Ocio y sociedad

¿Por qué existen los años bisiestos?

Redacción

28/02/2020 - 04:55

 

¿Por qué existen los años bisiestos?

 

La Tierra no tarda 365 días exactos en dar la vuelta al Sol, sino que lo hace en 365 días, 5 horas, 48 minutos y 56 segundos. En cuatro años, el desfase llega hasta las 23 horas, 15 minutos y 56 segundos, formando un nuevo día.

Este hecho hace necesario añadir un día más a nuestro calendario cada cuatro años para evitar alterar el orden natural de las estaciones. Cada año se van sumando esas seis horas extra y se convierten en un día. Así se evita que el calendario gregoriano colapse.

La primera medida tomada en este sentido se remonta a la época romana con Julio Cesar. En el año 46 a-C, el calendario juliano se adaptó a la revolución de la tierra alrededor del sol, y pasó de 354 a 365 días.

Los nuevos 11 días decidieron colocarse entre los doce meses, que pasaron a ser de 30 y 31 días. El último mes en ese calendario era febrero, por lo que quedó fuera del reparto. Al pasar del calendario juliano al gregoriano, febrero pasó a ser el segundo mes del año.

Sin embargo, el calendario continuó mostrando diferencias a lo largo del tiempo y en el año 1542 el Papa Gregorio XIII modificó el calendario y solo serían bisiestos aquellos años divisibles por cuatro a excepción de los que son divisibles por 100. Por esa razón no es correcto decir que todos los años cada cuatro son bisiestos.

Más allá de todos estos cálculos matemáticos, se dice muchas veces que cuando el año es bisiesto es siniestro. Tiene su origen en la cultura romana, quienes creían que los años con un día más estaban malditos. Comenzaron a divulgarse mitos sobre el mal fario del día 29 de febrero, por lo que se evitaba realizar acontecimientos importantes ese día.

En el último siglo, el hundimiento del Titanic en 1912, el inicio de la Guerra Civil Española en 1936, el asesinato de Kennedy en 1968 y John Lennon en 1980, son algunos ejemplos de tragedias ocurridas en los años bisiestos.

Pero no todo son malas noticias, en años bisiestos también han ocurrido grandes acontecimientos como la invención de la primera locomotora de vapor y el descubrimiento de la penicilina.

 

PanoramaCultural.com.co

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Recordando a Toba Mendoza

Recordando a Toba Mendoza

Hace poco terminó el festival vallenato, donde se rinde homenaje a todos los exponentes que conforman nuestro folclor, (acordeoneros...

El Parque de las madres, convertido en parque creativo

El Parque de las madres, convertido en parque creativo

En su propósito de multiplicar las manifestaciones culturales y de llegar al mayor número de personas posible, un colectivo compuesto...

Valledupar también tiene su Mahoma

Valledupar también tiene su Mahoma

Aún recuerdo cuando el sacerdote Armando Becerra   me dijo que don Manuel Medina Zapata le preguntó con cuál de las cuatro mujere...

“Es momento que mi tierra guajira despierte”: Fabrina Acosta

“Es momento que mi tierra guajira despierte”: Fabrina Acosta

Desde joven Fabrina Acosta Contreras sentía que la forma en que se educaban los niños y niñas era una de las causas de violencia de ...

Siguiendo la estela de Julio Garavito Armero

Siguiendo la estela de Julio Garavito Armero

Durante muchos años los colombianos han podido contemplar a ese señor de mirada seria y bigote en los billetes de veinte mil. Durante...

Lo más leído

El chocolate: otra gran historia americana

José Luis Hernández | Historia

Historia de un mestizaje en la Alta Guajira

José Trinidad Polo Acuña y Diana Carmona Nobles | Pueblos

La pelea del siglo

Alberto Muñoz Peñaloza | Ocio y sociedad

La historia de la arepa de huevo en Luruaco-Atlántico

Álvaro Rojano Osorio | Gastronomía

Soy, de Leandro Díaz

Gustavo Martínez Rubio | Música y folclor

De tamboras, ortofónicas y picós

Diógenes Armando Pino Ávila | Música y folclor

La Junta llora la muerte del eterno ”Médico del pueblo”

Juan Rincón Vanegas | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados