Ocio y sociedad

Muerte de un presidente latinoamericano

Redacción

06/03/2013 - 11:15

 

Hugo ChávezSu lucha contra la enfermedad había estado en las portadas de gran número de periódicos desde que su cáncer se había confirmado hace más de año y medio.

Desde el pasado 08 de diciembre de 2012, día en que tuvo que irse de Venezuela de manera fulgurante para ser operado en Cuba, la gravedad de su caso había provocado todo tipo de especulaciones sobre su agonía.

Finalmente, el 5 de marzo de 2013, a las 4.25pm, la muerte de Hugo Chávez Frías fue confirmada públicamente por el vice-presidente, Nicolás Maduro, en un acto lleno de consternación y sentimientos nacionalistas.

A los pocos minutos, los máximos representantes del ejército exponían su respaldo a la constitución y anunciaban un despliegue de fuerzas militares para prevenir cualquier acto subversivo.

De manera casi inmediata, miles de seguidores salieron a las calles de la capital venezolana para llorar a su líder y evidenciar su total confusión. Aunque la noticia ya parecía inevitable, los rezos y discursos de aliento habían sostenido las esperanzas de una gran parte de la población.

Por su lado, una de las hijas del presidente, María Gabriela Chávez, se despedía de Hugo Chávez por twitter con un mensaje en el que llamaba a la construcción del sueño del difunto y repetía una de las consignas muy pronunciadas esa misma tarde, pero con el evidente cariño de una hija consternada: “Hasta siempre, papito mío”.

En los medios de comunicación, volvieron a aflorar las preguntas que rodean ahora el régimen de Venezuela y el camino que seguirá en los próximos meses. Ante el reto de las elecciones que deberían realizarse en 30 días (según prevé la constitución venezolana) y las incógnitas que existen entorno a los candidatos, las especulaciones sobre quién se presentará oficialmente en el partido del difunto presidente se han disparado.

Vicente Maduro, el actual vice-presidente y protegido del ala oficialista, recibe el respaldo del sector internacionalista, mientras que Diosdado Cabello, actual presidente de la Asamblea, mantiene una línea más nacionalista.

 

Recorrido de un hombre que transformó Venezuela

La biografía de Hugo Chávez nos deja muchos puntos para la reflexión. Mientras numerosos analistas se preguntan cómo quedará grabada la figura del dirigente en la historia, su recorrido por la política nacional e internacional se tiñe de aspectos insólitos, declaraciones dirigidas a las masas populares y, a veces, notables incongruencias.

Desde su primer intento de golpe de estado en 1992, Chávez se posicionó como un representante de las clases más marginadas de Venezuela. Su retórica y voluntad le permitieron regresar en 1998 (tras un breve paso por la prisión), para ganar sus primeras elecciones y transformar literalmente la constitución de su país.

Poco a poco, Hugo Chávez fue afirmando su ideología: “el socialismo del siglo XXI”, una nueva forma de socialismo para ayudar a los más pobres, vinculado abiertamente a la línea política de Cuba. En ese sentido, implementó programas de salud gratuita, alimentos subsidiados y una reforma agraria, todos financiados en gran parte por los ingresos del petróleo.

Desde su llegada al poder en 1998, Hugo Chávez mostró una gran habilidad para comunicar y dividir a sus opositores. Sobrevivió en 2002 a un golpe de Estado, protestas y huelgas, pero ganó todas las elecciones presidenciales a las que se presentó, además de un referendo sobre su mandato.

Se reconoce que, bajo el mandato de Chávez, Venezuela ha logrado rebajar drásticamente los niveles de pobreza extrema (pasando de un 70% a un 40%). Sin embargo, la inseguridad ha llegado a un punto insostenible (Venezuela tiene una de las tasas más altas de toda América) y el déficit público desorbitado hace peligrar la viabilidad de cualquier proyecto público.

Con todo esto, es innegable que Chávez ha sido uno de los líderes más influyentes de América Latina en los últimos 20 años. Su empeño en (re)crear la nación bolivariana ha facilitado, por un lado, el acceso al poder de dirigentes con afinidades ideológicas en ciertos países de América Latina (Bolivia y Ecuador), pero también ha generado notables fricciones con algunos países como Estados Unidos o Colombia.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Madres: universos infinitos de amor

Madres: universos infinitos de amor

  ¿Qué es ser madre? No es una definición concreta o limitada, corresponde a infinitas representaciones, pero es pertinente menc...

Sueños y luchas de una combatiente del fuego

Sueños y luchas de una combatiente del fuego

Siete centímetros la obligaron a olvidarse de su anhelo pueril de ser policía. Era su más grande ilusión de niña: Se veía visti...

Del maltrato doméstico al apoyo a la lucha femenina: un gran paso existencial

Del maltrato doméstico al apoyo a la lucha femenina: un gran paso existencial

  El testimonio de Edgar Martínez demuestra que es posible poner en sintonía a los hombres con la lucha por el reconocimiento de ...

Jackpot, bluff y otras expresiones célebres nacidas en el mundo de las apuestas

Jackpot, bluff y otras expresiones célebres nacidas en el mundo de las apuestas

  Los juegos de azar y el casino han traído consigo toda una parafernalia de expresiones que representan hoy al mundo de las apuesta...

Conmemoración del Día internacional de la Niña

Conmemoración del Día internacional de la Niña

"Debemos defender y respetar la igualdad de derechos de las niñas, así como su voz e influencia, en nuestras familias, comunidades y ...

Lo más leído

El cine y la defensa de la naturaleza

Enrique Martínez-Salanova | Cine

Arborización urbana y calidad de vida: una relación inevitable

Isabel Reyes Avilés y Juan José Gutiérrez Chaparro | Medio ambiente

La agricultura urbana en Colombia

Redacción | Medio ambiente

La varita de caña y su historia, un episodio de la vida real

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Una señora Patillalera formó en el Valle una gritería

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

El reloj del Tío Tomás

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Pa la Matecaña nos fuimos: anécdotas de juglarías (Parte I)

Alfonso Osorio Simahán | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados