Ocio y sociedad

Elkin Díaz: “Estoy comenzando a ser un adicto del Vallenato”

Redacción

24/03/2014 - 11:50

 

Elkin Díaz en Mayales Plaza / Foto: Andrés MendozaEl futuro papel de Elkin Díaz en la telenovela que prepara RCN sobre “Diomedes Díaz” ha sido una perfecta oportunidad para conocer Valledupar y el pueblo de La Junta.

Este actor con más de veinte años de trayectoria está a punto de asumir el rol de padre de Diomedes, una responsabilidad importante que requiere una inducción y una preparación importante.

Tranquilo y enormemente observador, Elkin se ha rodeado de la familia del Cacique para impregnarse de la esencia del personaje y conocer las miles de anécdotas que hacen de Diomedes una leyenda incomparable.

Este trabajo de preparación requiere un contacto directo con la realidad pero también una gran capacidad de adaptación y de escucha. Entender y sentir al personaje, visualizarlo en los más pequeños detalles, para luego recrearlo a su modo y de la mejor manera posible.

“Para mí es un orgullo que la familia de Diomedes Díaz me haya abierto las puertas de su casa y de su corazón, y que hayan dado un visto bueno para acercarme a ellos y adquirir información que me sirve para la construcción de mi personaje”.

De Valledupar el actor cucuteño conocía poco. Evidentemente, había escuchado algunos clásicos de Diomedes Díaz –“¿quién no ha oído hablar de él?”–, pero poco más.  Y con respecto al folclor vallenato, menos todavía.

“Soy un hombre que, en el trayecto de mi vida, no he escuchado mucha música –reconoció el artista–. No escucho música, realmente. El vallenato no lo escuchaba, salvo cuando estaba en alguna rumba, que salía algún disco de Diomedes”.

Elkin Díaz se sincera y reconoce que no lleva la música vallenata en la sangre, pero, así como lo requiere su trabajo, es una persona que sabe aprender rápido y con apasionamiento.

“Éste es mi trabajo en estos momentos. De alguna manera, debo inyectarme este folclor, lograr untarme de vallenato y de emoción, como cuando Diomedes se paraba en el escenario, y que todos veíamos un gran poeta interpretando grandes canciones y cantando con el alma”.

Y con ese empeño de construir su personaje, Elkin ha caído en el otro extremo.  “Estoy comenzando a ser un adicto del Vallenato –explica el actor–. Llevo 3 semanas en este proceso, 3 semanas escuchando Diomedes Díaz día y noche…”.

 

PanoramaCultural.com.co


0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Cuando el deporte salva vidas y edifica lideres

Cuando el deporte salva vidas y edifica lideres

Historias de superación personal derivadas del deporte se registran y publican  a diario. Los deportistas son quienes muestran el r...

Valledupar descubrirá una fantástica historia de Navidad

Valledupar descubrirá una fantástica historia de Navidad

De un lugar muy lejano y frio se escaparon unos personajes muy especiales porque querían recibir un poco de calor. Por un GPS ubicar...

Empoderamiento de la mujer y desarrollo sostenible

Empoderamiento de la mujer y desarrollo sostenible

Del 14 al 24 de marzo pasado se realizó en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, el sexagésimo período de sesiones de la Comis...

El vuelo de la golondrina a su paso por Valledupar

El vuelo de la golondrina a su paso por Valledupar

Viajar y conocer el mundo es un sueño de muchos, aunque generalmente se hace realidad sólo en parte, cuando tomando unas vacaciones t...

Barça - Madrid, una gran pasión vallenata

Barça - Madrid, una gran pasión vallenata

Este fin de semana tuvo lugar el clásico de la liga española: el Barça-Madrid. Un partido de gran tensión e intensidad que reúne a...

Lo más leído

Santander y su historia

Antonio Acevedo Linares | Historia

Tankas, versos de sexo subliminal

Elena Puchalt Ruiz | Literatura

Infamias y eternidades: las dos historias de Borges

Gabriel Jiménez Emán | Literatura

Los suplementos literarios en Colombia

Antonio Acevedo Linares | Periodismo

El vallenato no es cualquier cosa: es asunto de amor

Edgardo Mendoza | Música y folclor

No hay orden

Andy Romero Calderon | Opinión

La Guillermina y el travestismo en el Son de Negro

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

La sinfonía de Margladys

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Garrido, el verdadero apellido de García Márquez

Eddie José Dániels García | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube