Música y folclor

Tito Gómez, el señor veterano de la Salsa

Nicolás Fernando Ceballos Galvis

02/05/2024 - 05:15

 

Tito Gómez, el señor veterano de la Salsa
Tito Gómez, el sonero errante / Foto: créditos a su autor

 

In memoriam de Humberto Luis Gómez Rivera (Juana Díaz, Puerto Rico, 9 de abril de 1948 – Cali, Valle del Cauca, Colombia, 12 de junio de 2007)

También conocido al interior de la industria salsera con los seudónimos “El camaleón de la salsa”; “El sonero errante”; “El veterano de la salsa”; o, mejor aún, “¡El señor veterano de la salsa!”, tampoco fue ajeno a su nombre “de pila”, “Tito” Gómez, el cual, a modo de efigie, aún representa su razón social y artística respaldada en un gran número de presentaciones tanto en vivo como televisivas así como también en innumerables créditos musicales consignados en sus más representativas proyecciones discográficas en calidad de partícipe y voz líder de varias orquestas, y, sea dicho de paso, en su gran periplo, a modo de solista, -hasta su repentino fallecimiento (2007)-, con la bendición, desde luego, de su fiel e infaltable fanaticada que, seguidora de su música y testigo de su trasegar por la afamada, “La sonora ponceña”, o la magnánima orquesta colombiana, “Niche”, aún invoca sus más apreciados temas.

Puertorriqueño de “pura cepa” bajo los ritmos nativos de la música salsa por entre sus venas, -pues si en Valledupar se levanta una piedra y yace el cantor vallenato y el acordeonero; o en el Brasil, “mil ‘pelés’”; o en la Argentina, “mil ‘Maradonas’”, o en “Pescaíto”, “mil ‘Valderramas’”-, allá, entonces, en la geográficamente conocida, “La isla del encanto”, yace el salsero y las orquestas más representativas con protagonismo, principalmente, en Colombia (a propósito, segunda patria de Gómez) y Latinoamérica, “El veterano”, precisamente, inició su carrera con la ya referida, “La sonora ponceña”, aunque se hallan registros de sus papeles protagónicos en la orquestas de Tito Valentín y Ray Barreto; en la agrupación, “La amistad”, de Venezuela; en “La terrífica”; en la mísmisima, “Niche”, -sin lugar a dudas, su época musical más preciada-, y, hasta corista de Charlie Palmieri y Frankie Ruiz.

Así pues, con la “Ponceña”, fundada en Puerto Rico en 1954 por el músico “Boricua”, Enrique “Quique” Lucca Caraballo (Yauco, Puerto Rico, 12 de diciembre de 2012 – Ponce, Puerto Rico, 9 de octubre de 2016), participó, en conjunto con su coterráneo, el polifacético cantante, Luis Guillermo Texidor Ortiz, alias, “Luigi Texidor” (Santa Isabel, Puerto Rico, 20 de enero de 1935) de las producciones musicales prensadas para la época por la antigua, Inca Records, “Hacheros pa’ un palo” (1968); “¡Fuego en el 23!” (1969-70); “Algo de locura” (1971) -con la participación en los coros del igualmente famoso cantante puertorriqueño, Adalberto Santiago, intérprete de la memorable “salsa rosa”, “La noche más linda del mundo” (Lolita de la Colina)-; “Navidad criolla” (1971); “Desde Puerto Rico a Nueva York” (1972); “La sonora ponceña” (1973); “Sabor sureño” (1974); más su aparición, por supuesto, en el resumen fonográfico publicado en 1975 rotulado: “Lo mejor de ‘La sonora ponceña’”.

De igual manera, participó en la orquesta de su país natal, “La terrífica”, ideada por el ex trompetista de la “Ponceña”, José Rodríguez, en el proyecto “Terrífica” publicitado en 1974 por la International Records LTD. Y, como si fuese un futbolista en pleno furor, fichó por el conjunto dirigido por el afamado percusionista estadounidense (de origen puertorriqueño), Ray Barretto, “El rey de las manos duras” (Nueva York, 29 de abril de 1929 - Hackensack, Nueva Jersey, 17 de febrero de 2006), a efecto de participar de las concreciones y posteriores lanzamientos, entre 1975 y 1976, de las propuestas “Barretto” (Fania Records) y “Barretto Live” (Atlantic) al punto de acompañar en la delantera, es decir, en la voz principal del equipo al ilustrísimo cantautor panameño, Rubén Blades, “El intelectual de la salsa”.

En 1977, aparece su primera propuesta, en calidad de solista, bajo el arropo del producto fonográfico “Para gozar Borinquen” (Inca Records) y, entre 1979 a 1982, su aportación al interior del grupo musical dirigido por Tito Valentín con las propuestas producidas por Nuestra Records, “Tierra, música y sentimiento” (1979) -en conjunto con el “Grupo Ají Bravo”-, y Brujerías (1982).

Pero, bien como se inscribió con anterioridad, su época musical más preciada fue al lado del “Grupo Niche”, entre 1986 a 1989, cuya agrupación, valga rememorar, fue fundada en 1979 por los extraordinarios músicos oriundos del municipio de Quibdó, capital del departamento del Chocó, Alexis Lozano, y el ya fallecido, Jairo Varela (8 de agosto de 2012). Y si bien es cierto que fue con “Al pasito” (Discos Daro, 1979) que “Niche” se “lanzó al ruedo” musical, Gómez aterrizó en la agrupación en 1986 para, de inmediato, iniciar sus actividades artísticas con “Me huele a matrimonio” (Zeida Records), destacado por los títulos “Un caso social” y “Me huele a matrimonio”, -ambas, de su viva voz-, y el clásico proverbial, “Ese día”, interpretada por Varela.

Y en cuanto a segundas versiones respecta dilucidadas en su voz, se reescriben los temas “Un caso social” y “Me huele a matrimonio” inmersas en la propuesta lanzada en ese mismo año titulada “Con cuerdas” (Zeida Records) hasta con el dueto “Perder para amar” interpretado con Jairo Varela.

También, se traen a colación las memorables “Cali pachanguero”, “Lamento guajiro”, “Buenaventura y caney” y “Perder para amar” inscritas en el recopilatorio de 1987 “Historia musical” (Zeida Records).

“Tapando el hueco” (Zeida Records / Codiscos, 1988), agregó a su listado de canciones las hermosísimas poesías “Nuestro sueño”, “Como podré disimular” y “Mi Valle del Cauca”, mientras que, en “Me sabe a Perú” (IEMPSA, 1989), se incluyen la versión en inglés de “Cali pachanguero”, la versión en violines de “Nuestro sueño” y en el producto musical de 1989 “Sútil y contundente” (Internacional Records) las canciones insigne “Atrevida”, “Bar y copas” y “Miserable” con las que Gómez se despide de “Niche”.

Ya, en calidad de solista, publicitó, en 1991, su primera producción de la mano de su nueva casa discográfica, Musical Productions (MP), rotulada, “Un nuevo horizonte”, donde aparecieron las composiciones de la autoría de la cantautora colombiana, Elizabeth “Mimi” Ibarra, “Déjame volver”, y la icónica, “Déjala”, a dúo con el asimismo fenecido, “Gallo salsero”, “Tito” Rojas, más las tituladas “Quisiera” (Ramoncito Rodríguez) y la del propio Gómez, “Falsaria”.

De entrada, convirtiéndose, ya, en naciente icono de la salsa romántica de los años noventa, se le conoce por ser el cantor de los himnos “Página de amor” (Luis Lambis) y “En secreto” (Ramón Rodríguez) lanzadas a través del compacto de 1993 “Agradecimiento”; “No me busques más” (“Mimi” Ibarra) y “Amor de papel” (L. Lambis) incluidas en el proyecto discográfico “Recogiendo frutos” (1995); y “Nuestro secreto” (Felix Pasache) y “Volver” (Wilfran Castillo) insertadas en el proyecto “Volver” (1997) añadiendo a manera de “Bonus track” para este pequeño recopilatorio salsero en memoria de “¡El señor veterano de la salsa!” las composiciones de “Mimi” Ibarra “Ganas”, “A Colombia entera” y “Déjala” (segunda parte) a dúo con “Tito” Rojas.

Antes de su fallecimiento, en el año 2000 estrenó el clásico “¿Quién nos iba a decir?” (Pedro de Jesús) a dúo, de nuevo, con “Tito” Rojas, y, de ahí en adelante, el lanzamiento de sus producciones “Las páginas de mi vida” (2001), “Comenzando en cero” (2004) y los tributos post mortem de 2007 “Tito Gómez – Un legado musical” (Live in Cali, Colombia) (Codiscos) compuesto por canciones como “Fue tan fácil” (L. Lambis) y las clásicas de Varela “Nuestro sueño” y “Como podré disimular” y “Tito Gómez – Alma de cantante errante” (Sony BMG Latin) con lo mejor de su repertorio musical.

Falleció en Cali un 12 de junio de 2007 y, desde arriba, aún le clama a Colombia entera: “¡Pero que viva Santa Marta! ¡Cartagena! ¡Y Sincelejo!”. Y, desde luego, a esa ciudad que lo acogió con los brazos abiertos: “¡Cali, Cali bella! ¡Eh, eh! ¡Cali, Cali bella! ¡Eh, eh!”.

“Tito” Gómez: “¡El señor veterano de la salsa!” (1948-2007)

 

Nicolás Fernando Ceballos Galvis 

 

FE DE ERRATAS: me permito subsanar el siguiente párrafo así: “Así pues, con la “Ponceña”, fundada en Puerto Rico en 1954 por el músico “Boricua”, Enrique “Quique” Lucca Caraballo (Yauco, Puerto Rico, 12 de diciembre de 1912 – Ponce, Puerto Rico, 9 de octubre de 2016)”. P.S. (2). Ha cumplido 100 años de existencia el extraordinario músico puertorriqueño, oriundo del municipio de Coamo, Fernando Luis Rosario Marín (6 de mayo de 1924), más conocido con los apelativos “Willie Rosario” o “Míster Afinque”, creador, a saber, de los afamados clásicos salseros “Anuncio clasificado”; “Esa que yo conocí”; “La mitad”; “Mi amigo el payaso”; “Lluvia”; y, “De barrio obrero a la 15”. P.S. (3). Falleció el estratega argentino, Cesar Luis “El flaco” Menotti (Rosario, Argentina, 5 de noviembre de 1938 – Buenos Aires, Argentina, 5 de mayo de 2024), campeón del mundo con Argentina (1978). Paz en su tumba. P.S. (4) ¡DE REMATE!: luego de las magistrales interpretaciones del paseo “Si el guayabo me matare” (“Alejo” Durán); el merengue, “La brasilera” (Rafael Escalona); el son, “Yo tuve un amor” (Freddy Molina); y, la puya, “Déjala venir” (Nafer Durán), Jaime Luis Castañeda Campillo se coronó rey vallenato (2024) del 57º Festival de la Leyenda Vallenata. ¡Ay Hombe’, Juepa Jé’!

Sobre el autor

Nicolás Fernando Ceballos Galvis

Nicolás Fernando Ceballos Galvis

Comunicación sin fronteras

Comunicador social egresado de la Fundación Universitaria San Alfonso (Bogotá, 2015), destacó, allí, por su informe especial relativo al XII Congreso de teología moral: “La objeción de conciencia: ¿un derecho de la persona?” (Bogotá, 2012), y, en 2014, siendo monitor del Centro de Producción Multimedia y Audiovisual, colaborando, principalmente, en el Boletín Institucional, “Máxima Alfonsiana”, en calidad de redactor. En 2015, fue ponente del Primer Encuentro Interinstitucional sobre Investigación Interdisciplinar, base para la realización del trabajo de grado grupal a efecto de optar el correspondiente grado bajo el título “La investigación interdisciplinaria en la Fundación Universitaria San Alfonso”.

Asimismo, participó, en sus tiempos de bachiller, en el “Primer Concurso de Cuento, Poesía y Dibujo Infantil y Juvenil por la Paz de Colombia” promovido por el Grupo Editorial EDUCAR (2006) y ya en calidad de periodista independiente, obtuvo, en 2022, el primer puesto (categoría crónica corta) por el escrito de su autoría, “Diario de ‘Villa Imperial’”, expuesto al interior del concurso “La realidad de nuestro territorio a través de tus ojos” promovido por la Secretaría de Mujer y Juventud de la Alcaldía del municipio de Funza, Cundinamarca.

Participante en diversos simposios y capacitaciones académicas relacionadas con su carrera tanto a nivel nacional como internacional, desde 2019 cuenta con una amplia experiencia en el sector de las publicaciones periodísticas independientes a través de su blog personal, “Comunicación Sin Fronteras”, bajo la elaboración de artículos de interés general con énfasis, principalmente, en asuntos culturales o de reflexión social; musicales (en especial, sobre su admirado folclor vallenato, asuntos netamente salseros y rancheros) y temas futbolísticos, “a sol y sombra”, en remembranza del título del libro que evoca este deporte de la autoría del extraordinario, ya fenecido, cronista uruguayo, Eduardo Galeano.

Ahora, este joven bogotano, “con corazón costeño”, pretende cultivar un constructo social que, desde diversas temáticas, logre cautivar al público lector mayoritario de PanoramaCultural.com.co a través de sus opiniones reflejadas al interior de su tribuna la cual ha decidido titular, igualmente, con el mote de su blog personal en honor a su trabajo periodístico independiente.

@NicolasFCG1

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

¿De dónde vienen las canciones?

¿De dónde vienen las canciones?

  Se cumple un siglo desde la creación de una escuela de acompañamiento de la guitarra por parte de un grupo de pioneros y sólid...

Santa Marta tiene tren, pero no tiene tranvía: origen e historia de una canción

Santa Marta tiene tren, pero no tiene tranvía: origen e historia de una canción

  La historia cuenta que el hombre de negocios de mediados del siglo XIX, el español Don Joaquín de Mier y Benítez, tenía una hac...

La semana Santa, en pleno ensayo

La semana Santa, en pleno ensayo

En el teatro de la Casa de la Cultura, una banda de cerca de 30 músicos ensayan con paciencia y pasión los temas que interpretarán e...

Rafael Orozco, de Sempegua al estrellato musical

Rafael Orozco, de Sempegua al estrellato musical

  Corrían los días finales del mes de octubre de 1974, cuando Rafael José Orozco Maestre apareció en un concurso de voces realiza...

La Escuela Naval de Suboficiales de Barranquilla y su protagonismo en la formación militar de músicos

La Escuela Naval de Suboficiales de Barranquilla y su protagonismo en la formación militar de músicos

  Por su nonagésimo aniversario, y en gesto de gratitud a quien en otrora fue mi alma mater en cátedra militar, este escrito que en...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados