Ocio y sociedad

Coca-cola y la historia de una marca que canta a la felicidad

Redacción

08/06/2015 - 06:20

 

La historia de Coca-Cola –una de las marcas más famosas del mundo- nace el 8 de mayo de 1886 en Atlanta cuando el farmacéutico John S. Pemberton quiso crear un jarabe contra los problemas de digestión que, además, aportase energía.

El resultado es una bebida efervescente que empezó a venderse al precio de 5 céntimos de dólares el vaso. Rápidamente, su creador se dio cuenta de las oportunidades abiertas por este producto y, con la ayuda del entonces contador Frank Robinson, crearon lo que se reconoce hoy como una de las marcas más valiosas y duraderas de la historia reciente.

En 1891 se fundó oficialmente The Coca-Cola Company. Inicialmente, el color predominante era verde como reflejo de los ingredientes que la componían: hojas de coca, entre otras hierbas, y nueces de cola. Dos años después, los fundadores registraron la marca en la Oficina de Registro de la Propiedad Industrial de los EE.UU.

Desde los inicios, el mensaje se centró esencialmente en la felicidad debido también en las virtudes originales de una bebida que pretendía paliar los dolores estomacales e infundir una renovaba energía a quienes la tomaban.

Su fama se consolidó en el año 1915, cuando, para resolver un problema de imagen estribado del gran número de modelos de botellas usados por diferentes embotelladores, la empresa abrió un concurso de diseño. Nació entonces la “botella contour”, un modelo único de botella diseñado por Alexander Samuelson que fue registrado por primera vez en 1960 en la oficina de marcas estadounidense. Hoy esa botella sigue siendo un símbolo distintivo de la empresa.

En 1931, la empresa encargó al pintor Habdon Sundblom que renovara la marca y este último retrató durante los siguientes 30 años a Santa Claus con un rojo apasionado que terminaría imponiéndose como el color original y definitivo de Santa Claus. Un logro increíble de la política promocional de Coca-Cola.

Durante los años 40, los soldados estadounidenses se encargaron de popularizar la bebida por el mundo mientras combatían en la II Guerra Mundial. La lata de Coca-Cola, un nuevo envase más resistente, nacido para maximizar la conservación en el frente, superó los límites del conflicto y se impuso como otro símbolo más. Prueba de que Coca-Cola estaba hecha para durar.

En la actualidad, algunos estudios de marketing proyectan que la Coca-Cola es la bebida más conocida en el planeta con 24 millones de puntos de venta y un grado de reconocimiento del 94% de la población mundial. La compañía presume incluso de que la palabra Coca-cola sea la segunda más reconocida después de la expresión “Ok” (okay).

Nuevas promociones y nuevos mensajes: Comer juntos alimenta la felicidad

El éxito de Coca-Cola ha sido motivo de estudios para todos aquellos que trabajan y se forman en mercadeo o comunicación. Muchas de las promociones se centran en una emoción o un valor que genere grandes sentimientos tanto a nivel personal como colectivo.

Un ejemplo interesante se encuentra en la última campaña audiovisual de Coca-Cola donde, pese a sus diferencias de gustos y musicales, una joven termina reconciliándose con cada uno de sus familiares y mirándoles con amor o compasión. La Coca-cola se interpone aquí como un elemento unificador y renovador que trabaja a favor de la familia.

PanoramaCultural.com.co   

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Tiempo, ¿Cuáles perros rabiosos te persiguen que vas tan de prisa?

Tiempo, ¿Cuáles perros rabiosos te persiguen que vas tan de prisa?

Es increíble cómo pasa el tiempo. Apenas le da a uno la oportunidad de respirar, y eso, a veces. Por ejemplo, no más ayer en San ...

Noche de bohemia y poesía con Luis Alberto Díaz

Noche de bohemia y poesía con Luis Alberto Díaz

La Alianza Francesa de Valledupar se ha perfilado en los últimos meses como un escenario destacado para la palabra. Las presentacione...

Rita Fernández Padilla: “Valledupar es el paraíso de mi alma”

Rita Fernández Padilla: “Valledupar es el paraíso de mi alma”

Valledupar la conquistó desde muy joven. Fue en su primera visita al Festival Vallenato, en 1968, y la convirtió enseguida en una de ...

Baltasar Garzón y la defensa de una justicia integral para conseguir la Paz

Baltasar Garzón y la defensa de una justicia integral para conseguir la Paz

“Cuando nos enfrentamos a un fenómeno como el de un conflicto armado en donde la justicia tiene que tener una voz y un rol clarame...

De Malala a Natalia

De Malala a Natalia

Dicen que las comparaciones son odiosas, pero hay situaciones que ameritan acudir a ciertos tipos de estructura comparativa, para inv...

Lo más leído

Pueblo Bello en la Sierra Nevada

Enrique Córdoba | Turismo

Ray Bradbury: entre amor y odio a la tecnología

José Luis Hernández | Literatura

Sobre la tolerancia: un marco histórico

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Memorias de un carnaval que terminó en tragedia

María Ruth Mosquera | Historia

Los carnavales de Valledupar

Alberto Muñoz Peñaloza | Historia

Talaigua, el pueblo de mis entrañas

Eddie José Dániels García | Turismo

Tito Puente, un rey entre la Salsa y el Latin Jazz

Isabelle Laymarie | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube