Ocio y sociedad

Las jardineras que viven del arte y mueren de sed

Redacción

04/02/2014 - 10:30

 

Jardineras de la avenida Simón BolívarEra muy temprano. De lejos se veían bien cuidadas. Su apariencia mostraba que estaban consentidas. No tenían reparo en dejarse acariciar por la brisa desordenada de la ciudad. Se destacaban entre las demás. Nos acercamos, las contemplamos, las fotografiamos y saludamos al caballero responsable de tan saludable visión.

Jorge Acosta es su nombre. ¿Le pertenecen?, preguntamos. Respondió negativamente. “Sólo tienen un año conmigo pero las cuido como si hubieran nacido conmigo”. “¿Quién cuida las de sus vecinos?” “No lo sé. Me concentro en mi jardín”.

El pasado mes de abril, cuando en Valledupar el aire tiene sonido de acordeón, el gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo, entregó lo que, en su momento, fue tildado de obra de arte urbano: 56 jardineras ubicadas sobre la avenida Simón Bolívar con carrera 19 firmadas las manos de la artista plástica Elsa Marina, ‘Elmar’.

El color, la armonía y la belleza de inmediato prevalecieron en la zona. Sin embargo, los tonos de la responsabilidad ciudadana terminaron diluyéndose en el agua que no llega a las plantas.

“¿Usted sabe cuántos baldes con agua hay que echarle a esas jardineras? ¡Esas matas no se riegan con uno o dos baldecitos!”, nos afirmó con tono enojado una mujer de al menos 50 años.

Luego, pensativa, añadió: “Da tristeza tanta inversión en este proyecto para que lo dejen morir. Bastante agua hay en el río y el municipio no riega”.

De acuerdo al secretario de Ambiente del departamento del Cesar, Andrés Felipe Meza, el responsable de mantener el diseño paisajístico y urbanístico de una ciudad es el alcalde local. Sin embargo, la alcaldía municipal todavía no cuenta el equipo fortalecido para los asuntos de ornato y embellecimiento.

“Si bien es cierto que atendemos los aspectos fitosanitarios de los árboles así como la poda y la erradicación cuando se hace necesario, para el ornato y el embellecimiento no existe un plan de choque”, aseguró Raúl Villegas, jefe de la oficina asesora de Planeación municipal.

Todas las mañanas Don Jorge Acosta riega la jardinera al frente de su casa. El balde no le pesa, la tarifa de agua no se le incrementa mucho por cumplir con su responsabilidad ciudadana.

Sin embargo, son pocos los vecinos del sector que cumplen con esa tarea. Es por eso que la mayoría de las plantas de estas jardineras se ven marchitas.

Las jardineras están sobre el separador de la avenida que al norte de Valledupar conduce al balneario Hurtado. Ellas, como objeto recientemente inaugurado, están intactas. Pero no lo está su esencia, la vida que debe crecer en ellas…

 

PanoramaCultural.com.co


0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

“La educación es el camino para reestructurar prejuicios”

“La educación es el camino para reestructurar prejuicios”

Detrás de las siglas LGBTI existe una realidad y una comunidad. No se trata de un movimiento ni de una plataforma organizada de manera...

El dominó en Colombia: una pasión que busca su reconocimiento como deporte

El dominó en Colombia: una pasión que busca su reconocimiento como deporte

En Valledupar y numerosos municipios de la costa Caribe, el dominó es motivo de encuentros entre vecinos y partidas interminables. L...

Los artistas de Valledupar, ante el recuerdo de Germán Piedrahita

Los artistas de Valledupar, ante el recuerdo de Germán Piedrahita

La Hora literaria de este mes de agosto volvió a sonar. Esta vez, el homenaje dedicado a la memoria de Germán Piedrahita permitió co...

El Stud Poker Caribeño, el gran aporte caribeño al poker

El Stud Poker Caribeño, el gran aporte caribeño al poker

Pese a que las nuevas tecnologías se están haciendo dueñas de gran parte del juego y el ocio en general, algunas actividades como ...

Colombia y el Tour de Francia

Colombia y el Tour de Francia

  ¿Qué sería del Tour de Francia sin los ciclistas colombianos? La pregunta es resbalosa y acepta múltiples respuestas, pero lo c...

Lo más leído

El Bogotazo, 9 de abril de 1948: el relato de la muerte de Jorge Eliécer Gaitán en la prensa

Yeison Yamir Martínez Mejía y Peter Henry Ortiz Garzón | Historia

La política, el bogotazo y la muerte de la esperanza

Carlos Alberto Salinas Sastre | Historia

Consejos para jóvenes escritores

José Luis Hernández | Literatura

Pastor López: el verdadero pastor de la música tropical

Alfonso Osorio Simahán | Música y folclor

Jorge Oñate, el cantante que grabó más clásicos vallenatos

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Gitanos: érase una vez América

Ricardo Hernández | Pueblos

Visiones de Curramba, la bella

Eddie José Dániels García | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados