Ocio y sociedad

Aquel día en que Miguel "Happy" Lora hizo famoso el sombrero vueltiao

Andrés Morales

09/08/2021 - 05:15

 

Aquel día en que Miguel
El momento victorioso en el que Happy Lora hizo famoso el sombrero vueltiao / Foto: créditos a su autor

 

El viernes 9 de agosto de 1985, en el Tamiami Park de Miami (Estados Unidos), el boxeador monteriano Miguel “Happy” Lora venció por decisión unánime de los jueces al mexicano Daniel Zaragoza, desatando una locura colectiva en el escenario y en toda Colombia.

Además del cinturón verde y oro como nuevo campeón peso gallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Lora lució, por primera vez sobre el ring, el sombrero vueltiao y se iniciaba, así, sin saberlo, la internacionalización de ese accesorio característico de la cultura zenú, elaborado en trenzas con la caña flecha, orgullo colombiano ante el mundo.

Una buena anécdota es que ese sombrero se lo puso un gringo, pero también que el periodista Olascoaga Maduro se lo hizo llegar por medio del amigo y también periodista Álvaro Díaz Arrieta.

Díaz Arrieta se encargó de llevar el sombrero a Barranquilla el martes 6 de agosto de 1985 y al día siguiente salió rumbo a Miami para entregárselo en manos al boxeador monteriano el 9 de agosto, poco antes del combate.

El sombrero vueltiao era de 21 vueltas, el más fino y famoso. Lora esperaba el sombrero. Sabía que su amigo periodista Olascoaga había ido hasta el resguardo indígena de Tuchín, el epicentro del sombrero vueltiao, no solo a buscar uno, sino a que los indígenas lo rezaran.

Por ese motivo, el viernes 9 de agosto sabía que su último obstáculo era el mexicano Zaragoza. Con el vueltiao en sus manos, sabía que todo dependía de él. “Nada me detiene. Este sombrero me traerá suerte como campeón”, pensó Miguel “Happy” Lora en la habitación.

Antes de la pelea, Lora posó con sombrero vueltiao, y podía escucharse entre los presentes los gritos de aficionados latinoamericanos que decían: «¡Qué bonito sombrero, ‘Happy’, dámelo!».

En los últimos años, el exboxeador ha explicado que va con frecuencia a Tuchín. Los artesanos lo identifican como la persona que dio a conocer su arte y, en ocasiones, le obsequian sus obras, algunas marcadas con ‘Happy’ Lora’.

Miguel “Happy” Lora ha tenido más de 20 sombreros vueltiaos, sin incluir los que su abuelo materno, Manuel Escudero, le daba cuando de niño iba a ordeñar vacas y a ayudar con los oficios en la finca de Florida, pueblo cercano a Montería. Sin embargo, ya no tiene aquel que lució en Miami. ¡Ni sabe quién se quedó con él!

 

Andrés Morales

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Jairem Reyes Bravo: ella es inspiración

Jairem Reyes Bravo: ella es inspiración

  Inicio afirmando que las niñas no son el futuro sino un presente dinámico e inspirador, por ello las brechas sociales basadas en ...

Conociendo a ‘La Mamita’ de Valledupar

Conociendo a ‘La Mamita’ de Valledupar

Todos le dicen ‘Mamita’ y desde hace 22 años trabaja en la alcaldía de Valledupar. La encontré vestida de bailarina mientras a...

El origen del pesebre

El origen del pesebre

  Cada fin de año, el pesebre aparece en el interior de las casas y en un gran número de lugares públicos como un anuncio reconoci...

Una inauguración llena de excelentes augurios

Una inauguración llena de excelentes augurios

El pan siempre ha sido señal de abundancia y generosidad. Y su presencia se hizo notar en la inauguración del hipermercado Metro en e...

La cara alegre de la diáspora

La cara alegre de la diáspora

  Es martes 4 de marzo del 2020. Para verificar la hora de aquel día le echo un vistazo a mi móvil, el cual me indica que son las 5...

Lo más leído

¿Cuál es la función del arte?

Gemma E. Ajenjo Rodríguez | Artes plásticas

La danza contemporánea en Colombia

Vilma Guzmán | Artes escénicas

El fabuloso país del oro

Uriel Ariza-Urbina | Patrimonio

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados