Ocio y sociedad

Recao sincero para el alcalde Fredys Miguel

Juan Rincón Vanegas

11/10/2012 - 08:25

 

Ana Romero DíazCuando Ana Romero Díaz, la viuda del maestro Lorenzo Miguel Morales Herrera, supo que una urbanización en Valledupar llevaría el nombre de su viejo querido, se puso a llorar como lo ha estado haciendo desde su muerte el 26 de agosto de 2011, dejándola sola después de estar juntos durante 64 años.

Su hija, Alix Cecilia Morales, quien ha estado a su lado durante muchos años, le contó que, entre los proyectos del alcalde de Valledupar, Fredys Miguel Socarrás Reales, estaba la construcción de esa urbanización con 900 viviendas y que sería una realidad en poco tiempo.

Entonces, ella recordó la piqueria de Emiliano Zuleta y Lorenzo Morales y el famoso recao grosero, que esta vez es sincero, para darle las gracias al primer mandatario de Valledupar, “por ese gesto lindo para que nunca se olviden de mi viejo Lorenzo”.

Medita y saca a relucir las vicisitudes que vivieron en esos largos años con 17 hijos a cuestas y viviendo en Guacoche, Guacochito, Codazzi, exactamente en la finca ‘La Villa’, región de Los milagros, hasta llegar a los barrios 12 de octubre y Primero de mayo de Valledupar, donde finalmente se residenciaron.

“Mi viejo Lorenzo fue un juglar de verdad, verdad, poco paraba en la casa, sino de pueblo en pueblo, hasta que lo ajuicié cuando me enamoró. Le dije que si se metía a vivir conmigo le daba los hijos que quisiera y fueron 17”. Suelta una suave sonrisa y hace gestos con sus manos como diciendo que cayó derechito en sus brazos.

Entonces, retoma la charla y anota “Antes la música no valía nada y los acordeoneros como mi viejo Lorenzo, se la pasaban tomando ron caña y mujereando en esas famosas correrías. Pagaban con ron, comida, chivos, yuca, plátano, queso y cosas así y, vea, ahora se hacen millonarios de la noche a la mañana. De todas maneras, juglares como mi viejo Lorenzo abrieron el camino del folclor vallenato y los artistas de ahora lo pavimentaron”.

También dice que Lorenzo Morales, además de ser un juglar completo, se dedicó a la agricultura, y cuando llegó a Valledupar fue maletero en el aeropuerto Alfonso López, que fue definitivo para trabajar en el Instituto de Mercadeo Agropecuario (Idema), con sede en Valledupar, de donde salió pensionado.

Ana recuerda ese episodio de la siguiente manera: “Un día llegó el doctor Alfonso López Michelsen al aeropuerto y mi viejo Lorenzo le pidió que le consiguiera un trabajo. Él, quedó en apoyarlo y en eso también contribuyó Consuelo Araujo Noguera, ‘La Cacica’ que lo admiraba mucho por todo y porque le hizo una canción a su mamá Blanca Noguera. Es así como entró a trabajar en el Idema hasta que se pensionó y para eso hizo la gestión el doctor Alberto ‘Beto’ Castro Baute, quien era el gerente regional, de quien siempre viviremos agradecidos”.

 

La casa del Primero

Por su trabajo en el Idema y de lo poco que ganaba en las parrandas el maestro Lorenzo Morales, logró ahorrar para comprar en 1988 su casita en el barrio Primero de mayo, exactamente en la carrera 20 No. 30 - 46, cuyo lote es de 320 m2, y el costo fue de 59 mil 336 pesos.

“Gracias a Dios, a los buenos corazones y que logré ajuiciar a mi viejo Lorenzo, compramos esta casita donde vivió toda la familia y de la que cada ha tomado su rumbo, así como lo marca la vida”.

Sentada en su silla de ruedas, la mujer siguió hablando de todos los recuerdos, juntos y enseguida pidió que le trajeran “un juguito de mango” y entró nuevamente al tema de su viejo Lorenzo. “Los palos de mango que están en la patio los sombró él. En sus últimos años estuvo dedicado a su casa, hasta que no pudo caminar debido a los males del cuerpo”.

Durante toda la charla el maestro Lorenzo Morales, quien nació en Guacoche, Cesar, y murió a la edad de 97 años, estuvo en la primera fila de la memoria de Ana Romero Díaz, quien recordó anécdotas y varias de las canciones, y entonces acotó: “A mi no me hizo ninguna canción, pero me regaló 17 hijos que es mucho mejor”.

 

Petición pública

Después de realizar un recorrido por el proceso que llevó a Lorenzo Morales a obtener su propia vivienda, Ana Romero Díaz, quien cuenta con 82 años, “bien vividos”, hace una petición pública al alcalde Fredys Socarrás.

“Me ha gustado el homenaje que le harán a mi viejo Lorenzo con esa urbanización, pero quisiera pedirle al alcalde que una de las viviendas se la entreguen a mi hija Alix Cecilia, quien acompañó a su papá por más de 12 años y me sigue acompañando. Ella, es una madre cabeza de hogar, tiene tres hijos, Jairo Alberto, Johana Paola y Diana Patricia y la necesita. Sería lo mejor para toda su familia que el alcalde nos haga ese gran honor, exactamente a uno de sus descendientes”.

Los presentes la aplaudieron por el recao sincero y ahora la última palabra la tiene la primera autoridad del municipio de Valledupar.´

 

Juan Rincón Vanegas

Sobre el autor

Juan Rincón Vanegas

Juan Rincón Vanegas

Cultivo de folclor vallenato

Periodista, escritor y cronista, natural de Chimichagua, Cesar y ganador de distintos premios de periodismo con historias del folclor vallenato y sus distintos personajes. Actualmente se desempeña como Jefe de Prensa de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata.

@juanrinconv

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La Señorita Cesar, ante la mirada de la sociedad vallenata

La Señorita Cesar, ante la mirada de la sociedad vallenata

Cada año, poco antes del evento nacional que reúne a las mujeres más bellas del país, la señorita Cesar se expone ante la sociedad...

Cinco desarrollos colombianos que cambiaron el mundo de la Ciencia

Cinco desarrollos colombianos que cambiaron el mundo de la Ciencia

  Aunque Colombia no sea reconocida como un país adelantado científicamente, la contribución de ciertos de sus científicos ha sid...

Me preguntas: ¿De dónde sacó Dios la tierra con la que hizo este planeta?

Me preguntas: ¿De dónde sacó Dios la tierra con la que hizo este planeta?

  Todas las noches un grupo de pobladores de Pedraza se reunía en torno a una extensa banca de cemento pulido que, en su espaldar, t...

22 años de la PS2: conoce la historia de la consola más vendida

22 años de la PS2: conoce la historia de la consola más vendida

  ¿Te interesa conocer la historia de las videoconsolas? Pues la PS2 es una de las más destacadas de los últimos años. Te contamo...

De Malala a Natalia

De Malala a Natalia

Dicen que las comparaciones son odiosas, pero hay situaciones que ameritan acudir a ciertos tipos de estructura comparativa, para inv...

Lo más leído

El Porro colombiano

Jairo Tapia Tietjen | Música y folclor

El Palo de Cañaguate

Aníbal Martínez Zuleta | Medio ambiente

Costumbres que hacen de Colombia un país único

Verónica Salas | Ocio y sociedad

Ese intruso gato azul

Guillermo Valencia Hernández | Literatura

Grandes poemas sobre la amistad

Redacción | Literatura

Los grandes poetas de la canción vallenata

José Atuesta Mindiola | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados