Ocio y sociedad

Casa Grande Caribe: un estudio completo sobre la realidad social del Caribe colombiano

Johari Gautier Carmona

05/08/2019 - 06:15

 

Casa Grande Caribe: un estudio completo sobre la realidad social del Caribe colombiano

 

Entre titulares amarillistas, estudios poco creíbles y discursos políticos desnaturalizados, entender la realidad social del Caribe colombiano se convierte a veces en un ejercicio especialmente complicado.

Los estudios que analizan e interpretan objetivamente los indicadores de la región escasean. Por eso, el reciente estudio “Casa Grande Caribe” (Banco de la República, 2019), editado por Jaime Bonet Morón y Diana Ricciulli Marín como resultado de una cumbre por la inclusión y la transformación social (realizada en Santa Marta en noviembre del 2017), aparece en el horizonte con un propósito especial: el de brindar un análisis profundo que debe servir a la región.

Su contenido se divide en 5 ejes que radiografían la estructura social del Caribe social y lo ponen en el contexto nacional: la educación, la nutrición, la salud, el acceso a servicios públicos y la calidad del gasto social. Cada uno de ellos nos refuerzan en la idea de que, a pesar de la mejoría de la última década, el Caribe colombiano mantiene una enorme brecha frente al resto del país.

Uno de los indicadores más explícitos es el de la pobreza: se estima que 2.8 millones de costeños siguen en condiciones de pobreza multidimensional, y los departamentos de la costa Caribe con mayor pobreza siguen mostrando cifras rojas: la Guajira (44% de pobreza), Sucre (40.3%), Magdalena (39.3%), Cesar (36.8%) y Córdoba (33.7%). ¿Pero cómo se caracteriza esa pobreza? ¿Qué subyace detrás de estas cifras? ¿Y de qué forma se puede remediar?   

En lo que se refiere a educación, el estudio de Casa Grande Caribe resalta que la asistencia escolar disminuye sensiblemente a partir de los 15 años, y que a partir de los 17 la caída es mucho mayor en cuatro departamentos (Magdalena, Sucre, Guajira y Cesar). También sobresales los grandes atrasos en la cobertura de los 3 y 4 años en las zonas urbanas de los departamentos de Córdoba, Magdalena, Cesar y Sucre.

También la calidad de la educación es problemática. En las zonas rurales, todos los departamentos de la región Caribe, excepto Cesar, están por debajo del promedio nacional.      

Ante esta situación, las recomendaciones apuntan a una mayor inversión en la educación preescolar ya que son reconocidos sus efectos positivos sobre el desarrollo físico, cognitivo y socioemocional de los niños. También se señala el efecto contraproducente de la doble jornada (que favorece la deserción y la repetición), y la necesidad de reemplazarla por una jornada única. Con todo esto, es fundamental formar a los docentes. La región Caribe vive una situación extremadamente precaria en ese aspecto.

En cuanto al bienestar de la primera infancia, la región Caribe se caracteriza por tener los peores resultados en todos los indicadores. La desnutrición y la mortalidad infantil son especialmente alarmantes. En el caso de la Guajira y Magdalena, por ejemplo, la desnutrición puede llegar a triplicar el resto del país, y la mortalidad infantil en la región Caribe es 3.5 veces mayor que el resto de Colombia.

Aquí las propuestas del Banco de la República se centran en la recuperación de niños diagnosticados con desnutrición aguda y madres gestantes, y en el fomento de políticas de prevención de la desnutrición de niños entre 0 y hasta 2 años. Se estima que hace falta 3002 millones de dólares para erradicar y prevenir la desnutrición en la región Caribe.

Por otro lado, es inevitable hablar de la salud y la calidad de los servicios que se brindan en la costa Caribe. Las cifras demuestran grandes lagunas si se considera, por ejemplo, que la mortalidad materna asciende a 83 muertos por 1000 nacidos vivos (es decir 24 puntos por encima del promedio nacional).  

Este contexto se agrava si tenemos en cuenta que el Caribe es la segunda región con mayor número de embarazos adolescentes. Esto supone una presión adicional para el sector de la salud y, al mismo tiempo, un reto más a la hora de mejorar los niveles de educación.

Las cinco causas más frecuentes de defunción por muertes no externas (es decir, no causadas por accidente, homicidio o suicidio) en el Caribe son las mismas que a nivel nacional: enfermedades cerebrovasculares (19.9%), enfermedades hipertensivas (19.4%), diabetes (19.1%), enfermedades de corazón (16.9&), y enfermedades crónicas de las vías respiratorias (13,6%).

El Banco de la República sugiere como solución un modelo integral que fortalezca su atención en las 5 principales causas de muerte y en la mortalidad infantil, y considera que serían necesarias 325.8 unidades de atención para la región (que tienen como referencia la estrategia de Pasos y Caminos de la ciudad de Barranquilla).

No es nuestra intención resaltar todas las cifras y propuestas de este exhaustivo estudio (ya que se referencian otros grandes temas como la cobertura en acueducto, el alcantarillado, o la calidad del financiamiento), pero sí es pertinente subrayar su relevancia a la hora de establecer políticas sociales en la región del Caribe.

Sin lugar a dudas, este “manual” debe ser recomendado a todos los actores que aspiren a administrar los municipios y departamentos de la región, pero también a las instancias que buscan ejercer un control o, por lo menos, acompañarlos a lograr sus objetivos.

 

Johari Gautier Carmona

@JohariGautier

1 Comentarios


Alonso Pérez 06-08-2019 11:44 AM

Excelente, ¿Dónde se puede conseguir?

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Las ruedas de una pasión

Las ruedas de una pasión

  Nacido en el Huila pero con arraigo en el Valle del Cauca, tras haber recorrido parte del interior del país en búsqueda de opor...

Iliana Curiel, la pediatra de los hijos del sol

Iliana Curiel, la pediatra de los hijos del sol

  “Qué maravilloso es que nadie necesita esperar un momento antes de comenzar a mejorar el mundo” Ana Frank  Iliana es un...

Conversaciones con una madre de 15 años

Conversaciones con una madre de 15 años

Las autoridades desconocen el número oficial de niñas embarazadas en la vereda Las Casas, jurisdicción de Valledupar, pero reconoc...

La Cultura de paz y los medios de comunicación

La Cultura de paz y los medios de comunicación

Los medios de comunicación tienen un considerable impacto en la sociedad y en las percepciones. Representan una herramienta elemental ...

“Los hombres sí podemos reconciliarnos positivamente con lo femenino”

“Los hombres sí podemos reconciliarnos positivamente con lo femenino”

  Javier Omar Ruíz es uno de los fundadores del Colectivo Hombre y Masculinidades; una organización social que viene operando en ...

Lo más leído

El cine y la defensa de la naturaleza

Enrique Martínez-Salanova | Cine

Te equivocaste, Fabio

Fabrina Acosta Contreras | Opinión

Libros de cuentos para conocer África

José Luis Hernández | Literatura

La agricultura urbana en Colombia

Redacción | Medio ambiente

La varita de caña y su historia, un episodio de la vida real

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Una señora Patillalera formó en el Valle una gritería

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

El reloj del Tío Tomás

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados