Ocio y sociedad

“Nací siendo policía, soy policía y moriré siendo policía”

Herlency Gutiérrez

21/10/2014 - 06:50

 

“Nací siendo policía, soy policía y moriré siendo policía”

Faiber Martínez

Llovía tan fuerte que el general Rodolfo Palomino, director nacional de la Policía, desde la tarima Francisco El Hombre de la plaza Alfonso López de Valledupar, les dijo a sus hombres que la transmisión de mando sería suspendida.

Ellos se encontraban haciendo filas en campo abierto como parte de la ceremonia que indicaba que el coronel Faiber Martínez sería el nuevo comandante de la Policía en el departamento del Cesar.

Allí, bajo la lluvia conversó con PanoramaCultural.com.co:

¿Cómo se siente en Valledupar, en el departamento del Cesar?

Veo que Dios me recibió con una bendición, eso es lo más satisfactorio (alzó su mano derecha refiriéndose a la lluvia). Me he encontrado con gente muy cálida, pujante y  buena.  Estoy muy honrado por la designación que me hace el general Rodolfo Palomino al nombrarme como comandante del departamento, es un cargo que asumo con humildad y compromiso.

¿Dónde nació, dónde creció?

Soy de un pueblito pequeño, pero muy hermoso y acogedor. Se llama La Sierra en el Cauca. Nací hace 46 años y en la institución llevó 28 años, casi toda mi vida. He tenido la oportunidad de recorrer diferentes unidades del país como Caquetá, Putumayo, Nariño, Caldas, Risaralda, Valle del Cauca, Bogotá y Barranquilla.

¿Conoce algo sobre el folclor vallenato?

Soy fanático del vallenato, uno de mis ídolos es Diomedes Díaz. La música vallenata siempre me ha llegado a lo más íntimo de mi corazón.

De su familia qué nos puede contar…

Mis padres son unos campesinos, personas muy humildes y trabajadoras. Me inculcaron toda esa vocación de servir a la comunidad. Soy casado, mi esposa es de Manizales, tenemos dos niñas que son nuestra adoración. Una de 15 años y otra de 10.

¿Y ellas cómo asimilan todos esos traslados por causa del trabajo?

En esta institución estamos acostumbrados a ir donde la comunidad necesite de nuestro servicio. Por lo general cada año estamos rotando, estamos cambiando, estamos conociendo nuevas personas, nuevas culturas y esto nos alimenta profesionalmente. Ellas hacen parte de todos estos cambios y me apoyan.

¿Vale la pena esos sacrificios?

¡Claro! Primero porque uno está en una institución que presta un servicio a la comunidad y segundo porque los que estamos aquí es porque amamos esto y lo hacemos con amor y responsabilidad.

¿Por qué quiso ser policía y no se decidió a ser bombero, arquitecto, médico?

Esto es una vocación que se tiene desde que se está dentro del vientre de la madre. Nací siendo policía, soy policía y moriré siendo policía.

Peligroso este oficio…

Como todo en la vida hay riesgos…aquí hay un riesgo mayor. De pronto por las diferentes situaciones que afrontamos en nuestro país: delincuencia organizada, delincuencia criminal, pero ya uno ha asumido esto. Lo importante es que siempre esté acompañado de Dios, yo creo que Dios es el soporte, el ángel de la guarda que siempre nos está cuidando.

¿Es usted muy devoto, muy creyente?

Sí, soy muy católico, por eso creo que mi Dios me recibió con agua bendita.

¿Qué espera usted en el departamento del Cesar? ¿Qué quiere lograr?

Lo que espero es que me conozcan…yo quiero conocer la problemática del Cesar, soy muy dado a la comunidad y mi invitación es que me acompañen; la Policía Nacional es una institución al servicio de los colombianos, es una institución que ha hecho muchos sacrificios por la paz, por la seguridad de los colombianos. Necesitamos el apoyo permanente de la población.

Coméntenos una experiencia buena y otra amarga en su trayecto como policía, por favor…

Mi mejor experiencia es tener una gran esposa y unas hermosas hijas. Experiencias amargas hay muchas. He pasado por numerosos caminos y he tenido muchos sinsabores como riesgos en mi vida personal por grupos delincuenciales…pero ese es el normal desarrollo del trajinar de un policía.

A ustedes como comandantes de Policía de un departamento se ven trabajando 24 horas. ¿Tienen tiempo libre, tiempo para la familia?

Sí. Para todo hay que sacar tiempo. Uno está disponible 24 horas al servicio de la comunidad pero también hay tiempo para la familia.

 

Herlency Gutiérrez

@HerlencyG 

 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El beso: ¿Qué significa hoy en nuestra sociedad?

El beso: ¿Qué significa hoy en nuestra sociedad?

El beso. Ese gesto lleno de simbolismo, sinónimo de muchos sentimientos o de intenciones, es también el reflejo de una sociedad y de ...

El triunfo de Colombia en la Copa América 2001: cuando la pasión le ganó a todo

El triunfo de Colombia en la Copa América 2001: cuando la pasión le ganó a todo

  Una paradoja es, por definición, un “dicho o hecho que parece contrario a la lógica”. Tal concepto parece relacionarse de man...

Tejedora de sueños: Flavia Herrero

Tejedora de sueños: Flavia Herrero

A pesar que no estaba con Flavia Herrero cuando salió sobre una bicicleta atiborrada de maletas, sospecho que salió con lágrimas e...

Gerardo Reichel-Dolmatoff: un hombre

Gerardo Reichel-Dolmatoff: un hombre

Como seguramente les habrá sucedido a muchos colombianos, yo también recibí la información triste del maestro Gerardo Reichel-Dolma...

Saltando vallas en el concierto de Kvrass

Saltando vallas en el concierto de Kvrass

Todo pronosticaba un evento masivo en la plaza Alfonso López de Valledupar y así fue. El destacable esfuerzo de promoción de los man...

Lo más leído

¿Cuál es la función del arte?

Gemma E. Ajenjo Rodríguez | Artes plásticas

La danza contemporánea en Colombia

Vilma Guzmán | Artes escénicas

Origen del Festival de la Leyenda Vallenata: un viaje en el tiempo

Simón Martínez Ubárnez | Música y folclor

Un tropezón con Adolfo Pacheco

Clinton Ramírez C | Música y folclor

Receta de bollo de maíz en la Cartagena de 1735

Antonino Vidal Ortega y Odette Yidi David | Gastronomía

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados