Ocio y sociedad

Las lecciones de un programa como Idol Colombia

Redacción

02/06/2014 - 10:40

 

Aris Vargas y José Alberto Domínguez Participar en un programa televisivo para competir musicalmente, enfrentarse a las cámaras pero sobre todo a un jurado que roza lo irreverente, no es nada fácil. Y menos cuando es a nivel nacional y se reúnen todo tipo de estilos.

Algo empuja los jóvenes y las nuevas generaciones de cantantes a lanzarse en esta clase de concursos para ganar experiencia, prestigio, y también retarse de forma personal. Los “Realities” son ahora considerados como plataformas atractivas para crecer en el mundo de la música.

El caso de Idol Colombia no deja de ser impresionante. Cantautores como John Mindiola –que han logrado darse a conocer con canciones vallenatas que triunfan en ciertos sectores de la costa–, se atreven a dejar la comodidad de su ciudad, detener su actividad creadora, para embarcarse en una aventura con un fin improbable (aunque siempre entretenido).

En el set de Carrusel Tv, dos talentosos participantes vallenatos recientemente eliminados compartieron algunas anécdotas, agradecieron el apoyo de quienes ahora se interesan por ellos y coincidieron en una cosa: Idol Colombia es una experiencia especialmente difícil pero fortalecedora.

José Alberto Domínguez fue el primero en resaltar el conocimiento ganado durante su paso por el programa. “Idol Colombia es una experiencia sin igual […] –explicó–. Es donde uno se enfrenta por primera vez a un jurado tan duro y se enfrenta a las cámaras”.

En los términos del participante, su experiencia fue maravillosa, ya que pudo conocer artistas como Peter Manjarrés, y ganar confianza. “Idol Colombia me ha regalado el poder vencer mis miedos”, comentó José Alberto.

Por su lado, Aris Vargas siguió un camino un poco más tortuoso, pero igual de enriquecedor. Desde el principio, comprobó que el programa televisivo le iba a exigir mucha paciencia y calma.

“Yo sentía que estaba fuera del programa porque no sentía la misma fuerza que los demás artistas. ¡Yo me preocupé!”, se sinceró Aris antes de explicar que las lágrimas vertidas durante el show eran de alegría y emoción.

Para el joven artista, su experiencia fue un continuo aprendizaje. “Uno llega a ese programa y trabaja con gente muy profesional […] –expresó–. Nos enseñaron a dirigirnos a la cámara. Es un aprendizaje que agradezco”.

Sin embargo, Aris Vargas duda que la música vallenata pueda triunfar en un escenario televisivo como éste. “Villalobo [el jurado], ése tipo no gustaba de vallenato –expresó Aris antes de añadir–: El reality en Colombia no está hecho para un artista vallenato, sino pop”.

 

PanoramaCultural.com.co


0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Se activa la escena cultural de La Paz (Cesar)

Se activa la escena cultural de La Paz (Cesar)

Desde el 2010, el nombre de la Fundación Cultural Tierra de Talentos se escucha en el municipio de La Paz como una de las organizaci...

El día que desapareció el Frente Nacional en Colombia

El día que desapareció el Frente Nacional en Colombia

El saco que le había prestado Ricardo Díaz, empezó a empaparse con la llovizna que caía sobre Bogotá en esa tarde-noche. Días a...

Nostalgia Cubana

Nostalgia Cubana

Todos los amigos de Ernesto me querían conocer, me querían hablar. Pero más que eso, en la medida en que iban desfilando por la ca...

"Existe un lado B de Valledupar que también tiene una riqueza cultural"

  Acaba de caer un aguacero  de esos que nos hacen pensar que así tuvo que haber llovido en el diluvio, las calles llenas de agua...

Las parejas y otras cuestiones de género que importan en El Cesar

Las parejas y otras cuestiones de género que importan en El Cesar

“La tolerancia no tiene nada que ver con aguantar”, expresa la psicóloga Maira Ropero ante un auditorio lleno de parejas que bus...

Lo más leído

Te equivocaste, Fabio

Fabrina Acosta Contreras | Opinión

Libros de cuentos para conocer África

José Luis Hernández | Literatura

La agricultura urbana en Colombia

Redacción | Medio ambiente

La varita de caña y su historia, un episodio de la vida real

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

El reloj del Tío Tomás

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Una señora Patillalera formó en el Valle una gritería

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Pa la Matecaña nos fuimos: anécdotas de juglarías (Parte I)

Alfonso Osorio Simahán | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados