Ocio y sociedad

“Los elogios en el fútbol son hipocresía”: Hugo Arrieta

Herlency Gutiérrez

29/10/2014 - 11:15

 

“Los elogios en el fútbol son hipocresía”: Hugo Arrieta

Hugo Arrieta

Goleador histórico de la categoría B de fútbol y director técnico del Valledupar Fútbol Club, Hugo Arrieta es una figura ineludible del deporte cesarense.

Deseoso de afianzar el club que dirige y abrirle un camino hacia las posiciones más honrosas, el técnico expresó sus sentimientos después de que el equipo resultara eliminado del torneo y de la Copa Postobon.

“Estoy triste. Nos hemos quedado de vacaciones en el mes de octubre. Lo bueno era pelear las finales. Al comenzar el semestre mi consigna era que nuestras finales serían trasmitidas por televisión y todos verían nuestro juego. Nos alcanzamos a ilusionar, les decía a los muchachos que íbamos por el camino pero no nos podíamos desviar y que no debíamos creer en los elogios…para mí los elogios en el fútbol son una absoluta hipocresía”.

¿Porque los considera así?

En el fútbol hoy tú haces un buen partido y eres la figura. Pero si en el próximo te va mal, pierdes un pase de gol o pierdes un penal, ya eres el villano. Todo se olvida, el futbol es día a día. Después de la victoria tienes que exigirte el doble, no te puedes acomodar. Nosotros arrancamos bien, hicimos una buena Copa Postobon, pero llegamos hasta donde nos alcanzó la fuerza, sabíamos que la nómina no nos iba a dar para seguir pendiente de los dos torneos.

¿Qué le faltó al Valledupar FC?

Yo pienso que perdimos el equilibrio que teníamos en el arranque del torneo, sobre todo en las primeras fechas donde no nos metían goles y manteníamos el arco en cero. Pero el equipo no fue claro a la hora de definir.

A mí no me gusta perder, me gusta darlo todo y quiero que mi equipo se identifique con eso. No sé qué pudo haber pasado. En el futbol juega mucho el estado de ánimo y no nos supimos reponer desde esa primera derrota con Cúcuta, fue difícil levantar el grupo por lo que quedamos por fuera de la fiesta de fin de año después de estar de líderes.

¿Qué viene ahora para el Valledupar Fútbol Club?

En esta semana nos sentaremos con los directivos. Hay una base de jugadores muy buena, una base fundamental, vamos a esperar. Éste es el momento más difícil porque hay que tomar determinaciones, van a salir jugadores, otros continuarán, vamos a esperar esa parte para llegar a un buen arreglo y empezar a trabajar sobre lo que hay y sumarle a la plantilla.

¿Quiénes podrían salir?

Todavía no puedo decir eso.

Enfocándonos un poco en su carrera como futbolista, ¿recuerda a los compañeros con los que compartió como jugador activo del futbol profesional Colombiano?

Yo llegué al futbol profesional a la edad de 24 años, un poquito avanzado en edad. Tuve la oportunidad de conocer a Rubén Darío Hernández, Eduardo Pimentel, Santiago Escobar, Walter Escobar, Orlando Maturana, de ellos aprendí mucho.

En las instituciones que laboré como jugador siempre tuve la consigna de caracterizarme por ser buena persona, de salir y dejar las puertas abiertas. Pienso que en el fútbol hay que tener buenas relaciones, ser claro, ser honesto y creo que eso es lo que me ha ayudado a llegar hasta acá.

A nivel profesional, ¿en cuáles equipos estuvo como jugador?

Yo jugué en el año 1993 con el Real Cartagena en la primera B, luego pasé al Deportivo Pereira donde debuté como profesional en la A en el año 1994. Estuve también en Deportes Tolima, Unión Magdalena, Deportivo Pasto. Itagüi, Expreso Rojo y Valledupar Fútbol Club en la B hacen parte de los equipos en los que participé.

Usted es el jugador histórico de la B…

Soy en este momento el jugador histórico de la B con 105 goles, esa fue una meta que me puse cuando ya no tuve posibilidad en el futbol de la A lo cual fue una frustración que tuve. Mi idea era llegar al gol 100 como delantero pero no se me dio la oportunidad y alcancé a llegar a 87 goles. Después me puse la meta de llegar al gol 100 en la B y lo pude conseguir aquí en el equipo de mi tierra.

¿Por qué en la A no logró avanzar?

En realidad tengo dos frustraciones grandes: siempre quise llegar a una Selección Colombia y llegar al clan de los 100 goles de la A, pero no se me dio.

¿Por qué no se dio?

Tú sabes que la edad… Mira, en el 2005 yo estuve con el Real Cartagena, fuimos subcampeones, peleamos la final con el Deportivo Cali. En el 2006, la ilusión era retornar al equipo pero por circunstancias del fútbol cambiaron de técnico y este no me tuvo en cuenta y se me cerró esa posibilidad. Me abrieron la puerta en el V.F.C y, entonces, me puse la meta de llegar al gol 100 en la B y soy el primer jugador que llegó a esa meta y todavía mantengo esa marca.

¿Quién fue su espejo o su ejemplo a seguir como delantero goleador?

Siempre admiré a Jhon Jairo Tréllez –Jota Jota Tréllez-  y a Arnoldo Iguarán: jugadores de potencia.

¿Se llegó a ver en algún momento como entrenador?

En el terreno de juego siempre trataba de ser líder, de dar un orden al equipo. Mi idea era que después de dar un paso al costado como jugador pudiera seguir vinculado al fútbol que es lo que me ha gustado y lo que siempre he hecho. Al fútbol le he dado todo y él me ha dado todo lo que tengo.

Como director técnico, ¿qué circunstancias ha encontrado que terminan animándolo o desanimándolo?

Voy a tener dos años al frente del VFC y aquí uno tiene que manejar 20 ó 25 pensamientos diferentes, eso es difícil. Y sobre todo en la instancia en la que me encuentro porque tienen que salir jugadores de la institución. Eso es duro porque cada uno de los muchachos está detrás de un sueño y de pronto, de la noche a la mañana hay decisiones que cambian todo.

Siento que eso a usted le duele…

Es duro pero hay que hacerlo honestamente y mirando a los ojos. En el fútbol se dice que no hay que pensar con el corazón sino con la razón. Hay que pensar en el beneficio de toda la institución.

¿Dónde nació y donde creció?

Nací en Valledupar el 12 de marzo de 1971. Nací en el barrio Primero de Mayo y crecí en el barrio Dangond. Mi papa fue beisbolista, él quería tener un hijo boxeador o beisbolista, me incliné por el beisbol y lo jugaba bien –bueno eso decía yo- hasta que un día llegaron unos personajes a hacer una preselección Colombia y no me eligieron.

Al terminar la primaria me dijeron que me daban el cupo de bachillerato en el Instituto Pedro Castro Monsalvo –Inspecam- si jugaba en la selección de fútbol de ese colegio y acepté. Ahí empecé mi carrera como futbolista.

 

Herlency Gutiérrez

@HerlencyG

 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

“De la paz no se habla en las regiones. La paz es un tema de Bogotá”: Natalia Springer

“De la paz no se habla en las regiones. La paz es un tema de Bogotá”: Natalia Springer

Sábado 08 de agosto del 2015. La Escuela Vallenata de la Paz, primera iniciativa dedicada a tratar los temas del posconflicto en las...

La Ruta por la vida tendrá estaciones en el Cesar y la Guajira

La Ruta por la vida tendrá estaciones en el Cesar y la Guajira

Imagine un día sin muertes violentas en Colombia. Ahora súmele otro día y otro más y visualice el sosiego, experimente la tranquili...

El 25 de noviembre, la música vibrará en todo Valledupar

El 25 de noviembre, la música vibrará en todo Valledupar

Este 25 de noviembre, al igual que el resto del país, Valledupar vibrará al ritmo de la música. La fiesta nacional garantiza múltip...

Ideas originales de regalo para las Fiestas de fin de año

Ideas originales de regalo para las Fiestas de fin de año

Encontrar un regalo de fin de año que marque la diferencia es a menudo complicado y más todavía si  los regalos a prever son numero...

Los videojuegos también son cultura

Los videojuegos también son cultura

¿Quién de nosotros no ha escuchado alguna vez el nombre de Mario Bros o Sonic? ¿Quién no se ha encontrado frente a una consola part...

Lo más leído

El Bogotazo, 9 de abril de 1948: el relato de la muerte de Jorge Eliécer Gaitán en la prensa

Yeison Yamir Martínez Mejía y Peter Henry Ortiz Garzón | Historia

La política, el bogotazo y la muerte de la esperanza

Carlos Alberto Salinas Sastre | Historia

Consejos para jóvenes escritores

José Luis Hernández | Literatura

Julia Paba y las fábulas de días santos

María Ruth Mosquera | Patrimonio

Pastor López: el verdadero pastor de la música tropical

Alfonso Osorio Simahán | Música y folclor

La Semana Santa y su música, en el Caribe colombiano

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Jorge Oñate, el cantante que grabó más clásicos vallenatos

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados