Ocio y sociedad

La moda del Harlem Shake se instala en Valledupar

Redacción

22/03/2013 - 12:00

 

Algunas modas resultan difíciles de entender, o por lo menos, imposibles de anticipar. Sobre todo en la actualidad, cuando Youtube y las redes sociales  tienen una influencia enorme en las nuevas tendencias.

El “Harlem Shake” –que traducido del inglés significa la “sacudida de Harlem”– es una de esas modas efímeras que revoluciona las redes sociales y que se extiende de manera contagiosa de un sitio a otro.

A diferencia del Harlem Shake original –un baile que nació en los Estados Unidos a principios de los años 80 y llamado “albee” –, el Harlem Shake actual es un fenómeno esencialmente en la web que consiste en grabar un video rodeado de un grupo de amistades en lugares insólitos.

Los analistas comparan esta moda con unos “vídeos virales” ya que  cada autor copia la estructura habitual pero añade sus propios elementos –movimientos, situaciones extrañas o disfraces–  para convertir su video en algo más llamativo todavía.

El Harlem Skake que hoy conocemos empezó a ganar fama a finales de enero del año 2013, cuando un bloggero norte americano, llamado Filthy Frank, lanzó en su canal de Youtube un vídeo que contenía diversas secuencias cómicas.
A partir de entonces, otros adeptos de las redes sociales fueron creando otros videos similares hasta convertir esa tendencia en un fenómeno de masas que siempre sigue el mismo esquema: una composición de música electrónica obra de los productores Dj Baauer y Jeo Art (ahora conocida como Harlem Shake) y un baile frenético de varias personas ante una cámara fija.

La música también incluye una modificación no autorizada de la voz del cantante de Reggaetón Héctor el Father que dice “Con los terroristas” y se repite hasta la saciedad para dar así lugar a todo tipo de locuras.

El humor de estos vídeos reside en la contraposición de las imágenes. Mientras al principio una persona baila sola en medio de otras personas totalmente indiferentes, la segunda secuencia consiste en un delirio completo donde todos los personajes bailan de manera desordenada y repitiendo el mismo gesto.

Tras propagarse por todo el planeta a una velocidad increíble (seduciendo incluso a estrellas de la liga de baloncesto de Estados Unidos), el Harlem Shake ha llegado a Valledupar con todo tipo de extravagancias. Algunas de las producciones muestran algo de ingenio y búsqueda artística.

Para darles una idea, hemos destacado tres videos que suman miles de visitas cada uno. El primero -y más logrado- se titula Harlem Shake Valledupar y presenta a un niño bailando en el salón con sus familiares. El segundo (también titulado Harlem Shake Valledupar) corresponde a un vídeo grabado en la Fundación Universitaria Area Andina frente a un ascensor y, finalmente, el tercero consiste en un video de calidad inferior pero de final sorpresivo.

Todos ellos se merecen una miradita para comprobar que la creatividad del Harlem Shake de Valledupar es igual o incluso más brillante que el resto del mundo.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Tlön: más que un bar, un promotor cultural

Tlön: más que un bar, un promotor cultural

La historia de Tlön bar empieza a tejerse con los deseos de los hermanos Carlos Cesar y Guillermo Luis Silva y su amigo Freddy Calde...

Las tres mil tumbas de Lucho

Las tres mil tumbas de Lucho

Lucho hizo la excavación para sacar los restos mortales, pero cuando miró dentro del ataúd, un manojo de nervios se le desparramó...

¿Qué significa ser silvestrista?

¿Qué significa ser silvestrista?

La música vallenata tiene sus aires y sus tendencias, sus mitos y leyendas, y gran parte de su éxito se estriba de los grupos de apoy...

La búsqueda de lo oculto

La búsqueda de lo oculto

  Crecí con la certeza de que salir a la calle era bueno, en todos los sentidos, desde airearse, orearse un poco (como decía doña ...

Milton y Miguel Calero: de arco a arco

Milton y Miguel Calero: de arco a arco

Hace unos años a toda la familia del fútbol llegó la noticia sobre la muerte de un grande, de un show, de un cóndor, de Miguel Ca...

Lo más leído

Los caribes colombianos

José Javier González de la Paz | Pueblos

Sobre la naturaleza egoísta del hombre

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

El manifiesto cultural

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

La independencia del Caribe colombiano (1810-1821)

Adelaida Sourdis Nájera | Historia

Macondo: perfil de Gabo

Oscar Pantoja | Literatura

Una cultura poetizada

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Por el mismo camino

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

La oscura nube del Cerrejón en La Guajira

La Liga contra el silencio | Medio ambiente

Síguenos

facebook twitter youtube