Ocio y sociedad

La evolución de las penitencias y su significado

Redacción

04/04/2012 - 10:40

 

En estos días de semana Santa se menciona con frecuencia la palabra penitencia, pero ¿qué significa en el marco de estas celebraciones?

Si consultamos la Enciclopedia católica entendemos que es un sacramento instituido por Cristo con el cual se otorga el perdón por los pecados cometidos luego del bautismo. Es por lo tanto una manera de redimirse de las malas conductas o una “purificación”.

La penitencia se considera un “sacramento” y no una simple ceremonia porque su función es tanto externa como interna. Por externa entendemos que el penitente debe presentarse ante un sacerdote y reconocer en público sus pecados, para luego, poder emprender un cambio en su interior (función interna).

Las prácticas más extendidas al día de hoy son la oración, el ayuno, la abstinencia y la limosna. Son  las penitencias tradicionales, que se repiten con más frecuencia. También cabe destacar la “Cuaresma” que puede considerarse como una penitencia pública.

En los últimos años se ha abierto el debate sobre ciertas penitencias y la necesidad de adaptarse a los nuevos tiempos. Algunas voces apuntan a la autoflagelación –una penitencia religiosa visible en algunas ciudades y que busca la mortificación de la carne–  como un método anticuado y demasiado violento.

Otras personas, como lo señala el periódico argentino La República, hablan de crear nuevas penitencias adaptadas al nuevo contexto tecnológico: una de ellas sería el ayuno digital o, dicho de otra forma, abstenerse de usar durante un tiempo determinado todo los instrumentos digitales que nos distraen. Entre ellos están Internet y los celulares que permiten relacionarse con los conocidos.

Para justificar esta propuesta, el padre Martín Manevy Puccio de la ciudad de Corrientes (Argentina) explicó que “la abstinencia debe pasar por el corazón y no solamente por el estómago”.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Un funeral sin cadáver en el corazón de Macondo

Un funeral sin cadáver en el corazón de Macondo

El difunto tiene quien le escriba. Alrededor de una urna transparente que representa el ataúd de Gabriel García Márquez, y que recog...

Detalles del 30º Encuentro Regional de la Cultura en Codazzi

Detalles del 30º Encuentro Regional de la Cultura en Codazzi

El Encuentro Regional de la Cultura que organiza la asociación APROCODA anualmente en Codazzi llega a su 30ª edición y, para marcar ...

“Los elogios en el fútbol son hipocresía”: Hugo Arrieta

“Los elogios en el fútbol son hipocresía”: Hugo Arrieta

Goleador histórico de la categoría B de fútbol y director técnico del Valledupar Fútbol Club, Hugo Arrieta es una figura ineludi...

Lolita Acosta y los recuerdos del Diario Vallenato

Lolita Acosta y los recuerdos del Diario Vallenato

Si hay un diario que marcó un antes y un después en la historia de Valledupar: es el Diario Vallenato. El periódico creado por la pe...

Una mujer que alza su voz para empoderar a otras mujeres

Una mujer que alza su voz para empoderar a otras mujeres

En una sociedad históricamente dominada por hombres; algunas mujeres valerosas han encontrado diferentes maneras de luchar por el re...

Lo más leído

Sobre la naturaleza egoísta del hombre

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Por el mismo camino

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

La independencia del Caribe colombiano (1810-1821)

Adelaida Sourdis Nájera | Historia

Macondo: perfil de Gabo

Oscar Pantoja | Literatura

Una cultura poetizada

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Enrique del Carmen Campo Blanco: el tamborero mayor

Arnoldo Mestre Arzuaga | Música y folclor

Un pueblo con dos patronos

Diógenes Armando Pino Ávila | Patrimonio

Síguenos

facebook twitter youtube