Ocio y sociedad

La fotografía de la cantadora Zoila Torres

Álvaro Rojano Osorio

29/07/2021 - 05:30

 

La fotografía de la cantadora Zoila Torres
Baile e interpretación del Bullerengue / Foto: revista Credencial

 

Fue Petrona Martínez quien puso en contexto el nombre de Zoila Torres, quien era cantadora de bullerengue en Malagana, aunque era originaria de Palenque. Tenía su vivienda en una esquina de la calle primera del Viso, en cuya cercanía acostumbraban a poner la rueda de baile cantao, donde Petrona, desde temprana edad, la escuchó cantar e hizo de ella una de sus maestras.  

La mención de ella, y de las cantadoras Juana Terán, Juana y Nemesia Carmona, llevó al productor musical Manuel García, conocido como Chaco, y al investigador, músico y escritor, Guillermo Valencia Hernández, a ir detrás de los rastros biográficos de estas influyentes mujeres.

A este último, la inmediatez con las familias de las mencionadas le permitió obtener algunos datos de estas cantadoras; sin embargo, debió enfrentarse a la imposibilidad de tener fotografías de éstas. Una explicación a este hecho la encontró en Malagana, donde le aseguraron que en este lugar sólo los ricos se fotografiaban.

Otras repuestas fueron que existía un manifiesto rechazo a tomarse fotos bajo el argumento de que al hacerlo la imagen del fotografiado pasaría hambre ante la imposibilidad de moverse para alimentarse. Otra razón, planteada especialmente por los palenqueros, era que la fotografía se robaba el alma de quien aparecía en ella. Y, por último, evitaban hacerlo con el argumento de que el fotografiado no tenía opción de defenderse mientras hacían comentarios en su contra delante de la fotografía.

Pero fue la información de lo que sucedió con la única fotografía que se conoció de la cantadora Zoila Torres, lo que nos llevó, en compañía de Guillermo Valencia, a visitar a su nieta Zoila Rosa Herrera Ospino, quien habita en el mismo lugar donde estuvo construida la vivienda de su abuela. Ella es una mujer morena, delgada, quien al vernos nos invitó a sentarnos en la sala, en la que en una de sus paredes cuelgan un número importante de fotografías.

Zoila era su abuela paterna, a la que conoció a través de una fotografía que, por algún tiempo, estuvo en su casa, por lo que la describe como negra, alta, que no era gruesa espantosa, ni delgadita como ella.

Pero esta fotografía tenía un misterio, afirma Zoila. El que comenzamos a observar cuando nos mudamos para una finca que papá tenía. La fotografía, que estaba colgada en una pared de la casa, había días que se borraba, es decir, quedaba el papel sin la imagen, aunque después apareciera.

También pasaba que el marco de madera en el que estaba la fotografía lo encontrábamos torcido, como si alguien lo hubiera movido, incluso, en algunas ocasiones lo hayamos en el suelo. Entonces, cuando papá se daba cuenta de lo que sucedía, decía: “mamá esta de mal genio”. Y cuando no estaba lo estaba, porque por más que uno compusiera el marco, al rato aparecía torcido.

La incomodidad que tenía mi abuela en la fotografía llevó a mi papá a decir que ella no quería estar en el monte, por eso decidió llevársela para el pueblo y la colgó en la pared de la casa que había sido de ella. Pero continuó molesta, entonces decidió dársela a mi tía Diolinita Herrera, porque estaba convencido de que quería estar era con su hija.

Yo creo saber las razones por las que no quería estar con nosotros, es que en la fotografía aparecía con su cabello corto y un par de cachitos de pelos en cada extremo de la frente que el aceite de corozo no le había fijado al cuero cabelludo. Veía la fotografía y me burlaba de ella, seguro que por eso se mantenía disgustada.

 

Álvaro Rojano Osorio

Sobre el autor

Álvaro Rojano Osorio

Álvaro Rojano Osorio

El telégrafo del río

Autor de  los libros “Municipio de Pedraza, aproximaciones historicas" (Barranquilla, 2002), “La Tambora viva, música de la depresion momposina” (Barranquilla, 2013), “La música del Bajo Magdalena, subregión río” (Barranquilla, 2017), libro ganador de la beca del Ministerio de Cultura para la publicación de autores colombianos en el portafolio de estímulos 2017, “El río Magdalena y el Canal del Dique: poblamiento y desarrollo en el Bajo Magdalena” (Santa Marta, 2019), “Bandas de viento, fiestas, porros y orquestas en Bajo Magdalena” (Barranquilla, 2019), “Pedraza: fundación, poblamiento y vida cultural” (Santa Marta, 2021).

Coautor de los libros: “Cuentos de la Bahía dos” (Santa Marta, 2017). “Magdalena, territorio de paz” (Santa Marta 2018). Investigador y escritor del libro “El travestismo en el Caribe colombiano, danzas, disfraces y expresiones religiosas”, puiblicado por la editorial La Iguana Ciega de Barranquilla. Ganador de la beca del Ministerio de Cultura para la publicación de autores colombianos en el Portafolio de Estímulos 2020 con la obra “Abel Antonio Villa, el padre del acordeón” (Santa Marta, 2021).

Ganador en 2021 del estímulo “Narraciones sobre el río Magdalena”, otorgado por el Ministerio de Cultura.

@o_rojano

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La Copa América en tiempos de cambio

La Copa América en tiempos de cambio

La Copa América está viviendo uno de sus mayores cambios en toda su historia. El consejo de la FIFA aprobó el 26 de octubre de 2018 ...

Colombia es cultura, una red mundial que incluirá a Valledupar

Colombia es cultura, una red mundial que incluirá a Valledupar

La Cultura es la mejor forma de vender los valores de Colombia y del Cesar al exterior. Es también una manera de cambiar ciertos ester...

La renuncia histórica de un Papa

La renuncia histórica de un Papa

La noticia se dio a conocer en la Santa Sede del Vaticano el 11 de febrero del 2013, en una misa donde solo estaba previsto anunciar al...

Liliana Tajeldin, la mujer más rápida de Colombia

Liliana Tajeldin, la mujer más rápida de Colombia

“A mi carro le grito cuando corro, le pido que se mantenga derecho antes de una carrera, pero después lo felicito, lo consiento mu...

Ciberacoso y sus profundas cicatrices

Ciberacoso y sus profundas cicatrices

  “Vivimos en un mundo donde el funeral importa más que el muerto, la boda más que el amor y el físico más que el intelecto. ...

Lo más leído

Chistes para contar en Navidad

Marian Otero | Ocio y sociedad

La Navidad en la literatura

Antonio Acevedo Linares | Literatura

El árbol de Navidad y la evolución de un culto milenario

Berta Lucía Estrada | Otras expresiones

Plantaciones

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

Historia del metro de Medellín

Luis Javier Villegas B | Historia

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados