Música y folclor

Música vallenata interpretada en guitarra: la ruta del patrimonio cultural de la nación

Luis Carlos Guerra Ávila

09/11/2022 - 04:55

 

Música vallenata interpretada en guitarra: la ruta del patrimonio cultural de la nación
El monumento al Vallenato en guitarra en Codazzi nos recuerda que el municipio cesarense es el primero en haber realizado un festival en honor a esa expresión musical / Foto: El País Vallenato

 

Para hablar de vallenato tenemos que remontarnos a décadas pasadas, cuando se le llamaba música de acordeón en el departamento del Magdalena, y uno de los juglares que primero grabó esta música en guitarra fue Guillermo de Jesús Buitrago Henríquez, nacido en Ciénaga, Magdalena, un primero de abril de 1920, trece años después que naciera “Pacho Rada” y siete años antes que Gabriel García Márquez. Murió un 19 de abril de 1949, con tan solo 29 años de edad.

Se dice que fue el primero en grabar vallenato y que, a través de él, se popularizó a nivel nacional nuestra música. Entonces, podemos decir que Buitrago escuchó música de acordeón de Adalberto Rada y Francisco Rada, padre e hijo y de otros Juglares que ya existían en la comarca como Emiliano Zuleta y Abel Antonio villa.

Teniendo una claridad notoria de los aires del hoy llamado vallenato, Buitrago, en forma cadenciosa y virtuosa, los adapta a la guitarra, inventando los andantes y acordes para interpretar cada uno de los aires de nuestra música.

Veamos algunos apartes encontrados en internet (Otraparte.org/Blogvallenato .com):

En 1943, se inauguraron unos estudios de grabación en Cartagena de propiedad de Antonio Fuentes “toño” e invitaron a Buitrago y a sus acompañantes ((Ángel Fontanilla, Efraín Torres y Carlos "El Mocho" Rubio) quienes eran muy populares en la costa Atlántica por sus presentaciones en teatros y emisoras locales, para que participaran en la primera grabación hecha totalmente en Colombia. El 12 de marzo de ese año, en la calle de la Universidad, en la ciudad Amurallada, en el tercer piso de la emisora, se grabaron "Las mujeres a mí no me quieren" y "Compae Heliodoro", una canción de Buitrago dedicada a su amigo de toda la vida, Heliodoro Egüis Miranda.

Buitrago también interpretó canciones de Tobias Enrique Pumarejo, Andrés Paz Barrios y Emiliano Zuleta. Tuvo también la fortuna, como Rafael Escalona, de ser mencionado por el Nobel de Literatura García Márquez en una de sus crónicas de 1983. El escritor dice de él: "El primero que puso la música vallenata en el comercio, dando a conocer a muchos compositores, que hoy gozan de mucho renombre."

Como lo expuse en el libro “El origen de la música de acordeón”, Rafael Escalona merodeaba estas regiones, porque su padre era de Ciénaga y gozaba de buenas relaciones incluso con “Gabo”.

Este ilustre hijo de Ciénaga Magdalena, conoce en Santa Marta un joven peluquero llamado Julio César Bovea, con el cual fundó un dúo y llegaron a ser los primeros intérpretes de las canciones de su contemporáneo Rafael Escalona. El dúo duró poco por el fallecimiento de Buitrago, y entonces Bovea fundó el trío "Bovea y sus Vallenatos".

Buitrago fue la primera estrella de la música popular colombiana. También fue una especie de mecenas de muchos compositores sin los que hoy no podría ser concebido el folclor del país. Sacó del anonimato a Rafael Escalona, a Emiliano Zuleta, a Abel Antonio Villa -de quien fue gran amigo-, a Tobías Enrique Pumarejo, a Chema Gómez, a Luis Pitre y a Eulalio Meléndez, el compositor de "La piña madura".

Al desintegrarse el conjunto de Buitrago, el también cenaguero, Julio Bovea,  convoca a Fontanilla y al cantante Alberto Fernández Mindiola, todos de su región, para conformar el más famoso conjunto de música costeña: Bovea y sus vallenatos, que se radicó entre 1967 y 1975 en Argentina y popularizó allí los versos de Rafael Escalona. El mismo año de la muerte de Guillermo Buitrago, Discos Fuentes realiza un concurso radial para encontrar el sucesor con la voz más parecida a la de Buitrago, encontrando en Julio César Sanjuan Escorcia un estilo artístico y una voz que le hizo merecedor del seudónimo de "Buitraguito". Julio César (Buitraguito), quien hiciera parte del trío de Bovea y sus Vallenatos en Argentina, y que llevó en alto este género musical por más de 60 años, es un icono de la Navidad y un representante del vallenato de cuerda que inmortalizó la música de Buitrago, Bovea y sus propias historias.

Digamos que Buitrago encuentra un legado virgen y que, por su creatividad y talento al interpretar la guitarra, transporta las letras de las canciones de la música de acordeón a su propio estilo para inmortalizar un aire naciente en el folclor del caribe. Pasa a ser entonces Buitrago, el primer Juglar que graba en acetato revolución 75, música vallenata interpretada en guitarra.

A Buitrago le pasó Igual que a muchos juglares de esa época, que cantaban canciones y se volvían populares, tanto que a veces se desconocía el autor, Buitrago no fue ajeno a estos acontecimientos propios de la década, y fue así como grabó “Abraham con la botella” como si fuera de él, siendo de Francisco “Pacho” Rada.

Pero sin lugar a dudas, vemos en estos personajes (Buitrago y Bovea), padres de nuestra música, unos ejecutantes y formadores de la música de acordeón interpretada en guitarra, son unos referentes del vallenato en guitarra, y que muchos compositores siguieron para componer y hacerles arreglos a sus composiciones.

Podemos afirmar que después de la caja, la guacharaca y el acordeón, llegó la guitarra para unirse a este bello folclor.

No nos podemos salir de estos lineamientos, si queremos conservar este patrimonio inmaterial, no podemos desconocer que fueron ellos los primeros en tocar vallenato en guitarra, el vallenato de hoy que se torna más rápido por la irreverencia de algunos músicos. No pueden desconocer estas raíces, y los festivales donde se establecen unos estatutos como la preservación de la música vallenata en guitarra, deben defender estos cánones, cadencias y estilos.

Los guitarristas de hoy, que son muchos, son muy buenos, excelentes intérpretes, pero contaminan (algunos) el vallenato, hacen fusiones algunas veces introduciendo acordes de otras corrientes musicales distintas, que engañan incluso al público, cuando brindan espectáculo y desconocen los parámetros musicales del vallenato tradicional.

Influencia y aporte guajiro

En el año de 1934 nació Carlos Enríquez Huertas Gómez, 27 años después de Francisco “Pacho” Rada y 14 años después de Guillermo Buitrago. Gran guitarrista polifacético amante de la música de acordeón, buen compositor, su natalicio se celebró frente al mar Caribe, en Dibulla, la Guajira. Hijo de padres músicos, recorrió gran parte de la costa caribe y Venezuela, fue un juglar que se dejó seducir por los acordes y los andantes de las melodías de la música de acordeón, tanto, que se convirtió en compositor de paseos y merengues con gran estilo para ocupar un lugar importante en la interpretación y ejecución de la guitarra vallenata. Sus canciones fueron de gran aceptación en parrandas, tertulias y fiestas en cualquier pueblo de la costa y parte del país.

El 18 de septiembre de 1999 deja de existir en el municipio de Maicao, departamento de la Guajira, rodeado de su esposa y sus hijos, llevándose como atributo el reconocimiento de un pueblo y la satisfacción personal de haber impuesto en el gusto de sus amigos y seguidores la sustancia nativa de sus cantos. Esto nos demuestra lógicamente que las composiciones de muchos compositores fueron creadas primero en la guitarra y, luego, pasadas al acordeón.

Hugues Martínez nació en el corregimiento de Atánquez, Cesar, en el año de 1935. Interpretaba la guitarra magistralmente con la cadencia criolla de la música de acordeón. Sus acordes y acompañamientos eran solicitados en parrandas y fiestas de la Guajira, el Cesar y Magdalena. Al lado de Alberto Fernández, hicieron parte de los Auténticos del vallenato. Indudablemente, su guitarra era solicitada para acompañar a los grandes juglares en la grabación de hermosas piezas clásica vallenatas.

La guitarra cambió la estructura melódica del vallenato, pues al tener variedad de notas los compositores utilizaron los círculos armónicos para adornar las composiciones, colocando estructuras melódicas que enriquecen las melodías vallenatas.

Así se fueron formando una gama de intérpretes de guitarras no menos importantes en la trayectoria y evolución de nuestra música como: Hernando Marín, Sergio Moya, Máximo Móvil y otros.

Codazzi no es ajena a este gran aporte musical y es importante saber de dónde viene la guitarra. En América, este instrumento fue traído por los españoles en sus viajes y, según la revista de música internacional Lacarne Magazine, fue Gaetano Vinaccia, un italiano nacido en Nápoles, quien inventó la guitarra. En el año 1850, Antonio Torres Jurado, oriundo de España conoció el instrumento e hizo algunas modificaciones para diferenciarla, y así lo convierte en lo que es en la actualidad. No obstante, todas las versiones que existieron antes fueron buenas, incluso la guitarra española se deriva del Laúd (Instrumento de cuerda pulsada y su originó en la Edad Media).

Sin duda alguna, Buitrago difundió el vallenato en guitarra a nivel nacional e internacional y fue en Codazzi donde se recopilaron estos acontecimientos que se gestaban en el Magdalena, la Guajira y el Cesar. Leyendas vivas que los ganaderos y algodoneros de la época llevaban al pueblo a parrandear o a colocar serenatas a alguna enamorada. Estos movimientos culturales hicieron que llegaran también algunos intérpretes de Ciénaga Magdalena, como el maestro Diego Macías y Luis Alméralez quienes se quedaron viviendo en Codazzi igual que Rafael Moya Barros que hizo su arribo desde el sur del Magdalena. Ellos pertenecieron a una influencia de guitarristas que ya venían incursionado en este género, como Apolinar Alarcón y Laudelino Fernández.

Entre las décadas de los 70 y los 80 pululaban ya en el pueblo, una gamada de guitarristas que se formaron de estas escuelas, algunos empíricos otros aprendieron con folletos, atraídos por el fascinante sonido de este apreciado instrumento. Es pertinente decir que la siembra del café y otros cultivos en la serranía del Perijá, también fueron testigos de estos acontecimientos ya que llegaron personajes de los santanderes que se acantonaron en esta región como el caso de Luis Emiro Guerrero.

Empotrando todas estas vivencias que enriquecían el pos-modernismo con el asentamiento de estilos individuales adquiridos en el bagaje, la parranda, el trabajo, el consumismo, son absorbidos por la sociedad y es así como nace en el año 1987 el primer festival de música vallenata interpretada en guitarra, y adquiere este movimiento cultural de expresión individual y callejera una identidad.

Codazzi es el primer municipio de Colombia en hacer un festival de este estilo y característica teniendo en cuenta que los compositores primero hacen la canción en este instrumento para después hacer los arreglos en el acordeón. La acogida a nivel nacional fue muy importante ya que contó con el apoyo del ministerio de cultura y otras entidades gubernamentales y municipales.

Con tan importante recorrido a través de nuestros juglares e intérpretes, obreros silenciosos que aportaron a la cultura un inmenso valor, fue declarado el Festival de Música Vallenata Interpretadas en Guitarras, Patrimonio Cultural de la Nación. Articulo 1 de la ley 2258 de 2022.

Con la anuencia de esta ruta enmarcada desde Buitrago hasta los niños que se forman hoy en escuelas o individualmente, podemos decir que es una exaltación o reconocimiento a este género musical que se ganó su espacio en el folclor y la cultura de nuestro país.

 

Luis Carlos Guerra Ávila

"El Tachi Guerra"

Sobre el autor

Luis Carlos Guerra Ávila

Luis Carlos Guerra Ávila

Magiriaimo Literario

Luis Carlos "El tachi" Guerra Avila nació en Codazzi, Cesar, un 09-04-62. Escritor, compositor y poeta. Entre sus obras tiene dos producciones musicales: "Auténtico", comercial, y "Misa vallenata", cristiana. Un poemario: "Nadie sabe que soy poeta". Varios ensayos y crónicas: "Origen de la música de acordeón”, “El ultimo juglar”, y análisis literarios de Juancho Polo Valencia, Doña Petra, Hijo de José Camilo, Hígado encebollado, entre otros. Actualmente se dedica a defender el río Magiriamo en Codazzi, como presidente de la Fundación Somos Codazzi y reside en Valledupar (Cesar).

9 Comentarios


Aureliano Monroy Diaz 09-11-2022 12:31 PM

Interesante escrito para que la juventud sepa de dónde viene la creación del festival de música vallenata en guitarra que hoy es patrimonio cultural de la nación. Felicitaciones al autor por la sencillés y amena narrativa que se me antoja exquisita y dinámica para las nuevas juventudes.ñ

Raúl Ospino Rangel 10-11-2022 01:44 PM

Tengo entendido que el padre de Pacho Rada Batista, su nombre es ALBERTO Constantino Rada Ballestas. Además el hijo de Pacho Rada Batista, lleva por nombre ALBERTO "Beto" Rada Ospino. Los dos son Alberto, no Adalberto.

Raúl Ospino Rangel 10-11-2022 01:51 PM

Julio Bovea no era CIENAGUERO. Nació en Santa Marta. Ni Sergio Moya Molina, ni Máximo Móvil, fueron guitarrista.

Robert Benitez 10-11-2022 05:24 PM

Buenas tardes, este tipo de ejercicios son importantes para que los amantes de este folclor conozcan su génesis. Resultaría y sería de gran utilidad someter a un estudios de análisis histórico más exhaustivo. Lo digo con el debido respeto, al afirmar primeramente que el padre de Pacho Rada no sé llamo Adalberto, sino Alberto Constantino Rada Ballestas, quien fue un modesto acordeonero riano que según investigaciones ejecutaba chandés y puyas. Don Alberto, descendiente de poetas y músicos de Plato, por parte de su línea materna. Se convirtió en uno de esos primeros músicos que yo llamo "Músicos Mudos" puesto que compusieron varios números sin letra solo sonatas de acordeón. Uno de sus temas más resonados fue "La Chencha". Saludos un abrazo enorme.

Luchito Peñaloza 11-11-2022 03:00 PM

Felicitaciones, buen artículo ilustrativo, tuve la oportunidad de dirigir a Codazzi y divise que se está acabando esa cultura de guitarra, aporte al desarrollo de las agrupaciones nuevas y propias del pueblo, pero también entendí que para el mismo, el festival es más el desfile de conjuntos de moda que la propia guitarra. La transformación es difícil, pero estos artículos alimentan e ilustración a las nuevas gerreraciones.

Maria carolina marquez . 11-11-2022 07:51 PM

Ustedes me podrian informar de quien es ARBOLITO LINDO DE NAVIDAD.gracias.

Carlos R. Ribon Carreño 11-11-2022 08:31 PM

Donde puedo adquirir sus obras literarias..

Gerardo Coral Del Castillo 13-11-2022 12:38 PM

Soy amante de la musica vallenata en guitarra, por favor me informan en que fechas es el festival en codazzi?

Edgar Vega Silva 14-11-2022 11:45 AM

Excelente crónica la de Luis Carlos Guerra Ávila, el Tachi. Por favor dónde puedo conseguir un compendio sobre la historia de la música de acordeón y de la música vallenata con guitarra? Gracias

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Los hermanos Zuleta, radiantes en el afiche del 49 Festival Vallenato

Los hermanos Zuleta, radiantes en el afiche del 49 Festival Vallenato

La Fundación Festival de la Leyenda Vallenata presentó oficialmente el afiche del 49 Festival Vallenato en homenaje a Emiliano y Ponc...

Al pie de la ventana

Al pie de la ventana

¿Cuándo se acabaron las serenatas? No sé, ¿Qué ha pasado con las parrandas? ¿Cómo son ahora? Hagamos un recuento y balance. Lo c...

Sheng, el ancestro del acordeón

Sheng, el ancestro del acordeón

  El acordeón es un instrumento simbólico de la Costa Caribe de Colombia. Se escucha en todas partes: en la radio y hasta en alguna...

Los Reyes del Festival Vallenato tendrán su producción musical

Los Reyes del Festival Vallenato tendrán su producción musical

Reyes Vallenatos y grandes cantantes se unieron en un proyecto musical que hará hablar mucho de sí. Se trata de un trabajo que ensal...

Ahí vas Paloma o el clásico vallenato por antonomasia

Ahí vas Paloma o el clásico vallenato por antonomasia

  La canción vallenata “Ahí vas paloma“ y la colosal interpretación de Tomás Alfonso Zuleta en los fuelles de Emilianito, sal...

Lo más leído

El árbol de Navidad y la evolución de un culto milenario

Berta Lucía Estrada | Otras expresiones

Plantaciones

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

Historia del metro de Medellín

Luis Javier Villegas B | Historia

Luís Magín Díaz, una vida para componer

Redacción | Música y folclor

Osvaldo Rojano, un aparato de voz potente

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Arraigo cultural y religioso en el folclor vallenato

Luis Carlos Guerra Ávila | Música y folclor

Eddie Palmieri: sabor e innovación en la salsa

Ernesto Lechner | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados