallenato, el jurado compuesto por Sergio Moy...

Encuentro de sentimientos y de músicas de acordeón en Valledupar

Encuentro de sentimientos y de músicas de acordeón en Valledupar

Hay algo que conmueve en el Encuentro Mundial de Acordeones. Algo difícil de determinar y, sin embargo, tan palpable. Tiene que ver co...

Andrés Landero, un Rey que no fue Rey

Andrés Landero, un Rey que no fue Rey

El primero de marzo se cumplieron 20 años de la partida de un gran rey. Aunque no haya logrado la corona en el Festival de la Leyenda ...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados