Ocio y sociedad

Tlön: más que un bar, un promotor cultural

Samny Sarabia

11/01/2016 - 07:25

 

La historia de Tlön bar empieza a tejerse con los deseos de los hermanos Carlos Cesar y Guillermo Luis Silva y su amigo Freddy Calderón de crear un negocio donde las personas pudieran enrumbarse, que se mantuviera económicamente y que a su vez, pudiera articularse con un gusto de los tres: la cultura. Es así como el 28 de febrero de 2014 abre sus puertas este lugar que le debe su nombre a un cuento del escritor argentino Jorge Luis Borges titulado Tlön, Uqbar, Orbis Tertius.

Próximo a cumplir dos años de servicio a la comunidad, Tlön se ha convertido en ese periodo en ejemplo local de generación de empresa sostenible a través de la promoción de una nutrida oferta cultural. Desde su apertura, se ha ganado rápidamente el respeto de los gestores y creadores culturales de Valledupar, gracias al espacio que de manera estable ha abierto a las diferentes expresiones artísticas, sin exclusión.

Para celebrar su segundo aniversario, este pequeño santuario de la cultura ofrece a los hacedores y seguidores del arte, una agenda anual que les permitirá una mejor y mayor organización. Durante cada mes del año el público podrá deleitarse con una variedad de actividades de una temática o concepto determinado; una estrategia encaminada a mantener motivados a sus asistentes habituales, a conquistar a las personas que aún no los conocen y especialmente, a plantear, desde sus aún limitados recursos, un calendario cultural permanente para la ciudad.

En enero la temática escogida es el carnaval; es por ello que ya empezó con la presentación de bandas locales y de municipios vecinos, así como la presentación de música de tambora para reavivar la temporada carnestoléntica perdida en los últimos años en Valledupar. En febrero, la temática seleccionada es el cine. Se iniciará el segundo mes del 2016 con la presentación de propuestas audiovisuales locales, seguida de producciones nacionales e internacionales.

Las letras tendrán su mayor acogida en el mes de marzo donde los propietarios de Tlön propondrán actividades literarias diversas como conversatorios, recitales poéticos y en lo posible, realizar lanzamientos de libros y encuentros entre escritores locales y de otros lugares del país. En abril, mes del festival, el vallenato clásico y los acordeones obtendrán nuevamente el protagonismo que desde el 2014  han tenido en este espacio cultural para dar paso en mayo a las actividades donde el eje central serán las artes plásticas. En junio y julio, los meses de vacaciones, se hará mayor énfasis en la música del caribe y la urbana respectivamente.  

Aunque internacionalmente la celebración oficial de la danza es el 29 de abril, en Tlön se resaltará durante el mes de agosto; treintena donde seguramente los grupos dancísticos de la ciudad y del departamento del Cesar estarán ofreciendo lo más notable de los bailes folclóricos tradicionales pero donde también tendrán cabida los ritmos alternativos e innovadores.

La imagen se alzará en septiembre, mes apartado para la fotografía y sus exponentes. En octubre es el momento para el teatro y en noviembre llega el arte oral de narrar esas historias mágicas y reales que rodean a la región vallenata a través de la cuentería. La agenda cultural 2016 se finalizará con lo mejor del sabor costeño, las parrandas vallenatas.

A pesar de ello, cabe resaltar que la agenda no se cierre a las expresiones distintas a la celebrada en cada mes.  “Se tiene un concepto especial mensual para manejar de mejor forma al público y no aburrirlo. Sin embargo, esto no quiere decir que en enero todo sea carnaval, se pueden presentar situaciones excepcionales. No cerramos la puerta pero es claro que le vamos a apostar más al tema del mes. Es una manera también para que los artistas se organicen y tengan presente en qué mes corresponde a cada disciplina y puedan presentar sus propuestas” asegura Carlos Cesar Silva, co-propietario de Tlön bar.

Más allá de solo realizar actividades, este lugar se han convertido en una de las entidades más dinámicas en el ámbito cultural de Valledupar realizando alianzas y  procesos que pretenden lograr cambios reales en la sociedad como el iniciado hace poco con el Colectivo Cultural La Mesa cuyo propósito es hacerle un llamado a las personas para que regresen al centro histórico y activarlo ofreciendo actividades de disfrute familiar.

Promover alternativas culturales desde lo privado, desde donde puede y sabe hacerlo; esa es su apuesta para el 2016, porque a pesar de las alianzas, Tlön prefieren su independencia. De la rumba sale el recurso para apoyar a los artistas y entidades aliadas, y por el momento sus dueños lo prefieren así, por encima del interés económico, prima el cultural.  El único apoyo que desean seguir recibiendo es el de sus clientes, el de los músicos, pintores, poetas, escritores, escultores, actores, realizadores, demás artistas y gestores porque la idea de tres personas, se convirtió en el mundo de muchas, dejó de ser algo que crearon ellos para convertirse en una creación colectiva.

 

Samny Sarabia

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Un refugio en Cartagena para las industrias culturales

Un refugio en Cartagena para las industrias culturales

  Hace ya una década que Cartagena está erguida en el corazón del Caribe colombiano como el cálido refugio en el que encuentran a...

¿Hasta dónde nos llevará la telefonía móvil?

¿Hasta dónde nos llevará la telefonía móvil?

Exuberantes construcciones y centelleantes pantallas de plasma de varios metros de extensión. Anuncios abrumadores e innumerables herr...

Doña Clemencia

Doña Clemencia

Los estudiantes la conocían como la señora de las repollitas. Se pasaba el día ofreciendo estos pastelitos en prados y edificios d...

La orientación sexual y el derecho a la intimidad, discutidos en Valledupar

La orientación sexual y el derecho a la intimidad, discutidos en Valledupar

El 28 de junio de cada año se celebra en el mundo el día del orgullo gay. Un día en el que las comunidades que conforman el grupo LG...

Bailes sorpresivos en las calles de Valledupar

Bailes sorpresivos en las calles de Valledupar

Nada mejor que un baile en la calle para provocar la sonrisa. Y mejor todavía si se hace a plena luz del día en un lugar donde normal...

Lo más leído

Los caribes colombianos

José Javier González de la Paz | Pueblos

Sobre la naturaleza egoísta del hombre

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

El manifiesto cultural

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Macondo: perfil de Gabo

Oscar Pantoja | Literatura

La oscura nube del Cerrejón en La Guajira

La Liga contra el silencio | Medio ambiente

Un pueblo con dos patronos

Diógenes Armando Pino Ávila | Patrimonio

La revelación póstuma

Álvaro Yaguna Nuñez | Música y folclor

No quiero aplausos, sólo tu amor

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube