Ocio y sociedad

El truco de la apuesta deportiva: cuando la emoción trasciende al individuo

Redacción

25/03/2021 - 05:00

 

El truco de la apuesta deportiva: cuando la emoción trasciende al individuo

 

Las apuestas deportivas han copado Internet como un canal directo a la emoción entre jugador y seguidor que, desafortunadamente, el disfrute colectivo no ha sabido alimentar en la actualidad. Sin embargo, el universo que lo compone contiene la información necesaria para anticipar resultados y atinar nuestras opciones.

La conexión entre espectador y jugador

Por más imposible que parezca, la realidad es que es posible establecer un código de juego con el cual sortear con menos esfuerzo las apuestas deportivas. Al fin y al cabo, todo radica, paradójicamente, en cuán insensible es nuestra agudeza justo cuando las emociones se activan al contemplar el frenesí de un deporte. Una actividad que forma parte de nuestro día a día, ya casi como un signo indiscutible de lo que podría llamarse cultura global, y cuyo curso puede sernos útil para sacar algún dinero extra. Eso sí, siempre que apostemos con cierta inteligencia y siguiendo algunos consejos que, sin duda alguna, harán del riesgo un pilar muchísimo más seguro.

Las Apuestas Deportivas, aunque habiéndonos acompañado durante largo tiempo, han conseguido superar la pantalla de lo tangible para incorporarse prácticamente a todo tipo de dispositivo con conexión a Internet. La razón, sin embargo, no guarda una única relación con el interés de la industria para con sus seguidores, sino que, además, tiene que ver con nuestra interacción ante el espectáculo deportivo. Cuando juega un equipo, incluso cuando éste no es nuestro equipo favorito, establecemos un puente de empatía que nos hace sufrir y vencer a pares con los jugadores. Hasta aquí, todo bien. Pero, ¿dónde entra la apuesta?

Otro modo de vivir el deporte

Desde nuestra tierna infancia, siendo animales que aprenden por mera imitación, hemos apreciado e incorporado en nuestra propia esencia ese enlace mágico existente entre un individuo y su ídolo deportivo. Con ello, ver un deporte en televisión se ha convertido en todo un ritual de comunión humana, donde la competitividad aflora, incluso cuando no somos nosotros quienes pateamos el balón o corremos a lo largo de una pista. No obstante, en la actualidad, contextualizando dicha idea, el espíritu de comunión entre semejantes para contemplar un deporte se ha visto medrado a causa de su acceso vía Internet. Pero, por el contrario, la red ha sabido tejer muy bien su peso al otro lado de la balanza.

Dado que la contemplación del deporte, más aún con la actual pandemia, ha evolucionado en un punto de vista más individual que no colectivo, la necesidad del seguidor también ha requerido de otro tipo de estímulos. En ese sentido, los Juegos de casino han abierto un nuevo portal donde, a base de azar y riesgo, los fanáticos del deporte pueden incardinarse todavía más en todo cuanto está sobre el tablero. Además, pudiendo ganar beneficios al final del evento deportivo si, como se ha mencionado, hemos sabido jugar una de nuestras mejores bazas y que no es otra que nuestra relación con el análisis empírico.

Bailando con la predicción

Son muchos quienes han intentado, a menudo con éxito y otras veces sin, doblegar las máquinas de los casinos escudriñando su funcionamiento a fin de detectar un patrón que, por nimio que sea, acelere la victoria de los más avispados. Sin embargo, cuando la apuesta es real, cuando vemos en vivo cómo un individuo pone toda la carne en el asador para salir adelante, apenas existe previsión que valga. Aunque la apuesta deportiva, al mismo tiempo, confiere una dualidad ciertamente especial. Siendo así un juego de azar, pero también un juego de agudeza mental. Sin más truco que nuestra propia experiencia sobre el terreno.

Dejando de lado las pretensiones imposibles de quienes tratan de urdir un plan infalible para ganar en todo, si algo hay de seguro en las apuestas deportivas es, precisamente, su verosimilitud. Esto quiere decir dos cosas. Por una parte, que es posible realizar una apuesta más que segura aun cuando apostemos por quienes jamás apostaríamos y, por otra parte, que tampoco debemos fiarnos al cien por cien de nuestra intuición. Explicado de otro modo, podemos acercarnos a una predicción hábil del resultado de, por ejemplo, un partido de futbol gracias a los antecedentes de cada equipo. Y es ahí donde entra la mejor recomendación para cualquier apuesta: la información.

Aprovecharse de la información

Gracias a Internet, tenemos una biblioteca global constantemente actualizada y cuya ubicuidad nos brinda acceso cuando nosotros lo requiramos. Tomando esa premisa, basta con informarnos un poco acerca de quienes participan en el evento deportiva para, a raíz de notas de prensa y análisis de especialistas, así como de hemeroteca, predecir cuál será el nivel general de juego. Asimismo, la intuición es un dios que debemos dejar aparte en este estadio, dado que podríamos dejarnos llevar por impulsos que, a ciencia cierta, comprometerían nuestra capacidad de observación. Por ejemplo, apostando por nuestro jugador favorito aun cuando haya sufrido una delicada lesión recientemente.

Nos encontramos ante un perfecto binomio donde el acierto no es tan cuestión de azar, sino de antelación. Si bien podemos disfrutar plenamente del deporte, e incluso más al poner sobre la mesa algo de dinero en juego y la expectativa de una porción igual o mayor de vuelta, también podemos avanzarnos en cierto modo a los resultados gracias al mismo medio que propicia su disfrute: Internet. Una suerte de sinergias que empujan nuestro pisque, si éste está atento, hacia la opción más idónea.

Por supuesto, otras recomendaciones de corte menos complejo pasan por un sencillo proceso de gestión emocional. En este caso, bastando con entender que es mejor mantener la mente fría y que, por supuesto, más vale ganar lo justo con una apuesta segura que perderlo todo por un impulso. Aunque, al fin y al cabo, eso depende ya de la emoción de cada uno para con nuestros ídolos. Porque, de hecho, no hay mejor truco para el disfrute que dejarse llevar a veces por lo que dicta la intuición.

 

David Calderón

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Natalia Gnecco: “El talento de nuestros colegas latinos es increíble

Natalia Gnecco: “El talento de nuestros colegas latinos es increíble"

A finales del 2006 llegó a Montreal la periodista colombiana Natalia Gnecco, en esta ciudad se quedaría por espacio de seis años par...

En La Guajira, “el agua es melancolía, sólo la aridez perdura”

En La Guajira, “el agua es melancolía, sólo la aridez perdura”

Había intimidad, confianza, música, trago, comida, alegría y lamentos exorcizados. Era uno de esos reencuentros de amigos que hace...

Claudia Elena Vásquez, la Reina de Carlos Vives

Claudia Elena Vásquez, la Reina de Carlos Vives

    La vida de la antioqueña Claudia Elena Vásquez Ángel y el samario Carlos Alberto Vives Restrepo, gira alrededor del amor d...

La suspensión del Festival Vallenato y otros eventos culturales por Coronavirus

La suspensión del Festival Vallenato y otros eventos culturales por Coronavirus

Las recientes medidas de emergencia sanitaria declaradas por el presidente de la República, Iván Duque Márquez, dirigidas a contener...

La importancia de las redes sociales en el mercadeo artístico

La importancia de las redes sociales en el mercadeo artístico

La irrupción de las redes sociales no sólo ha afectado el modo de comunicar con nuestras amistades. También ha cambiado drásticamen...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados