Ocio y sociedad

Leonor Villa Durán y la casa más festivalera

Redacción

06/05/2013 - 11:10

 

Leonor Villa Durán frente a la Casa más festivaleraUn grupo de músicos se esmera en interpretar un Vallenato tradicional. Con un ramo de rosas en la mano y un micrófono en otra, el cantante expone un enamoramiento perturbador, igual que el de Gustavo Gutiérrez.

Al lado, un árbol de cañaguate y otro lleno de mariposas adornan la escena. No cabe duda de que Leonor Villa Durán ha puesto todo su empeño en decorar la entrada de su casa. Y estos no son los únicos elementos…

También encontramos los objetos más representativos del folclor: una guitarra, una caja, unos sombreros vueltiaos y, unas parejitas de piloneros con semblantes expresivos y atuendos coloridos. Las mochilas que llevan en sus hombros son otro detallito que añade valor a la imagen.

Definitivamente, la señora Leonor se la lucido. Pero hay más todavía. En el fondo de esta escena, los artículos colgados en la pared hacen referencia a las canciones del maestro Gustavo Gutiérrez. Por un lado los soles de “Paisaje de sol” y, por otro, la letra de “Confidencias”: “Gustavo Gutiérrez canta…”

Con todo esto, el premio era inevitable. Leonor Villa Durán se ha ganado el máximo galardón dentro del concurso “La casa más festivalera”. Su casa, ubicada en la manzana C Casa 17 de la urbanización Las Orquídeas, se merece los aplausos y los elogios de todo el público.

Al respecto, el jurado –conformado por las periodistas Leda Rodríguez y María Ruth Mosquera–valoró por unanimidad el esfuerzo de la ganadora y recalcó el uso de objetos típicos de la región que ensalzan la vallenatía y recuerdan el Festival Vallenato.

Así pues, Leonor Villa Durán ha hecho de su barrio “Las Orquídeas” el centro de atención de todo Valledupar. No son pocos los que se acercan para observar su casa y, de paso, tomar notas para el próximo concurso…

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Dentistas y sacamuelas

Dentistas y sacamuelas

  Sin lugar a dudas, en este mundo mágico del Caribe colombiano, muchos personajes de nuestros pueblos han jugado un papel protagón...

Mincultura recuerda los hechos más importantes del 2013 en Colombia

Mincultura recuerda los hechos más importantes del 2013 en Colombia

Con las fiestas de fin de año, llega la hora de los balances. El Ministerio de Cultura de Colombia tampoco escapa a esta regla y estab...

La fiesta de 15 años que cautivó a Valledupar

La fiesta de 15 años que cautivó a Valledupar

Quién tuviera esos quince años. Esos que Margarita Rosa cumplió en el Club Valledupar la noche del 26 de enero. Engalanada en un atu...

Cinco desarrollos colombianos que cambiaron el mundo de la Ciencia

Cinco desarrollos colombianos que cambiaron el mundo de la Ciencia

Aunque Colombia no sea reconocida como un país adelantado científicamente, la contribución de ciertos de sus científicos ha sido de...

Un preámbulo de lujo para el Festival Vallenato

Un preámbulo de lujo para el Festival Vallenato

El Festival no ha comenzado oficialmente pero ya se siente la exaltación y el interés causado por el vallenato. Una prueba es el magn...

Lo más leído

El cine y la defensa de la naturaleza

Enrique Martínez-Salanova | Cine

Arborización urbana y calidad de vida: una relación inevitable

Isabel Reyes Avilés y Juan José Gutiérrez Chaparro | Medio ambiente

La agricultura urbana en Colombia

Redacción | Medio ambiente

La varita de caña y su historia, un episodio de la vida real

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Una señora Patillalera formó en el Valle una gritería

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

El reloj del Tío Tomás

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Pa la Matecaña nos fuimos: anécdotas de juglarías (Parte I)

Alfonso Osorio Simahán | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados