Ocio y sociedad

El dominó en Colombia: una pasión que busca su reconocimiento como deporte

Herlency Gutiérrez

23/02/2015 - 04:25

 

El dominó en Colombia: una pasión que busca su reconocimiento como deporte

En Valledupar y numerosos municipios de la costa Caribe, el dominó es motivo de encuentros entre vecinos y partidas interminables. Las fichas se despliegan en un ambiente distendido y jovial antes de resonar duramente sobre la mesa. Entonces, se imponen las voces de los observadores, quienes alaban o critican a los competidores del juego.

El dominó es reconocido como deporte en al menos 17 países, sin embargo, en Colombia no pasa de ser una simple afición. Así lo señala Alfredo Miguel Cervantes Acuña, representante de la Fundación Full Dominó Colombia.

En barrios de la capital del Cesar, sin importar estrato social, hombres y mujeres, disfrutan de este juego. Expertos consideran que nunca falta el que haga trampa, mientras que Cervantes, luego de reconocer esa debilidad existente, asegura que “el dominó que se juega con trampa se va a acabar, de hecho ya está acabando. Ahora, cuando al jugador le descubren la trampa, hasta ahí llegó”.

En el barrio Garupal de la ciudad de Valledupar, se hizo la presentación oficial del Torneo Full Dominó, el cual se realizará en próximos meses y contará con la participación de representantes de diferentes países. En Venezuela, Cuba, Rusia, Italia, consideran deporte lo que en Colombia solo es pasión.

¿Qué tan difícil puede ser jugar dominó?, pregunté, teniendo en cuenta que a los competidores solo se les ve poniendo una ficha tras otra. Alfredo Cervantes, respondió: “en La concentración de esas 28 fichas que suman 168 pintas y que muchos dicen ‘solo es colocar y colocar’ eso tiene una lógica, que es la lógica matemática. Se debe saber cuándo pisar la ficha del contrario, cuando pisar la del compañero, se debe tener una estrategia. Lo que pasa es que muchos lo han visto para el consumo del alcohol y no le han visto esa esencia grande que tiene el dominó”.

A la pregunta de si no puede faltar una cerveza en un juego de dominó, Alfredo Cervantes responde enérgicamente. “No, no es cierto. También podemos jugar de forma recreativa, sana y muy pronto en Colombia de forma deportiva”.

El impulsor de lo que será el Torneo Internacional de Dominó en Valledupar, dijo que en países como Italia enseñan este juego a los niños mientras están en los colegios. Aseguró que muchos al llegar a las universidades se convierten en grandes estadistas. “No estoy exagerando –afirmó Cervantes–. Conocemos personas que han impulsado el dominó en sus países y al tiempo son jefes de Gobierno, Viceministros o jefes Militares”.

Alfredo Miguel Cervantes Acuña, dio a conocer que en Valledupar las universidades ya empezaron a interesarse por este juego. Por ese motivo, actualmente dicta clases de dominó en una institución universitaria.

 

Herlency Gutiérrez

@HerlencyG 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Velorio de pueblo costeño

Velorio de pueblo costeño

  En los pueblos pequeños de la costa no hay funerarias ya que la costumbre arraigada de velar los fallecidos en la sala de la cas...

La comunicación no violenta: tema de conversación en Valledupar

La comunicación no violenta: tema de conversación en Valledupar

  Una serie de ocho conversatorios desarrollará el área cultural del Banco de la República entre los meses de octubre y noviembr...

La pandemia perjudicó hasta los

La pandemia perjudicó hasta los "Amores comprados"

  Como en la célebre novela de Gabriel García Márquez, las putas están tristes porque su trabajo se fue al piso, y ya no es acost...

Regalando abrazos por el centro de Valledupar

Regalando abrazos por el centro de Valledupar

El cariño puede ser la mejor forma de levantar la autoestima y de generar confianza. Muchos psicólogos lo reconocen y la fundación C...

Clara Zetkin y la historia del 8 de marzo

Clara Zetkin y la historia del 8 de marzo

  El desconocimiento de la historia nos condena a repetir infinitamente los mismos errores y las mismas injusticias. El desconocimien...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados