Ocio y sociedad

Rafael Escalona, recordado con cantos y relatos de su vida

Redacción

15/05/2013 - 12:40

 

Efraín Quintero, Taryn Escalona y Wilber MendozaAl cumplirse el cuarto aniversario de la partida del maestro Rafael Escalona Martínez, sus familiares y amigos se dieron cita el pasado lunes 13 de mayo en Valledupar para recordarlo e interpretar algunas de las canciones que le hicieron famoso.

Los actos iniciaron en la Iglesia La Inmaculada Concepción, en un silencio solemne, antes de recorrer el Parque de las Madres y el Cementerio Central. Allí se pidió por su eterno descanso y a través del Vicepresidente de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, Efraín Quintero Molina, se hizo una radiografía de su gesta a favor de la música vallenata.

En uno de sus apartes sobre el maestro Escalona, Efraín Quintero anotó que el compositor fue un hombre excepcional, de esos que no pueden repetirse y que dejan su nombre inscrito en la historia para siempre. “Su tarea fue tan importante que sentó las bases para que hoy la música vallenata tenga su propia identidad y sea la que tiene mayor acogida en Colombia”.

Por su parte, Taryn Escalona, hija del maestro, destacó la importancia de estos actos de conmemoración que ofrecen un viaje por el recuerdo y la nostalgia. A continuación, pidió que no se deje morir el vallenato tradicional donde las historias son verdaderas y tienen nombre propio. “Eso fue justamente lo que hizo grande a Escalona, los relatos de sucesos de la provincia”.

Como complemento musical, la presentación del Rey Vallenato Wilber Mendoza Zuleta y Los Niños del Vallenato de la Escuela Rafael Escalona Martínez pusieron una nota armónica de gran  calidad. Su interpretación de canciones como ‘La casa en el aire’, ‘Honda herida’ y ‘La creciente del Cesar’ frente a la tumba del maestro queda en el recuerdo como uno de los momentos claves de esta jornada.

La despedida fue un paseo por las historias del hombre: relatos que tuvieron alta repercusión en el país vallenato y que su remembranza genera siempre simpatía y añoranza.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

La moda del Harlem Shake se instala en Valledupar

La moda del Harlem Shake se instala en Valledupar

Algunas modas resultan difíciles de entender, o por lo menos, imposibles de anticipar. Sobre todo en la actualidad, cuando Youtube y l...

“El miedo y la falta de confianza van en contra de la paz”: Yariv Oppenheimer

“El miedo y la falta de confianza van en contra de la paz”: Yariv Oppenheimer

La paz se construye siempre sobre gestos simbólicos y muestras bienintencionadas. En el ciclo dedicado a la “Negociación y la Jus...

Amanda, la desconsolada

Amanda, la desconsolada

Desde el día del robo, Amanda está triste y no ha parado de llorar. Todo sucedió en una esquina del barrio San Martín de Valledup...

El día en que el agua fue motivo de pánico

El día en que el agua fue motivo de pánico

Desde que se despertó, Rosa tenía en mente su cita médica. Después del tintico que repitió con gusto, se arregló para ir a la E...

‘Héroes del futuro’: la historia de reconciliación de un reinsertado

‘Héroes del futuro’: la historia de reconciliación de un reinsertado

  En los diferentes procesos de desmovilización llevados a cabo en la historia de Colombia, se han conocido sinfines de historias ...

Lo más leído

Los caribes colombianos

José Javier González de la Paz | Pueblos

Sobre la naturaleza egoísta del hombre

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

El manifiesto cultural

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Macondo: perfil de Gabo

Oscar Pantoja | Literatura

La oscura nube del Cerrejón en La Guajira

La Liga contra el silencio | Medio ambiente

El más romántico y revolucionario compositor

Jorge Nain Ruiz | Música y folclor

Un pueblo con dos patronos

Diógenes Armando Pino Ávila | Patrimonio

Síguenos

facebook twitter youtube