Ocio y sociedad

Conversaciones con una madre de 15 años

Herlency Gutiérrez

09/03/2015 - 02:30

 

Las autoridades desconocen el número oficial de niñas embarazadas en la vereda Las Casas, jurisdicción de Valledupar, pero reconocen que es preocupante.

Un gran número de las mujeres involucradas responden a un perfil parecido: situaciones de precariedad y niveles de estudios relativamente bajos, lo que dificulta sensiblemente las campañas de prevención.

En esta ocasión, conversamos con una joven madre de 15 años que calificó su situación como ‘difícil’ y explicó que deseaba que esto no se repitiera en otras menores.

¿Cuántos años tienes?

Tengo 15.

¿Y tú bebé cuánto tiempo tiene?

Ocho meses.

¿Y quién es el padre del niño?

Es un muchacho, es un ladrillero de acá.

¿Tú mami qué dice?

Mi mamá falleció cuando yo tenía once años. Ahora mismo estoy viviendo con mi marido. Yo vivía con mi papá pero desde que me casé ya no estoy viviendo con él.

¿Es difícil la vida de familia?

Para mí, ya no, porque me acostumbré, pero al principio era un poquito más complicado.

¿Los estudios?

Yo dejé de estudiar cuando tenía trece años. Después me puse a nivelar en el colegio de aquí pero me ha quedado pesado con el niño porque hay que atenderlo y esas cosas, y además, el colegio es pago; pero si me llegara una oportunidad tal vez estudiara.

¿Hasta qué curso quedaste?

Iba para octavo grado.

¿Y tienes hermanitos?

Somos 10 hermanos. La última soy yo. Los demás están casados. Yo me casé también porque a veces uno necesita un consejo, más que todo el consejo de la mamá y yo nunca lo tuve. De las hermanas siempre los tuve, pero no es lo mismo. Mi mamá me daba consejo pero con cariño, en cambio mis hermanas me aconsejan pegando, gritando y esas cosas.

¿De qué murió tu mami?

Mi mamá murió de un paro cardiaco. Y ni para qué decir que mi papá está pendiente de mí, porque ellos se enamoran por ahí. Mi papá apenas que mi mamá se murió se enamoró y a mí me perdió la atención.

¿Y cómo te trata el papá de tu bebé?

Ahí. Ni tan bien, ni tan mal. Regular. A veces hay problemas. Él me tiene todas mis cosas, me tiene mi cama, por ese lado no sufro ni paso trabajo.

¿Qué cosas tienes?

Tengo mi cama, mi escaparatico, mi televisor, mis sillitas, mis chismes, mis cosas. Tengo mi casita que es lo más importante, está sin agua y sin luz pero la tengo. Tampoco hemos tenido la manera de comprar un zinc y ponerlo al techo.

¿Y cuándo vivías con tu papá tenías todo eso?

Cuando vivía con mi papá no tenía nada. De vaina tenía donde dormir que era un pedacito de cama de hierro y ya. De ahí me fui con él, él desde el principio me compró mis cosas y ahora poquito me levantó mi casa. Pero me da vaina, me da cosa que otras niñas pasen por esto, no me gustaría que estén como estoy yo. Porque eso es feo. Uno sufre.

¿Cuántas niñas hay aquí en esta vereda que están embarazadas?

Uff un poco…

 

Herlency Gutiérrez

@HerlencyG 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Aquellas buenas parrandas en San Fernando, Magdalena

Aquellas buenas parrandas en San Fernando, Magdalena

La primera que se viene a mi mente es la de un 30 de mayo, yo era un niño y vivía con mis padres en la casa de mi abuela Rebeca. Al...

La revista Jamü: una ventana sobre la realidad de la Guajira

La revista Jamü: una ventana sobre la realidad de la Guajira

Escuchar y leer a Estercilia Simanca Pushaina es escuchar y leer a todo un territorio y sus símbolos, a toda una tradición que bien...

Soraya, la mujer ciega que ve lo que todos deberíamos ver

Soraya, la mujer ciega que ve lo que todos deberíamos ver

En Valledupar según las estadísticas 25 mil personas tienen algún grado de discapacidad. La población promedio en la ciudad es de 5...

La descomunal fortuna de don Pepe Sierra

La descomunal fortuna de don Pepe Sierra

  Con toda seguridad, son escasas las personas en el país -y concretamente en la Costa Atlántica- que tienen algún conocimiento ...

La empanada de Llorente

La empanada de Llorente

Una empanada se ha convertido en el detonante entre los colombianos, civiles y la policía nacional. Bueno, específicamente la multa, ...

Lo más leído

Jaime, el de la Nacho

Diego Niño | Ocio y sociedad

Los inicios de la cerveza en Colombia

José Luis Hernández | Historia

Claude Monet y Chaïm Soutine, dos pintores antagónicos

Berta Lucía Estrada | Artes plásticas

La vida, esa feroz bancarrota

Diego Niño | Artes plásticas

¿Qué está pasando con la literatura del Cesar?

Luis Mario Araújo Becerra  | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados