Ocio y sociedad

Una transformación con sabor musical

Redacción

17/12/2013 - 10:50

 

Twister La apertura en Valledupar del restaurante Burger King más grande de Colombia marca una nueva etapa en el crecimiento de la ciudad.

Las grandes cadenas internacionales de Fastfood ven interesante la inversión y lo hacen con unos medios que anuncian una transformación considerable en el aspecto económico, social y cultural.

En el caso de Burger King, la implantación de este nuevo negocio que ahora reluce en la carrera novena, en pleno barrio del Novalito, no solamente supone más de 35 nuevos empleos directos sino también nuevos hábitos de consumo.

Sus dos plantas integran un amplio espacio de comidas, una sala de juegos y pantallas para la consulta de información, que más adelante serán utilizadas para eventos de entretenimiento y promociones. Además, la sala de comida cuenta con un dispensador que permite el consumo de bebidas sin restricciones y de manera libre para el consumidor.

Pero la revolución viene también del lado del parqueadero y del Auto King –un espacio por el cual los visitantes pueden realizar sus pedidos sin bajarse de sus vehículos–; y unos horarios más extensos y flexibles: está previsto que el Burger King abra los viernes y sábados las 24 horas del día.

En la inauguración oficial del 12 de diciembre, pudimos hablar con el gerente general, Hernando Lugo, quien expuso abiertamente su satisfacción con esta nueva apertura en uno de los puntos más concurridos de Valledupar y anunció futuros eventos a lo largo del año.

En materia de estrategia comercial y de comunicación, Hernando Lugo también recalcó la necesidad de adaptarse a cada cultura y cada ciudad. Para eso es imprescindible organizar actividades y promociones que atraigan y animen a los vallenatos.

De hecho, la Fiesta de apertura respondía totalmente a estos criterios. El grupo de los K-Morales abrió la fiesta con ese vallenato alegre y lleno de picardía que fue llenando la plaza de la entrada.

Luego, Twister, “el Papá de lo Comercial”, se encargó de aportar una nota más irreverente con un ritmo de Champeta y reggaetón que no dejó a nadie indiferente, y menos a los jóvenes que descubrieron la música que triunfa en Cartagena.

En definitiva, la noche fue el preludio de un gran cambio y el anuncio de grandes intenciones que podremos seguir, de ahora en adelante, frente a la fuente del Novalito.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

La muerte del matarife

La muerte del matarife

Lo que sucedió en Sagarriga de la Candelaria era esperado por todos sus habitantes. Los hechos que acontecieron con antelación, pro...

Fray Evaristo Acosta Maestre

Fray Evaristo Acosta Maestre

“La verdadera enseñanza que trasmitimos es lo que vivimos;  y somos buenos predicadores cuando ponemos en práctica lo que decim...

La Cultura de paz y los medios de comunicación

La Cultura de paz y los medios de comunicación

Los medios de comunicación tienen un considerable impacto en la sociedad y en las percepciones. Representan una herramienta elemental ...

Rafael Carrillo Lúquez, el gran filósofo cesarense

Rafael Carrillo Lúquez, el gran filósofo cesarense

“Es tal vez el más alto paradigma que tenemos”. En estos términos recordó el arquitecto Rubén Darío Carrillo a Rafael Carrillo...

Recuerdos de un colegio legendario

Recuerdos de un colegio legendario

En su discurso realizado el pasado miércoles 26 de septiembre durante el acto protocolario de celebración del septuagésimo aniversar...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube