Música y folclor

“Diomedes Díaz no escribía las canciones en papel, sino en su mente. Era un genio”: Cocha Molina

Jorge Laporte Restrepo

28/08/2023 - 00:15

 

“Diomedes Díaz no escribía las canciones en papel, sino en su mente. Era un genio”: Cocha Molina
La hoja de vida del acordeonero Cocha Molina es de las más ilustres en el vallenato / Foto: cortesía

 

“Aquí les traigo este pollo señores, a ver cómo se defiende en la valla”, es tal vez la introducción más auténtica que tenga cualquier acordeonero en el vallenato y es gracias a una canción que Diomedes Díaz compuso para anunciar los logros que tendría su nuevo acordeonero en la época: Gonzalo Arturo ‘Cocha’ Molina.

“Le mamaba gallo a Diomedes y le decía: lo único que te faltó decir es que sería rey de reyes del acordeón”, menciona entre carcajadas este acordeonero de 40 años de trayectoria y quien sobre la canción ‘El gallo y el pollo’ recuerda que “la compuso Diomedes en un viaje por carretera y no la escribía en papel, sino en su mente. Era un genio”.

Su hoja de vida es de las más ilustres en el vallenato, puesto que ha grabado y acompañado en tarima a portentos como Diomedes Díaz, Poncho Zuleta, Jorge Oñate, Iván Villazón y hasta a la artista internacional Gloria Estefan. “40 años de vida artística, luchas, alegrías, sinsabores, pero siempre con la firme convicción de que Dios existe”, define ‘Cocha’.

Ahora en sus manos hay dos cosas puntuales. La primera, acaba de lanzar al mercado ‘Cocha Molina Instrumental’, que es vallenato interpretado en acordeón, caja, guacharaca y tumbadora, con el que pretende conquistar el mercado que consume música instrumental, “porque, por ejemplo, hay empresas que ponen a sus empleados esta música, para que se les active el hemisferio izquierdo del cerebro”; y la segunda, una razón para haberse retirado de las parrandas que tengan más de la docena de participantes. Los shows en grandes escenarios sí continuarán.

“Nunca he tenido en mi vida artística un escándalo, no lo hice cuando no existían las redes sociales, mucho menos ahora, que me cuido más, por eso solo voy a parrandas de amigos que aprecie, no que sean grandes eventos, como casetas”, dice este acordeonero que ha conquistado con sus notas los Grammy Latino y anglo.

La razón de su retiro de tumultuosas parrandas la argumenta sin tantas largas. “Antes se distinguía quién era el bueno y quién era el malo, ahora no sabes quién es enemigo tuyo, porque la gente ha ido cambiando”, reflexiona y suma, sin asomo de enojo, que “todo lo que pasa en la vida es por bien, la pandemia era para que muchos hubiesen cambiado, pero hay gente que no cambió”.

Molina, dueño de Huellas del Maestro, desde donde enseña a tocar el acordeón, dice que en la actualidad es más paciente, pero igual de directo como siempre, aunque lo hiperactivo no se ha quitado de sus características. “Me regañan por ser hiperactivo y que todo lo quiero a la perfección, pero los años van cobrando la hiperactividad”, cuenta.

Son pocos los que entienden que un hombre que con su acordeón provoca parrandear, ahora diga que las parrandas se las toma como algo de poca importancia en su agenda, pero insiste en que “hoy en día tiene que ser muy amigo para salir a parrandear, porque primero no me provoca beber, no me gusta cuando hay muchas personas, lo que uno haga lo quieren grabar” y es cuando recuerda que en una oportunidad, mientras revisaba el fuelle de su acordeón, lo filmaron, “coincidió con que me toqué la nariz y enseguida dijeron que yo estaba consumiendo. Menos mal la gente me conoce y se dieron cuenta que no era así”.

‘Cocha’ Molina es referenciado como de los más humildes del vallenato, extrovertido y servicial, “porque de Colacho Mendoza aprendí a ser más gente que músico”, es por eso que, entre sus cualidades, se encuentra cumplir cabalmente con la palabra empeñada, por eso es compadre de sacramento de muchos artistas como Diomedes y Poncho Zuleta, y padrino de muchos de los jóvenes que integran los conjuntos vallenatos, llamados músicos secundarios.

Es respetado en el gremio y hoy lo llaman maestro, tal cual como se lo cantó Diomedes en aquella canción…

 

Jorge Laporte Restrepo

@Laporterestrepo

7 Comentarios


Manuel Gregorio Paternina Álvarez 29-08-2023 01:55 PM

Límpida reseña que deja traslucir un alma intachable que sabe cristalizar lo valioso de la vida y el aporte humanístico de sus amigos y maestros. Reconoce lo positivo de cuanto vive dejando una estala luminosa como guía al alcance de todos. Felicitaciones a @Laporterestrepo al tiempo que la gratitud por rescatar testimonios que son necesarios en el trajinar de nuestro folclor

Carlos andres diaz 29-08-2023 09:27 PM

Gonzalo arturo excelente ser humano logre compartir con el.una fiesta privada la verdad no se olvida ese día fue algo majestuoso verlo tocar esa acordeon ....el talento nace y se hace a pulso usted es un maestro de maestro jehova le de larga vida

Nubia Bermudez 30-08-2023 10:01 AM

Es todo un gran ser humano, con unos valores que lo caracteriza, amigo de sus amigos y Maestro de Maestro del Acordeón. Tuve la dicha de conocerlo por eso dijo lo sencillo y humilde que es. Dios te siga bendiciendo y la vida te continúe rsonrienso. Mi admiración y respeto. Un na fans Santa Marta

Ela luz Díaz 30-08-2023 11:42 AM

Cocha Molina Dios lo siga bendiciendo grandemente le dé larga vida exelente ser humano con mucho talento ejemplo a seguír para los que emprenden esta gran carrera como es la música vallenata nos deja un gran legado Para los. Talentos de hoy en día gracias por aportar a cada colombiano un granito de arena de su conocimiento

Jorge Enrique Camargo Gutierrez 30-08-2023 08:56 PM

Gonzalo ARTURO Molina el cocha lo escogió Diomedes siendo un pollito y lo dejó siendo un profesional, felicitaciones laporte por el reportaje

Daniel Fadul 31-08-2023 06:20 AM

Excelente exponente de nuestro folklore, y un músico muy fundamentado y mucha trayectoria. Felicitaciones maestro. Mis respetos.

Roberto Aguilar Grimaldo 01-09-2023 08:48 AM

Que trabajo periodístico tan bien realizado. Saludos desde México. Soy fan del Cocha desde hace muchos años y ahora más por la seriedad como buena persona que refleja en este texto.

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Hanz y el vallenato que nace del alma

Hanz y el vallenato que nace del alma

Siempre nos alegra descubrir nuevos talentos y valores. Ver germinar el proyecto musical de un artista local nos provoca una gran felic...

Una noche de cantautores en el callejón de la Purrututú

Una noche de cantautores en el callejón de la Purrututú

Si hay un lugar en el que se vive el vallenato clásico con toda la intensidad, es en los callejones del centro de Valledupar. Mecido p...

Recordando a Wicho Sánchez, el vallenato que se volvió universal sin tantos perendengues

Recordando a Wicho Sánchez, el vallenato que se volvió universal sin tantos perendengues

  El barrio Cañaguate de Valledupar conoce tanto a Wicho Sánchez. Parecen haber crecido juntos en sus patios conversadores. Ahí vi...

Ya llega enero y estrenando el año aparecen las cabañuelas

Ya llega enero y estrenando el año aparecen las cabañuelas

  Aquella vez, hace exactamente 38 años, la inspiración le llegó al compositor Roberto Alfonso Calderón Cujia unida a los pronós...

Cincuenta años de la profética Carta Vallenata de Consuelo Araujonoguera

Cincuenta años de la profética Carta Vallenata de Consuelo Araujonoguera

El ocho de marzo de 1969, en una máquina marca Remington, se escribió la importante carta que hoy tiene la mayor vigencia. “Dejemos...

Lo más leído

La historia afroamericana contada en las canciones de Salsa

Alejandro Álvarez Martínez | Música y folclor

Los Pacabuyes: ¿un pueblo Chimila o Malibú?

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Pueblos

La magia de Escalona

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

El Vallenato de Rafael Escalona

Darío Blanco Arboleda | Música y folclor

Armando Zabaleta: el fecundo compositor de “No voy a Patillal”

Eddie José Dániels García | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados