Ocio y sociedad

Mujeres y liderazgo femenino en las Fuerzas Armadas de Colombia

Beatriz Ramírez

13/08/2020 - 04:35

 

Mujeres y liderazgo femenino en las Fuerzas Armadas de Colombia
Mujeres en el ejército de Colombia / Fotos: Mindefensa

 

El 7 de agosto se conmemoró la Batalla de Boyacá: una fecha para recordar a las personas que dieron la vida durante la campaña independentista, y en la que también se celebra el Día del Ejército Nacional. Las Fuerzas Militares, a lo largo de la historia, se han constituido en parte fundamental de la sociedad, librando la difícil tarea de proteger y defender la soberanía, además de contribuir a la estabilidad y desarrollo de la Nación.

En esta ocasión, hemos de visibilizar el liderazgo femenino en un contexto tradicionalmente masculino como son las Fuerzas Militares. La historia de las mujeres en el Ejército Nacional inicia el 7 de octubre de 1976 mediante el Decreto 2129 del Gobierno Nacional. En ese momento se permitió el ingreso al escalafón militar en la categoría de oficial del cuerpo administrativo de las primeras doce mujeres profesionales en medicina, odontología, bacteriología, arquitectura, derecho, contaduría, administración de empresas y ciencias de la educación.

El 1 de julio de 1983 se incorporaron 84 mujeres a la Escuela de Sub-oficiales con el fin de adelantar la formación en esta categoría, con las especialidades técnicas en educación, enfermería, farmacia, sistemas, auxiliares de contabilidad y secretariado. En 2009, el Ejército incorporó a las primeras 62 oficiales para establecer una política de equidad de género. Exactamente el 14 de enero de 2009, ingresaron a la Escuela Militar estas mujeres para adelantar el curso de formación de oficiales durante tres años, rompiendo así el paradigma de incapacidad de las mujeres para el mando y el liderazgo de tropas. Hasta entonces el papel desempeñado por la mujer había sido en cargos del área administrativa.

Al término de su formación, el 7 de diciembre de 2011, 48 de ellas obtuvieron el título de profesional en Ciencias Militares que las acredita como oficiales en el grado de Sub-tenientes en las especialidades del cuerpo logístico, inteligencia y comunicaciones, y es a partir de ese momento que son destinadas a diferentes unidades para ejercer su desempeño como comandantes, asumiendo la esencial responsabilidad del mando en el bienestar de sus subalternos y el cumplimiento de la misión. Ellas asimilaron con firmeza lo que significa el sacrificio, la abnegación y la mística por la carrera militar, que hasta la fecha había sido una carrera solo para hombres. Ahora es posible que las mujeres que integran la fuerza pública accedan a cualquier grado de la carrera militar, incluso al grado de general, al participar en forma activa en escenarios que incluyen operaciones de mando y manejo de tropas.

 “La incorporación del primer grupo de mujeres suboficiales –35 en total– al curso de armas del Ejército colombiano a partir de marzo de este año, es una muestra más del proceso desarrollado por las Fuerzas Armadas de Colombia para ampliar la participación femenina en todas las actividades de defensa y soberanía de la nación. Este curso, el número 100 que dicta la Escuela de Suboficiales Inocencio Chincá, ubicada en el Fuerte Militar de Tolemaida, es el primero que incorpora mujeres [Fuente: www.fuerzasmilitares.org.  7 de marzo del 2017]”.

Haciendo un resumen con datos del ingreso de las mujeres a las Fuerzas Militares de Colombia entre 1976 y 2016, confirmamos que las Fuerzas Armadas de Colombia contaban con 3.838 mujeres: 1.515 mujeres entre oficiales y suboficiales en el Ejército, 780 en la Armada Nacional, y 1.038 en la Fuerza Aérea (según datos al del ministerio de Defensa Nacional). La cifra de hombres hasta la misma fecha era de 232.843. Con la incorporación de cada vez más mujeres se puede vislumbrar el Ejército del futuro.

En julio de 2016, el Ejército creó la primera Oficina de Género del Ejército Nacional para alinear las políticas de la institución con la agenda nacional e internacional sobre los temas de equidad de género, enfoque diferencial y prevención de la violencia basada en género. Esta oficina es dirigida por la Coronel María Cristina Barrios Jiménez, una mujer con muchos años en la carrera militar. Su trayectoria la ha tenido como jefe de Psicología de Aviación en la Brigada de Aviación del Ejército, jefe de Psicología militar y ahora, jefe de personal. 

Las mujeres que decidieron incorporarse a las Fuerzas Militares han tenido que sortear toda clase de obstáculos respecto al machismo establecido, pero hoy por hoy la gestión que ellas han realizado al interior del Ejército Nacional ha sido exaltada a nivel nacional e internacional donde demuestran su capacidad de ser profesionales integrales y que su inclusión beneficia el resultado de acciones en las que el equilibrio aportado por ellas puede marcar la diferencia.

Como mujer y feminista que defiende el derecho a decidir sobre el cuerpo, sobre el curso de nuestra vida, sobre nuestra profesión u oficio y sobre la vida reproductiva, reconozco el gran esfuerzo de estas mujeres que han decidido hacer carrera en un espacio que representa un verdadero reto. Recuerdo la anécdota de una mujer integrante de la Fuerza Naval que me explicaba cómo, desde niña, se veía como Popeye -el del programa infantil-, con su vestido blanco de marinero. Cuando se hizo mayor de edad se presentó en varias oportunidades a la Escuela Naval de Cadetes a lo cual le respondían que no admitían mujeres. Pasó el tiempo, estudió su carrera profesional, y cualquier día le avisaron que ya admitían mujeres y se presentó inmediatamente. Hoy es integrante de la Fuerza Naval y logró convertir su sueño de niña en realidad. Es la única mujer de 4 hermanos y ninguno en su familia pertenece o ha pertenecido al Ejército nacional.

En esta búsqueda de mujeres en la Fuerzas Militares, resalta también la historia de María Paulina Leguizamón, la primera mujer en llegar a general en esa fuerza. “Soy de corazón camuflado. No me va a creer, pero cuando era una niña y veía un soldado, decía enseguida que quería ser como él”. No me queda, sino que alegrarme de otra mujer que cumplió su sueño de niña y compartir esta anécdota de una entrevista que leí en el periódico El Tiempo. La general no duda en afirmar que lo único que no le gusta que le pregunten es por su edad porque, comenta bromeando, “es una falta al honor militar”.

 

Beatriz Ramírez David 

 

Bibliografía

Mindefensa.gov.co

Ejercito.mil.co

ElTiempo.com/archivo/documento/CMS-13282618

Sobre el autor

Beatriz Ramírez

Beatriz Ramírez

Mundo en femenino

Administradora de Empresas, egresada de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia “UNAD”, estudiante de la Maestría en Género, Sociedad y Políticas en Prigepp-flacso. Cuento con habilidades y competencias que me han permitido desarrollarme en las áreas de gestión humana, en los sectores públicos y privados. Con capacidad de liderazgo y trabajo en equipo; con amplia experiencia como facilitadora en temas de Género, empoderamiento de las mujeres, igualdad de derechos e Inclusión Social, manejo de personal y trabajo social con comunidad en alto riesgo de vulnerabilidad.

1 Comentarios


Emel Nieto 13-08-2020 04:40 PM

El tema está muy bien enfocado y es meritorio para las mujeres y demostrar que tienen muchas actitudes y conocimientos para lograr lo que se propongan, felicidades

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Breve diccionario de costeñismos: A y B

Breve diccionario de costeñismos: A y B

Existen varias investigaciones y se han publicado otros tantos libros sobre colombianismos desde la academia y, deteniéndose en cada...

Mototaxismo y movilidad: temas ardientes en las redes de Valledupar

Mototaxismo y movilidad: temas ardientes en las redes de Valledupar

El año inicia de la manera más agitada para el municipio de Valledupar, empañando un 465 aniversario que debía pintarse como una ...

Fábula de un genio loco que le puso alas a sus sueños

Fábula de un genio loco que le puso alas a sus sueños

Sabe que sus ilusiones son costosas, pero ni el precio ni lo enorme del desafío que tiene en frente han hecho menguar su intención ...

Los artículos estrella del 2013

Los artículos estrella del 2013

Estos son los artículos que más lecturas han recibido durante el año 2013, los que más se han compartido, y como consecuencia, evoc...

“Es momento que mi tierra guajira despierte”: Fabrina Acosta

“Es momento que mi tierra guajira despierte”: Fabrina Acosta

Desde joven Fabrina Acosta Contreras sentía que la forma en que se educaban los niños y niñas era una de las causas de violencia de ...

Lo más leído

Anecdotario sobre el doctor Laureano Gómez

Eddie José Dániels García | Historia

La ciudad como imaginación

Antonio Acevedo Linares | Literatura

Cézanne en Provenza

Berta Lucía Estrada | Artes plásticas

Tras los pasos del maestro Manuel Zapata Olivella

Andrés Elías Flórez Brum | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados