Ocio y sociedad

Andrea Salas Danies y su coronación airosa en el Club Valledupar

Redacción

12/08/2013 - 12:20

 

Andrea Salas DaniesPocas veces se había visto un Club Valledupar tan atiborrado de gente. Se hablaba de más de cuatrocientas personas en una sola sala y, como pueden imaginarse, todas ellas con esa impaciencia palpable en el semblante,  a la espera de ver y conocer por fin a la nueva señorita Cesar.

Andrea Salas Danies. Su nombre aparecía en el folleto distribuido en la entrada, e iba de boca en boca, como un rumor que sólo espera ser confirmado. Entre el público más cercano a la pasarela destacaba la Señorita Cesar del año anterior, Stefany Giraldo, al lado de su pareja, quien, sin querer robar el protagonismo, logró acapararse de la atención de las cámaras en el tiempo de espera.

También podía verse enfrente al padre de la nueva Señorita Cesar, Melquiades Salas, yendo de un lado a otro, saludando con gestos efusivos, pero siempre con un ojo hacia la pasarela y acechando esa puerta por la que debía salir la Reina de la noche.

La salida se hizo, finalmente, poco antes de las nueve. La música sosegada y tradicional de los Kankuis dejó de sonar para dejar paso a un ritmo más entrecortado, sutil mezcla nocturna (perfecta para esos paseos de pasarela y despertar los ánimos de los presentes).

La hermosa Andrea Salas Danies apareció en un traje de baño de colores azulados que afirmaron de entrada la grandeza de su metro ochenta. Los aplausos respaldaron a Andrea mientras hacía su recorrido con un paso tranquilo y acompasado.

Como era de esperar, la parada enfrente de los periodistas fue la más larga de todas. Ahí se consolidó la sonrisa rutilante y la mirada ardiente de una joven llena de encanto. Su soltura ante las cámaras demostraba las ganas que tenía de desfilar.

Y así siguió la noche, con innumerables diseños y grandes salidas de la Señorita. Entre los más bellos vestidos descubrimos una fina creación de Gina Lora Baute que, con un encaje blanco y elegante, resaltó con sutileza y atrevimiento la silueta seductora de la Señorita. Otros grandes diseñadores locales de la noche fueron Naiduth Geles y Darío Valencia quienes aportaron hermosos vestidos de gala.

La noche terminó con la conmovedora coronación de Andrea Salas. El momento más intenso y espontáneo de la velada. Fue la ocasión para los más allegados de felicitar a la representante del Cesar y desearla suerte para su próximo gran reto en Cartagena.

En resumidas cuentas, la noche del 9 de agosto fue la gran noche de Andrea. Todas las miradas fueron para ella, y quizás también para una joven modelo inesperada de dos años (Ivana), quien apareció en uno de esos breves descansos y dejó a todos anonadados con un desfile lleno de gracia.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Ada Ramos, la Celia Cruz vallenata

Ada Ramos, la Celia Cruz vallenata

Valledupar no sólo tiene grandes artistas de vallenato. También cuenta con una gran salsera que baila y canta como la famosa cubana C...

El ‘Partido por la vida’ que une a las periodistas vallenatas

El ‘Partido por la vida’ que une a las periodistas vallenatas

Se acerca el octavo ‘Partido por la vida’, el evento deportivo que, año tras año, se realiza en Valledupar para contribuir a la l...

Impacto de la Reforma Tributaria en el sector cultural

Impacto de la Reforma Tributaria en el sector cultural

Según fuentes del Ministerio de Cultura, la reforma tributaria que aprobó el Congreso de la República trae grandes beneficios para e...

Sandra Padilla, una prodigiosa entre la nostalgia y la soledad

Sandra Padilla, una prodigiosa entre la nostalgia y la soledad

A orillas del mar Caribe, en la ciudad de Cartagena de Indias, nació y se formó académicamente. Estudió un doctorado en medicina ...

Eustacia Rodríguez de Mancilla y Julio Erazo, premiados por su obra y vida

Eustacia Rodríguez de Mancilla y Julio Erazo, premiados por su obra y vida

  Cada año desde 2002, el Ministerio de Cultura convoca a través del Programa Nacional de Estímulos el Premio Nacional Vida y Ob...

Lo más leído

Los orígenes del teatro

José Manuel García González | Artes escénicas

La Mujer y el Picó

Álvaro Rojano Osorio | Patrimonio

Gracias, Coronavirus

Yarime Lobo Baute | Opinión

Despedida

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube