Ocio y sociedad

Soraya, la mujer ciega que ve lo que todos deberíamos ver

Herlency Gutiérrez

23/09/2014 - 10:20

 

Soraya MoralesEn Valledupar según las estadísticas 25 mil personas tienen algún grado de discapacidad. La población promedio en la ciudad es de 500 mil habitantes, sin embargo, más allá de las cifras están las historias.

Soraya Morales, presidenta de la Asociación de Discapacidad Visual de Valledupar, tiene 45 años, presenta desprendimiento de retina bilateral, tiene glaucoma bilateral congénito, cataratas y trasplante de córnea en el ojo derecho.

Mientras conversamos le pregunto si logra verme, me dice: “solo bultos, es lo que veo”. Soraya es una mujer independiente. Realizó estudios universitarios en la universidad San Buenaventura, es especialista en docencia y en liderazgo comunitario.

Está casada. Le pregunto si cocina. Sonríe y con un tono de voz más bien paciente que complaciente me responde. “¡Claro!”, con la certeza de que busco detalles en su respuesta, agrega “en la casa de una persona con una limitación física como la mía todo debe estar organizado, todo debe estar en su sitio. Nosotros nos valemos del tacto y de los demás sentidos. En la cocina tengo recipientes de formas diferentes: por ejemplo el de la arveja tiene una tapa redonda, el del café la tapa es cuadrada”.

La estufa es eléctrica por lo que afirma “solo es oprimir un botón”. Va sola al supermercado y hasta se vale del servicio de mototaxismo.

Soraya Morales reconoce que su independencia se debe al proceso de rehabilitación al que se sometió cuando era niña y que la ayudó a valerse por sí misma. Indicó que hay parámetros y estrategias que les enseñan para salir adelante.

Un lunar cubre su rostro. ‘Una mancha’ tal como ella lo dice. Recuerda su época de infancia y adolescencia y manifiesta que fue víctima de discriminación. “Todos me miraban y sin disimulo y sin la más mínima demostración de empatía se burlaban”. Sin embargo, el apoyo de sus padres no le permitió desfallecer. A ellos les debe su fuerte autoestima. “Mi padre me dijo ‘no te puedes ocultar porque la realidad es que tienes algo que es visible’, tu deber es continuar y demostrar que a pesar de la adversidad avanzar sí es posible”.

Soraya no ve pero ve que la situación de las personas con discapacidad física está a punto de cambiar. Ve que serán cumplidas las leyes que exigen su inclusión, ve que llegará el día en que las personas que creen no tener ningún tipo de limitación dejarán de burlarse, ve ascensores, rampas, andenes especiales que les permitirán tener acceso a lugares y a transitar por zonas seguras, ve empresas incluyéndolos en su mano de obra. Soraya ve lo que otros desde hace tiempo deberían estar viendo.

 

Herlency Gutiérrez

@HerlencyG

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Nueva biblioteca en Aguachica en medio del enigma departamental

Nueva biblioteca en Aguachica en medio del enigma departamental

Este jueves 8 de agosto, la ciudad de Aguachica (Cesar) inaugura la apertura de su biblioteca pública y municipal: un centro de educac...

Breve diccionario de costeñismos: letra C

Breve diccionario de costeñismos: letra C

Caballito m. Libélula. 2. Dulce de papaya verde, cortada en julianas. Cabeza || dar por la ~. fr. coloq. Estafar, engañar a alguie...

Fredys Socarrás Reales: el hombre detrás del cargo

Fredys Socarrás Reales: el hombre detrás del cargo

Conocemos al hombre público, el que sonríe e inaugura los nuevas construcciones de Valledupar con discursos solemnes, el que aparece ...

45 años de un Progreso que cambió Valledupar

45 años de un Progreso que cambió Valledupar

Algunas historias no deben dejar de contarse y ésta es una de ellas. Entre los numerosos casos de superación que ha conocido Valledup...

El padre José Valentín Mestre

El padre José Valentín Mestre

Sin lugar a dudas, la historia ha sido injusta con muchos personajes que en una u otra forma contribuyeron con nuestra mística, y a ...

Lo más leído

Jaime Garzón, el genial impertinente

María Jimena Padilla Berrío | Periodismo

El reconocimiento de la diferencia

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Licencia para pedir

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

El desquite de Iberia

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube