Ocio y sociedad

Springfield: ¿una réplica de Valledupar?

Redacción

17/04/2012 - 10:05

 

Quienes son, o han sido, seguidores de la serie “Los Simpsons” en la televisión se habrán dado cuenta de las similitudes que existe entre Valledupar y Springfield.

La capital vallenata y su parecida americana tienen algo especial, algo que las transforman en ciudades llenas de ironía y de encanto, de situaciones insólitas y lugares simbólicos.

En primer lugar, están los innumerables personajes que la componen: sus dirigentes políticos, sus trabajadores y alumnos. Miren alrededor suyo y, sin lugar a dudas, podrán encontrar un “Homer”, una “Lisa” o un “Bart” en el Puente Hurtado, en la Plaza Alfonso López, en el Centro comercial Guatapurí o el Colegio Loperena.

La segunda característica que hace de Valledupar una “Springfield” en potencia es la ubicación y la influencia de  grandes empresas como la DPA o Drummond. Ambas tienen un parecido muy importante con la central nuclear que dirige el señor Burns: el rey absoluto en términos económicos.

Valledupar y Springfield albergan grandes cantidades de magia y de defectos, de gentes que luchan por mejorarla y otras que la destruyen sin piedad. Son pequeños universos que ofrecen una imagen entretenida y a veces cruel de lo que es la Humanidad.

Pero, ¿alguna vez se han preguntado si el creador de los Simpsons, Matt Groening, tuvo en cuenta la ciudad de Valledupar para moldear su proyecto? ¿Han curioseado sobre las razones de tantas coincidencias?

Matt reveló esta semana al gran público el verdadero origen de todo este fenómeno mundial y, lamentablemente, no tiene nada que ver con Valledupar. En realidad, el creador de la serie animada más vista de los últimos 20 años se basó en una de las 16 ciudades que existen en Estados Unidos para dar el nombre a la ciudad de los Simpsons. Luego, se dedicó a crear un mundo basado en su fantasía y la realidad.

El nombre de Springfield es uno de los más comunes en Estados Unidos y genera una sensación de proximidad muy notable. Quizás, por eso, el éxito de la serie haya sido tan enorme.

Además, según Matt Groening, el nombre de Bart fue sacado de uno de los personajes de una novela inédita que escribió siendo adolescente. En esa obra, el autor estipulaba que Bart peleaba a menudo con su padre (Homer) y hacía lo posible para no ir a clase. Todo lo que, finalmente, puede verse en la serie actual.

Así que no busquen más, los personajes de Springfield no tienen nada que ver con los que pueblan Valledupar. Sólo nos queda crear una serie basada en Valledupar para seguir las aventuras de unos jóvenes en el río Guatapurí, o la rutina laboral de un empleado en la DPA.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Ruta cantinera de pueblo en pueblo

Ruta cantinera de pueblo en pueblo

Las cantinas son como esos abrevaderos de hombres sedientos en busca de suerte, personas que apuestan en una canción cualquier recuerd...

Diálogos Improbables: una invitación a la reconciliación en el Cesar

Diálogos Improbables: una invitación a la reconciliación en el Cesar

El departamento del Cesar ha sido una de las zonas más golpeadas por el conflicto en el territorio nacional. No ha habido uno solo de ...

Un llamado a los artistas cesarenses

Un llamado a los artistas cesarenses

La Alianza Francesa de Valledupar hace un nuevo llamado a los artistas oriundos y residentes en el departamento del Cesar para que se p...

Las nuevas monedas colombianas, presentadas en el Cesar

Las nuevas monedas colombianas, presentadas en el Cesar

El Banco de la República de Valledupar procedió esta semana a la presentación de las nuevas monedas colombianas que, para algunas, y...

TEDxRiohacha: Re-inventando-nos

TEDxRiohacha: Re-inventando-nos

"Nunca dudes de que un pequeño grupo de personas pueden cambiar el mundo. De hecho, siempre se ha conseguido así."  Margaret Mead ...

Lo más leído

La tenebrosa ruta de Alfinger

Pedro Castro Trespalacios | Historia

Una filosofía latinoamericana

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

La violencia empieza en casa

Maira Ropero | Bienestar

Los asaltos del Carnaval Popular de Barranquilla

José Bejarano Pérez | Música y folclor

Infamias y eternidades: las dos historias de Borges

Gabriel Jiménez Emán | Literatura

El regalito

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

Bosques y plantaciones forestales: realidades enfrentadas

Adolfo Cordero Rivera | Medio ambiente

La estancia de Altos del Rosario, Bolívar

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Érase una vez Bruce Lee

Diego Niño | Cine

Síguenos

facebook twitter youtube