Ocio y sociedad

Conchita Iguarán: la eterna tejedora de identidad

Fabrina Acosta Contreras

18/12/2019 - 06:00

 

Conchita Iguarán: la eterna tejedora de identidad

“El día que no pueda tejer con hilos, tejeré con historias”

Conchita Iguarán

Las mujeres wayuu son ejemplos claros de resiliencia y amor por la cultura. Ellas son vientres fructíferos que tejen ideas de supervivencia para su familia y la preservación de los principios culturales. Su rol es protagónico en sus comunidades y fuera de ellas, tanto en el ámbito de la maternidad y familiar, como en el comercial o político. De esta manera, es importante hacer referencia a la investigación que Román y Luis Delgado, realizaron y en la cual, refieren que:

“La mujer se desenvuelve dentro de la sociedad Wayuu como la representante de la perpetuidad cultural. Como madres, son las dueñas se un vínculo espiritual que transmiten a sus descendientes en un legado de por vida. En el pueblo Wayuu la mujer tiene una gran importancia no sólo desde la procreación, sino como la matriz de la cultura y la portadora de la carga moral. Ella lleva consigo el elemento más importante: ser la responsable de heredar a sus descendientes su clan y perpetuar el linaje de su familia. Por ello juega un papel de gran trascendencia dentro del clan familiar, forjándose una sociedad matrilineal. La mujer es la encargada de perpetuar la cultura, como fiel conocedora de la estructura de su núcleo, conoce las historias, la genealogía, las costumbres y transmite los saberes ancestrales a sus hijos. Orientadora y responsable de la formación integral para las nuevas generaciones”.

Una historia inspiradora

La maestra Conchita Iguarán es muestra perfecta de sabiduría, amor y liderazgo wayuu, ella habla con una pasión propia de quien es una eterna enamorada de su cultura; una mujer que con su conocimiento ancestral abraza a las nuevas generaciones cumpliendo el gran compromiso de heredar el legado para que siempre vivan los principios culturales.

Conchita es la cuarta entre diez hermanos y la mayor de las mujeres, eso le significó tener la gran misión de ser lideresa y maestra, enseñar con amor a los demás su conocimiento; se refiere a sus padres con profunda gratitud por enseñarle el valor por la cultura pues afirma que incluso su padre a pesar de ser mestizo sabía hablar wayunaiki y le inculcaron el amor y respeto por su esencia indígena.

Es madre de cuatro hijos, manifiesta que son el motor de su vida y que se siente orgullosa porque desde sus profesiones y diferentes roles son unos defensores de su etnia; Dayanna estudió gastronomía/cocina,  María Angélica estudió Comercio Internacional, Nelson David estudió finanzas y Jassay es diseñadora de modas y textiles, ella es quien de manera permanente sigue sus pasos siendo su aliada y trasmitiendo conocimientos desde dos entidades el SENA y Artesanías de Colombia, además quien la ha estrenado como abuela pariendo a una bella niña de quien asegura que también será una tejedora como su bisabuela, abuela y madre.

Los hijos de Conchita se han formado académicamente pensando en la defensa de su etnia, en la tejeduría, gastronomía y comercialización de sus productos siempre con la mirada en la preservación de su identidad; Conchita afirma que la riqueza cultural de los wayuu tiene la capacidad de aportar bienestar a sus comunidades, que si bien se han recibido apoyos nacionales las entidades territoriales de la guajira están en deuda con el sector de artesanos, el cual, no implica exclusivamente la producción de artículos sino que es una gran plataforma económica, cultural, política y social que podría cubrir las necesidades del territorio generando cadenas de valor y bienestar integral.

Emprendedora, maestra y orgullo guajiro

Desde la década de los 70 cuando estudiaba en la normal conchita se vinculó a cursos de formación en el SENA, incluso algunos que no tenían que ver con la tejeduría wayuu pero si con la cultura y como buena aprendiz tomó lo mejor de este proceso, hasta lograr con su talento ancestral ser instructora y darle un valor merecido a la tejeduría en los procesos formativos del SENA, son muchas las personas que se beneficiaron de sus sabios aportes, por eso afirma que no solo tiene sobrinos de sangre sino innumerables jóvenes (sobrinos de la vida) que aprendieron de su mano el amor por la tejeduría y la cultura.

El legado de Conchita es universal, ella no solo se dedicó a tejer sino a trasmitir conocimiento, asimismo es una emprendedora y visionaria sin límites que siempre ha encontrado oportunidad para que sus creaciones y su cultura lleguen a diferentes partes del mundo y que el nombre de La guajira quede en alto. Para ella no han existido fronteras, porque son varios los países a donde ha llegado con su telar de ideas, mochilas coloridas y mantas imponentes como el sol de su amada Uribia, la tierra que siempre brilla.

Se considera una mujer capaz de romper paradigmas en todos los sentidos y asimismo en el diseño de nuevas tendencias, pero sin desprenderse nunca de su cultura, una de las anécdotas que tiene para contar es cuando la invitaron a vestir a las candidatas al reinado nacional de la belleza, lo que siempre afirmó era que ella haría diseños que tuvieran identidad y en equipo con su hija Jassay lograron diseñar vestuarios que enaltecían los atuendos de la mujer wayuu.

Conchita Iguarán, maestra de maestras en la Guajira

Maestra de maestras

La artesanía y tejeduría wayuu le ha dado todo, las mayores alegrías, los más sentidos pujones de partos con los proyectos que ha liderado y el sinnúmero de historias por contar; con su universo indígena tiene todo el poder de impactar al mundo occidental, defiende que los jóvenes se preparen académicamente pero que siempre lleven el amor por su cultura, que no sea el conocimiento occidental que los aleje de su origen sino que estos conocimientos ayuden a preservar la gran nación wayuu, sus usos y costumbres, sus emprendimientos étnicos y el bienestar integral de todas las comunidades.

Cuando habla de sus tejidos, genera conexiones profundas, contagiando a quien la escucha de sentimientos e historias que tejen las manos de las matronas y mujeres wayuu. Ella es un icono para nuestra tierra guajira y el mundo sabe de ella, de su sabiduría y de su gran legado, esto la ha hecho merecedora con honores de muchos reconocimientos que la definen como un referente guajiro e indígena.

Hace unos días recibió la medalla a la maestría, máximo reconocimiento que otorga “Artesanías de Colombia” lo cual, deja claro lo que representa una mujer como ella para La guajira y para el país; Conchita es una maestra de maestras que no detiene sus pasos en el camino de dejar las bases sólidas para que nunca se pierda la esencia de su cultura wayuu y de lo  que las mujeres aportan a ella.

De esta manera, es importante citar a Alessandro Mancuso, quien argumenta que las mujeres wayuu son protagonistas en el escenario familiar, social y económico de sus comunidades. Cuando afirma:

“Que, entre los pueblos indígenas de las tierras bajas suramericanas, los Wayúu ocupan una posición “excéntrica”, no sólo geográficamente (la península de La Guajira), sino también desde el punto de vista de su modelo de organización social… el comercio es considerado sobre todo una actividad femenina, no sólo porque los hombres por lo general se encuentran ocupados en otras actividades, sino también porque las mujeres tienen la reputación de ser más cuidadosas y “responsables” en el manejo del dinero. Además, es importante destacar que las mujeres no se limitan a comerciar los “productos” del trabajo de los hombres. Al contrario, hay bienes, como el tejido de hamacas y mochilas, que no sólo son vendidos por las mujeres, sino que también son producidos exclusivamente por éstas”.

Liderazgo femenino: orgullo guajiro

Conchita es una tejedora de paz, cultura y esperanzas, una lideresa innata que deja huellas imborrables por donde transita; aprovecho estas letras para agradecerle por enseñarnos con su ejemplo, por caminar con sus mantas y mochilas con la seguridad de su herencia ancestral y enamorarnos de su cultura wayuu.

Vivan las mujeres como ella que aportan a un mundo que necesita más esencia y liderazgos y una guajira que merece más desarrollo y menos desigualdad.

Gracias por todo, maestra. Orgullo guajiro.

 

Fabrina Acosta Contreras

@Facostac

Sobre el autor

Fabrina Acosta Contreras

Fabrina Acosta Contreras

Evas&Adanes

Nieta de Rita Contreras leyenda viva de 108 años. Escritora e investigadora Guajira, Psicóloga, Magister en estudios de género, Magister en Gestión de Organizaciones y Especialista en Alta Gerencia. Es creadora de la Asociación “Evas&Adanes” desde la cual, lidera diversas iniciativas ciudadanas como los foros “La Mujer en el vallenato”, “Tejiendo esperanzas por la Guajira”, Programa radial Evas&Adanes, entre otras.

Ha recibido reconocimientos por la causa que lidera tales como: Joven sobresaliente de Colombia TOYP 2018 (JCI Colombia), máxima distinción del departamento de La Guajira medalla Luis Antonio Robles, personaje diez en el departamento de Amazonas, medalla a Mujer extraordinaria con proyección social otorgada por la Asociación de Mujeres de la Guajira.

Ha sido columnista por más de 10 años de varios medios puntualizando temas de género y derechos de las mujeres, así como las causas por la guajira; es autora de los libros Mujer Sin Receta: Sin Contraindicaciones para hombres, Evas culpables, Adanes inocentes” y “De esas costumbres que hay en mi tierra: una mirada a los imaginarios sociales de la violencia de género”.

@Facostac

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Cuando el deporte salva vidas y edifica lideres

Cuando el deporte salva vidas y edifica lideres

Historias de superación personal derivadas del deporte se registran y publican  a diario. Los deportistas son quienes muestran el r...

Rita Contreras: una brújula existencial para la mujer de hoy

Rita Contreras: una brújula existencial para la mujer de hoy

“Las mujeres como ella deberían escribir un manual de vida al que pudiéramos acudir mujeres como yo cada vez que urjamos de inspi...

El contraste de la noche vallenata

El contraste de la noche vallenata

  Es viernes y la tarde de Valledupar es un eterno remolino de ruido de motos, carros y voceadores, todos corriéndole al sol canic...

Claudia Elena Vásquez, la Reina de Carlos Vives

Claudia Elena Vásquez, la Reina de Carlos Vives

    La vida de la antioqueña Claudia Elena Vásquez Ángel y el samario Carlos Alberto Vives Restrepo, gira alrededor del amor d...

Jota Jota Puerta: “Todo en la vida requiere esfuerzos”

Jota Jota Puerta: “Todo en la vida requiere esfuerzos”

La locución y el periodismo son dos cosas que lo apasionan y a las que quiere dedicar gran parte de su vida. Jota Jota Puerta es un jo...

Lo más leído

La historia afroamericana contada en las canciones de Salsa

Alejandro Álvarez Martínez | Música y folclor

El eco de la nostalgia

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Libros de cuentos para conocer África

José Luis Hernández | Literatura

De música africana a champeta

Luis Gerardo Martínez Miranda | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados