Ocio y sociedad

Alexander Molina: “Pecha Kucha es una vitrina para todo”

Redacción

26/12/2013 - 11:10

 

Alexander MolinaLa música es más que una pasión para Alexander Molina, es un modo de vida, y movido por el deseo de compartir su experiencia con el mayor número de personas, decidió acudir a una noche Pecha Kucha organizada en Valledupar.

Este profesor de guitarra vallenato, inquieto y enfocado en proyectos sociales, se caracteriza por haber desarrollado varios programas pedagógicos para facilitar el aprendizaje de la música y la integración de jóvenes estudiantes.

Uno de estos programas se aplicó en el colegio Leónidas Acuña donde enseñó el solfeo, las escalas y otros elementos básicos de la música a jóvenes. Desde entonces, su experiencia ha ido creciendo con constancia.

“El pentagrama es la pauta, es universal”, explica Alexander. “Es la estructura de toda música”. Por eso lo presenta como referencia para describir su actividad.

En la noche Pecha Kucha, Alexander vio una oportunidad para dar a conocer de manera natural su proyecto de formación y los talleres que ofrece a jóvenes de distintos barrios de Valledupar.

Apoyándose en 20 diapositivas que retratan su recorrido, y obligado a respetar un tiempo de 6 minutos fijado por los organizadores, Alexander Molina habló –un poco apresurado– de su experiencia con palabras repletas de enardecimiento y se atrevió incluso, aunque fue sólo durante veinte segundos, a tocar la guitarra en vivo para cautivar la audiencia.

La respuesta del público no se hizo esperar, saltaron los aplausos, luego algunos comentarios efusivos, pero Alexander no se desconcentró. Siguió con su discurso Pecha Kucha: “¿Qué artista no tiene una vieja guitarra en casa? Yo, cada vez que le cambio las cuerdas, mejora el sonido”.

Preguntado acerca del beneficio de Pecha Kucha, Alexander se muestra confiado en los resultados que ofrece. “Pecha Kucha es una plataforma de venta –y enseguida añade–: ¡Pecha Kucha es una vitrina para todo!”.

El hecho de que toda la información sea disponible en la web es otro aliciente importante. “Con Internet no hay límites”, manifiesta Alexander antes de desaparecer con su guitarra en la mano y la satisfacción de haber cumplido su compromiso.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La comunicación no violenta: tema de conversación en Valledupar

La comunicación no violenta: tema de conversación en Valledupar

  Una serie de ocho conversatorios desarrollará el área cultural del Banco de la República entre los meses de octubre y noviembr...

De policía a vendedor de cholados

De policía a vendedor de cholados

Hielito picado servido en vasitos, hielito con sabor a vainilla, piña, coco, tamarindo, hielito con leche condensada, al hielito com...

“Mi corazón debe comportarse y cogerla suave”: Andrés Beleño

“Mi corazón debe comportarse y cogerla suave”: Andrés Beleño

Hace dos meses, el hombre que tiene como mejores compañeros a los versos y cantos jocosos, sintió que le hicieron un llamado inusua...

El Día iberoamericano de la juventud en Valledupar

El Día iberoamericano de la juventud en Valledupar

Entre las fechas más destacadas del calendario internacional podemos destacar el Día internacional de la juventud que, desde el año ...

Un foro para generar motivos de esperanza en La Guajira

Un foro para generar motivos de esperanza en La Guajira

La actualidad de La Guajira requiere acciones ciudadanas y muestras de entusiasmo para cambiar paradigmas y apuntar a un desarrollo s...

Lo más leído

La lúcida pasión de escribir

Antonio Acevedo Linares | Literatura

Acerca de la literatura infantil en el Cesar

Luis Mario Araújo Becerra  | Literatura

Derechos humanos vs Barbarie

Jhon Flórez Jiménez | Opinión

Allá no va Lito

Arnoldo Mestre Arzuaga | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados