Música y folclor

El día que Fanny se llevó a Colacho

Arnoldo Mestre Arzuaga

25/07/2022 - 04:55

 

El día que Fanny se llevó a Colacho
La boda del Rey vallenato Colacho Mendoza y Fanny Zuleta fue motivo de una parranda memorable / Foto: archivo PanoramaCultural.com.co

 

Fue un 15 de agosto de 1962. Ese día el municipio de San Diego De Las Flores amaneció con una flor más, era la más linda, reluciente y fresca, Fanny Lourdes Zuleta Fernández lucía resplandeciente, iba del brazo de su tío Casimiro Fernández, vestida de blanco con su velo y su corona.

Nicolás Elías Mendoza Daza la esperaba en la puerta de la iglesia elegantemente vestido de paño, luciendo un sombrero gardeliano del mismo color y de la misma tela. Lo acompañaban los padrinos de la boda Darío Lacouture y su esposa Atalita, el padre Cegarra que ofició la ceremonia, ensalzando canticos al señor, iba adelante acompañado de sus acólitos, una vez en el altar empezó la santa misa.

De regreso, ya casados, cuando iban entrando a la casa de los padres de la novia, siendo las cinco de la mañana, Juan Muñoz, acompañado de su cajero Crisóstomo Ramos (Pichocho), cantó por primera vez la canción 'El matrimonio de Colacho', que fue el regalo junto con un cheque de la caja Agraria por un valor de 500 pesos que Escalona le llevó a los contrayentes. La voz Bronca del negro Calde retumbó por todo el pueblo, cuando en un tono alto Juan Muñoz ejecutó su acordeón:

Entristecido quedó Escalona

Porque Fanny se llevó a Colacho

Mire vestida de blanco

con su velo y su corona

 

Dijo Colacho quiero casarme

Le contesté son cuestiones tuyas

Pero yo temo que Fanny

Le vaya a sacar las uñas

 

Quiero casarme, quiero casarme y me casaré

Pero Colacho no sabe en la que se va a meté…

Días atrás Cirino castilla, muy amigo de la familia, para proteger a Fanny le había dicho a su madre: “Tenga cuidado con Colacho, él perjudica a las hijas ajenas y las deja”. Esto tenía muy disgustada a la futura suegra, quien últimamente no recibía en su casa con agrado a Colacho. Éste, enterado de la situación, se presentó bien temprano dos días antes del matrimonio y le dijo sin rodeos: “Bueno, suegra, el sábado me caso con su hija”. Ella, sorprendida, le respondió: “tan rápido, no hay tiempo ni de pintar la casa”. 

El juglar Juan Muñoz animó la boda de Colacho Mendoza / Foto: archivo PanoramaCultural.com.co

Hasta los amigos y familiares quedaron sorprendidos. De Valledupar, además de los padrinos, asistieron los tres hermanos Pavajeau, Andrés Becerra y Rafael Escalona, como no hubo tiempo de comprar regalos, Rafael escalona propuso reunirles un dinero, de modo que colgó una cabuya y cada uno iba colocando un sobre con dinero. El padrino introdujo un cheque por valor de 500 peso. Andrés Becerra puso en la cabuya otro con 200 pesos en efectivo y así cada uno fue poniendo en la cabuya su sobre con la donación. De esta forma, se inició en San Diego por primera vez la lluvia de sobres.

La parranda empezó temprano, Juan Muñoz por petición de los novios, interpretó varias veces la canción-regalo con que Escalona le demostró su cariño a Colacho:

La que se casa con parrandero

Vas es a sufrir si nunca ha sufrido

Fanny y ese acordeonero

Siempre ha andado conmigo

 

Yo le respondo por el muchacho

Que ha sido famoso por Escalona

Qué bonita está la novia

De mí, compadre, compadre Colacho

 

Fanny Zuleta dirá con bastante orgullo

Nadie se meta que es mi marido

Y esos, son asuntos tuyos

Y estos, son asuntos míos…

La parranda se prolongó hasta el día siguiente, y, si bien es cierto que fue una fiesta familiar, todo San Diego gozó con los versos del negro Calde, las ocurrencias de Andrés Becerra, las notas del acordeón interpretadas magistralmente por Juan Muñoz y los retumbes de los golpes en la caja del inconfundible Pichocho.

Por muchos años se habló de esta boda que despertó al pueblo un 15 de agosto de 1962 y no falta el narrador de cuentos espontáneos que, en una parranda, para sacarle una carcajada a los asistentes, cuenta que el cheque de Escalona nunca fue pagado por la caja agraria, fue rechazado por fondos insuficientes.

 

Arnoldo Orlando Mestre Arzuaga

Sobre el autor

Arnoldo Mestre Arzuaga

Arnoldo Mestre Arzuaga

La narrativa de Nondo

Arnoldo Mestre Arzuaga (Valledupar) es un abogado apasionado por la agricultura y la ganadería, pero también y sobre todo, un contador de historias que reflejan las costumbres, las tradiciones y los sucesos que muchos han olvidado y que otros ni siquiera conocieron. Ha publicado varias obras entre las que destacamos “Cuentos y Leyendas de mi valle”, “El hombre de las cachacas”, “El sastre innovador” y “Gracias a Cupertino”.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El grupo DeJuepuchas vuelve a Valledupar con ‘Armadillo’

El grupo DeJuepuchas vuelve a Valledupar con ‘Armadillo’

El viernes 12 de abril a partir de las 6:30 de la tarde, se realizará en las instalaciones de la Fundación Universitaria del Área An...

El gran adiós a un compositor legendario

El gran adiós a un compositor legendario

Se nos fue uno de los más grandes compositores colombianos de los últimos años. Los acordeones se han silenciado para darle paso a...

Mayté Montero, la reina de la gaita

Mayté Montero, la reina de la gaita

“Sin música la vida sería un error” Friedrich Nietzsche Las mujeres de mi tierra Hablar de las mujeres es incluirse en un univ...

Décimas a Cecilia Meza Reales, de José Atuesta Mindiola

Décimas a Cecilia Meza Reales, de José Atuesta Mindiola

El fallecimiento de la cantante y acordeonera Cecilia Meza Reales fue motivo de tristeza y consternación la semana pasada en todo el p...

Abre el concurso para el afiche promocional del Festival Vallenato

Abre el concurso para el afiche promocional del Festival Vallenato

Como cada año, el Festival Vallenato entra en su periodo preparatorio y en la creación de la imagen de su próximo evento. En esta f...

Lo más leído

¿Cuál es la función del arte?

Gemma E. Ajenjo Rodríguez | Artes plásticas

La historia detrás de la canción “La piragua” de José Barros

Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi | Música y folclor

Aproximación a la definición del Arte

Eduardo Vásquez | Artes plásticas

Los mejores comienzos de novela en español

José Luis Hernández | Literatura

Macondo: perfil de Gabo

Oscar Pantoja | Literatura

Tres poemas de Luis Mizar

Donaldo Mendoza | Literatura

La Poesía de Gabriel García Márquez

José Luis Díaz Granados | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados