Ocio y sociedad

Contra los pronósticos: Juan Manuel Santos, estrella del Festival

Redacción

30/04/2014 - 17:50

 

Juan Manuel SantosLa noche de inauguración del 47 Festival Vallenato, el rostro de Diomedes Díaz brilló constantemente en el escenario del Parque de La Leyenda. El homenaje al Cacique de La Junta era claro, aunque el presidente de la República, Juan Manuel Santos, supo llevarse también una gran parte de los aplausos.

Con un discurso de cerca de veinte minutos que incluía cuantiosas referencias al folclor local,  Juan Manuel Santos resaltó a los grandes representantes de la cultura vallenata a nivel nacional e internacional: Gabriel García Márquez, Diomedes Díaz, Leandro Díaz y Alfonso López Michelsen.

El impacto de su intervención se vio, sin lugar a dudas, maximizado por la ausencia del gobernador, Luis Alberto Monsalvo, y un discurso grabado del alcalde Fredys Socarrás Reales que no conectó con la misma fuerza.

Libre de competencias y comparaciones,  y frente a una multitud de grabaciones audiovisuales (el discurso del vice-presidente de la Fundación del Festival Vallenato, Efraín Quintero Molina, también fue emitido en gran pantalla), Juan Manuel Santos se convirtió fácilmente en una de las estrellas de la noche junto con Poncho Zuleta y Rafael Santos quienes se encargaron de aportar las armonías y la gestualidad.

El presidente no llegó con las manos vacías. En su apertura recordó los momentos más brillantes de la historia cultural de Colombia: “Les traigo un recado, uno que escribió Rafael Escalona, y que cantaron los hermanos Zuleta y que dice más o menos así: Gabo les manda de Estocolmo un poco de cosas muy lindas. Una mariposita amarilla y muchos pescaditos de oro”.

Luego se mostró conmovido por el entorno y la vista del Parque de la Leyenda Vallenata: “Qué emoción, qué nostalgia también. Venir a Valledupar, venir a este Festival Vallenato con la memoria viva del más grande colombiano y de uno de los mayores amantes del vallenato: Gabriel García Márquez”.

No dudó en integrar el premio Nobel a la memoria colectiva de Valledupar e identificarlo como uno de sus más serios valores:  “¿Y quién más vallenato que Gabo, nuestro Nobel? Que decía que su obra cumbre, como recordó nuestro querido alcalde, no era otra cosa que un vallenato de 350 páginas. Gabo le agradeció siempre su inspiración al vallenato, reconocía que fueron sus cantos los que abrieron los ojos porque ellos narraban las historias igual que su abuela, y así luego él las contó al mundo”.

A continuación, y  tras enarbolar la riqueza de un folclor marcado por la poesía, Juan Manuel Santos aludió a la grandeza de Diomedes. “Qué decir del Cacique de La Junta, el Vallenato le debe un homenaje de admiración y de cariño a este artista que lo llevó a las más altas cumbres de la creatividad y que lo hizo popular más que cualquier otro”.

Finalmente, el presidente recordó el reciente título del Vallenato como Patrimonio cultural de La Nación y explicó las gestiones adelantadas ante la Unesco para que también sea reconocido como Patrimonio de la Humanidad. “Hicimos la tarea”, concluyó.

 

PanoramaCultural.com.co

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El solsticio de verano y sus secretos

El solsticio de verano y sus secretos

  Para quienes viven en el hemisferio norte, la estación oficial de verano empieza el 20 o 21 de junio, dependiendo de dónde vivas,...

Ada Ramos, la Celia Cruz vallenata

Ada Ramos, la Celia Cruz vallenata

Valledupar no sólo tiene grandes artistas de vallenato. También cuenta con una gran salsera que baila y canta como la famosa cubana C...

¿Por qué tiene tanto éxito Justin Bieber?

¿Por qué tiene tanto éxito Justin Bieber?

Es la celebridad del momento. El cantante que los adolescentes escuchan en su rato libre, en sus cuartos, mientras hacen sus deberes (...

Imelda Daza, una historia de resistencia y esperanza

Imelda Daza, una historia de resistencia y esperanza

Cuando se me ocurrió escribir sobre Imelda Daza Cotes, quise hacerlo sobre algo más que su vida de activista política y de exiliad...

La Revolución de amor (y Arte) de una soñadora en el Caribe

La Revolución de amor (y Arte) de una soñadora en el Caribe

Ser periodista en estos tiempos no es nada fácil. Estar en contacto cada día con grandes realidades que se rechazan (y se devoran ent...

Lo más leído

La guacharaca: un ave representativa del Valle

José Luis Hernández | Medio ambiente

Las capillas doctrineras: huellas de los tiempos coloniales

Paula Andrea Grisales Naranjo | Patrimonio

Una corta charla con Raúl Gómez Jattin

Wladimir Pino Sanjur  | Literatura

Balzac, la voz de una quimérica idea

Francisco Arias Solís | Literatura

Alicias adoradas y olvidadas

Henry Vergara Sagbini | Opinión

Los trofeos del profesor Armenta

Álvaro Yaguna Nuñez | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados