Ocio y sociedad

La feria del libro de Bogotá tiene sabor brasileño

Redacción

23/04/2012 - 10:40

 

El pasado miércoles 18 de abril abrió sus puertas la  Feria del libro de Bogotá (Filbo), una de las ferias con mayor trayectoria de Latinoamérica ya que celebra este año sus bodas de plata.

El invitado especial de este año es un país vecino, Brasil, que se ilustra como un mercado con un protagonismo cada vez más notable en la literatura mundial. Entre los nombres brasileños que más suenan en este evento están las referencias clásicas e internacionales como Machado de Assis, Guimares Rosa, Jorge Amado, Clarice Lispector, Rubem Fonseca y Nélida Piñón.

Brasil llega a este evento con el admirable logro de haber mejorado su índice de libro leído por habitante. Tras unos años en los que la educación ha sido una prioridad para los gobiernos brasileños, los resultados son muy alentadores ya que se considera que se lee una media de  4 libros leídos por habitante cada año (mientras que en Colombia el índice sigue en un nivel de 1,6 libros por año).

El ejemplo de Brasil en materia de educación es significativo para el gobierno de Juan Manuel Santos quien ahora se enfrenta al reto de mejorar la educación nacional y dar un lugar importante a la cultura.

En este evento que tiene una duración de dos semanas, se aspira recibir a medio millón de visitantes y se han organizado más de 700 actos culturales. En total, se pueden ver alrededor de120.000 libros distribuidos en un espacio de 58.000 metros cuadrados.

Entre los escritores nacionales e internacionales de mayor prestigio, están presentes Roberto Ampuero (Chile), Gay Talese (Estados Unidos), Javier Moro (España), Fernando Vallejo (Colombia) y William Ospina (Colombia).

Pero en este evento no sólo brilla la literatura. También se ha ofrecido un espacio notable a otras expresiones como la música, la danza, la fotografía y la gastronomía.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Tin Nieves y el adiós a una barba de dos décadas

Tin Nieves y el adiós a una barba de dos décadas

Se quedó mirando al hombre en el espejo, intentando reconocerlo. En un movimiento espontaneo se llevó las manos a la cabeza para so...

En tiempos de escasez cualquier honorario es bueno

En tiempos de escasez cualquier honorario es bueno

Siempre le hago el quite a discusiones que tengan que ver con economía, sobretodo en esta época, por simple salud: comienza uno habla...

Recao sincero para el alcalde Fredys Miguel

Recao sincero para el alcalde Fredys Miguel

Cuando Ana Romero Díaz, la viuda del maestro Lorenzo Miguel Morales Herrera, supo que una urbanización en Valledupar llevaría el nom...

Rita Fernández Padilla: “Valledupar es el paraíso de mi alma”

Rita Fernández Padilla: “Valledupar es el paraíso de mi alma”

Valledupar la conquistó desde muy joven. Fue en su primera visita al Festival Vallenato, en 1968, y la convirtió enseguida en una de ...

Salud mental y víctimas de la tragedia de Armero

Salud mental y víctimas de la tragedia de Armero

  Se realizaron investigaciones en salud mental después de la tragedia ocurrida en Armero, ya que los sobrevivientes sufrieron un tr...

Lo más leído

La magia de Escalona

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

Los alemanes de Tamalameque

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

De música africana a champeta

Luis Gerardo Martínez Miranda | Música y folclor

La venezolanización de la opinión colombiana

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Corazón de ceiba

Yesid Ramírez González | Literatura

A dar más por nuestras universidades públicas

Armando López Sierra | Educación

La pregunta con fundamento para el maestro Escalona

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube