Ocio y sociedad

El Rugby: orgullo guajiro

Fabrina Acosta Contreras

04/04/2018 - 06:40

 

Simeón González, presidente de la liga y gran mentor del rugby en la Guajira

"Los campeones no están hechos en el gimnasio.

 Los campeones están hechos de algo que tienen en su interior,

 un deseo, un sueño, una visión."

 Muhammad Ali 

El Rugby es un deporte que definitivamente ha logrado las mejores noticias para la Guajira y protagoniza procesos de transformación para la juventud. Es inspirador caminar por la playa en Riohacha y ver a jóvenes (mujeres y hombres) entregar todo en el entrenamiento, pero es aún más hermoso sentarse a escuchar las historias relatadas por sus protagonistas, los guerreros del rugby, como Simeón González, Carmen Ibarra y Katherine Medina, que nos confirman que su vida era una antes y otras después del rugby. Ellos demuestran que el deporte es un camino correcto para tejer esperanzas de una nueva generación libre de problemáticas sociales.

Rugby guajiro: inclusión y equidad.

La liga de rugby es un semillero y cada día están logrando que la Guajira se muestre en la parte femenina y masculina, lo cual, demuestra una inclusión de género que Simeone González define como propicia, pues las mujeres son muy inteligentes y capaces, “sin ellas el deporte estaría incompleto”, por ello una de las metas que tiene es que en el 2018 se realice un torneo nacional de rugby femenino en la Guajira.

Simeón refiere que tiene sus esperanzas en las chicas que entregan todo en la cancha, las mujeres han logrado quedar como las segundas mejores de Colombia, han conseguido ganar medallas de plata en competencias nacionales. A pesar de las dificultades que enfrentan, han logrado buenos resultados.

Logros del Rugby: más allá de las medallas

Este deporte no solo ha logrado ganar torneos, sino que ha enfrentado grandes retos como salvar a los jóvenes de las pandillas, de la violencia y el consumo de sustancias psicoactivas; ha permitido afianzar sus proyectos de vida y mejorar las relaciones familiares, por esta razón, este deporte es un orgullo guajiro, no solo en el ámbito competitivo como tal, sino en los aportes sociales que hace, generando así un escenario de esperanzas para las nuevas generaciones.

Simeón González afirma que: “Sabemos que nos cuesta mucho este sueño, debemos invertir de nuestro propio recurso, pero lo más satisfactorio es que hemos podido salvar a muchos jóvenes de situaciones de riesgo, las familias de los que ahora juegan rugby nos agradecen, porque hemos logrado cambiar sus dificultades y son mejores personas, los profesores de rugby no esforzamos por sembrar en cada jugador valores integrales”.

Un deporte que merece todo el apoyo

Es fundamental que las instituciones y la ciudadanía en general, apoyen este gran emprendimiento social/deportivo pues tiene talentos que se destacan no solo en nuestro país; el rugby guajiro está para grandes cosas y lo está demostrando; no se detienen por ningún obstáculo sino que continúan con la firmeza de quienes están convencidos de cual es el camino que deben recorrer y cada integrante de la liga tiene la plena confianza que escogieron el mejor camino, el de la disciplina, entrega, pasión y perfeccionamiento que son características que exige el rugby.

El rugby ha asumido con altura, el reto de demostrar que a pesar de todos los problemas que tengan logran grandes resultados; especialmente por la falta de apoyo económico, lo que implica (entre otras cosas) que el departamento no cuente con un escenario apto para entrenar.

Pero es de destacar que el equipo de trabajo de la liga (profesores, árbitros y aliados) están unidos y siguen firmes como guerreros imparables que no frenarán su marcha hasta lograr cada uno de sus objetivos.

Rugby de la Guajira para el mundo

Katherinne Medina, gran promesa del rugby colombiano Cada día este deporte trae más glorias a nuestra tierra guajira, cada vez se amplía la lista de jugadores que se destacan; Simeón González, presidente de la liga y gran mentor del rugby en la Guajira, es jugador de la selección Colombia; ha jugado más de 16 partidos internacionales pero a él no le basta con haber llegado a la selección. Él se ha dedicado a entrenar a los jugadores y no descansa hasta verlos convertidos en grandes jugadores; así fue como logró que Katherine Medina fuera llamada a selección Colombia y jugara en los Olímpicos, lo cual, fue histórico para la guajira que una de sus pupilas llegara a ese importante escenario internacional.

Asimismo, habla de otra de sus hijas deportivas, Carmen Ibarra, a quien define como esa esperanza mundial del rugby, pues a sus 17 años ya está en selección Colombia y ha participado con honores de grandes competencias internacionales.

Logros con sabor a perseverancia

En definitiva, la tarea de la liga de rugby es dedicarse a los muchachos y lograr sacarlos de problemas sociales que puedan afectar su proyecto de vida, confían en que el rugby es capaz de convertir el mayor problema en una oportunidad de sana competencia, y sueñan con lograr que el mundo los identifique como una potencia.

Entre los logros está haber desarrollado dos sudamericanos de rugby en Riohacha y conseguir el apoyo de cancillería. Gracias a esto los jóvenes han logrado viajar a otros países; en Colombia y en el mundo se han convencido que en la Guajira nadie se rinde ante los problemas o la falta de apoyo, que hay un gran semillero de calidad deportiva.

Simeón tocó varias veces las puertas de Cancillería para gestionar alianzas hasta que logró que una comisión visitara la guajira y observara que lo que él decía era una verdad, que más de 400 jóvenes habían conocido el rugby y que era importante el apoyo. Así fue como viajaron a la Guajira y recorrieron los municipios; Simeone explica que la delegación lloró viendo como había jóvenes que debía caminar del barrio “Divividi” (comuna 10) en Riohacha hasta la playa para entrenar, y también vieron las condiciones en que algunos vivían en  rancherías o municipios de la Guajira, ver que a pesar de las dificultades ellos entregan todo por el rugby y se alejan de problemas ha sido fundamental para recibir todo el apoyo de entidades del orden nacional.

Por ahora varios aliados (externos al departamento de la guajira) del rugby quieren que Simeón y sus muchachos sigan visitando otros países y logrando apoyos internacionales para que el sueño de que el rugby sea un escenario de paz, transformación y desarrollo para la región guajira sea una realidad.

Cierro estas letras afirmando que no dudo que puedan lograr todos los propósitos, el camino es que sus logros motiven a las diferentes instituciones a brindarles apoyo financiero y técnico, y ellos por su parte continúen trabajando desde la hermandad con perseverancia y la fuerza de cardenales guajiros (Isho).

 

Fabrina Acosta Contreras

@Facostac

Sobre el autor

Fabrina Acosta Contreras

Fabrina Acosta Contreras

Evas&Adanes

Nieta de Rita Contreras leyenda viva de 108 años. Escritora e investigadora Guajira, Psicóloga, Magister en estudios de género, Magister en Gestión de Organizaciones y Especialista en Alta Gerencia. Es creadora de la Asociación “Evas&Adanes” desde la cual, lidera diversas iniciativas ciudadanas como los foros “La Mujer en el vallenato”, “Tejiendo esperanzas por la Guajira”, Programa radial Evas&Adanes, entre otras.

Ha recibido reconocimientos por la causa que lidera tales como: Joven sobresaliente de Colombia TOYP 2018 (JCI Colombia), máxima distinción del departamento de La Guajira medalla Luis Antonio Robles, personaje diez en el departamento de Amazonas, medalla a Mujer extraordinaria con proyección social otorgada por la Asociación de Mujeres de la Guajira.

Ha sido columnista por más de 10 años de varios medios puntualizando temas de género y derechos de las mujeres, así como las causas por la guajira; es autora de los libros Mujer Sin Receta: Sin Contraindicaciones para hombres, Evas culpables, Adanes inocentes” y “De esas costumbres que hay en mi tierra: una mirada a los imaginarios sociales de la violencia de género”.

@Facostac

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

López Michelsen: un cachaco con corazón costeño

López Michelsen: un cachaco con corazón costeño

  Cuando el doctor Alfonso López Michelsen, llegó por vez primera a Valledupar, coincidencialmente, y sin saberlo, se hospedó en u...

“De la paz no se habla en las regiones. La paz es un tema de Bogotá”: Natalia Springer

“De la paz no se habla en las regiones. La paz es un tema de Bogotá”: Natalia Springer

Sábado 08 de agosto del 2015. La Escuela Vallenata de la Paz, primera iniciativa dedicada a tratar los temas del posconflicto en las...

Ada Ramos, la Celia Cruz vallenata

Ada Ramos, la Celia Cruz vallenata

Valledupar no sólo tiene grandes artistas de vallenato. También cuenta con una gran salsera que baila y canta como la famosa cubana C...

Un lugar en la Cumbre

Un lugar en la Cumbre

“El grafitero del alba,  un fantasma  que escribe la palabra dignidad, ¿Será ayudado por los guardias  en vez de convertir...

La Cultura de paz y los medios de comunicación

La Cultura de paz y los medios de comunicación

Los medios de comunicación tienen un considerable impacto en la sociedad y en las percepciones. Representan una herramienta elemental ...

Lo más leído

Pueblo Bello en la Sierra Nevada

Enrique Córdoba | Turismo

Ray Bradbury: entre amor y odio a la tecnología

José Luis Hernández | Literatura

Sobre la tolerancia: un marco histórico

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Pluralidad, multiculturalismo y ética

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Ladrido cultural

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Libros que se fueron, pero se quedaron

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube