Ocio y sociedad

Camila Velásquez Santos y su feminismo AVE

Fabrina Acosta Contreras

13/10/2021 - 05:10

 

Camila Velásquez Santos y su feminismo AVE
Camila Velásquez está escribiendo su primer libro El feminismo visto por una niña / Foto: cortesía

 

A propósito de la conmemoración del Día Internacional de la Niña que se celebra el 11 de octubre, es importante recordar que tiene su génesis en las brechas sociales basadas en género, lo cual, debe llevarnos a reflexionar sobre la importancia de garantizar a todas ellas sus derechos y especialmente la posibilidad de vivir libres y felices; es inaceptable que sus cuerpos sean erotizados y convertidos en trincheras de violencias sexuales como matrimonios infantiles, explotación sexual o embarazos; que sean asesinadas y que sus vidas sean vulnerables a trampas de pobreza como la desescolarización.

Es preocupante que algunas de los datos reportados por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), junto con la Fundación Plan, corresponden a que los principales retos que enfrentan las niñas, adolescentes y mujeres jóvenes del país son violencia sexual y de género, problemas en el acceso a la educación, desnutrición y desempleo. Refiere también que, en total, 22.794 niñas en Colombia fueron sometidas a relaciones y actos sexuales forzados en 2019.

Esto solo es un panorama general de una situación que no es (simplemente) crítica, sino trágica porque las niñas no son un futuro aplazable sino un presente que se marchita ante las violencias y la falta de garantía de los derechos, si las niñas continúan en ese escenario de vulnerabilidad las brechas sociales con perspectiva de género incrementan y las mujeres seguirán condenadas al patriarcado.

No infantilizar o normalizar las violencias

Si bien las violencias contra las niñas no son un problema lineal de fácil solución, al que se le puedan establecer diagnósticos precisos sino más bien una situación compleja con infinitos contextos particulares, sí es importante reconocer que uno de los puntos de partida para erradicar dichas violencias es dejar de normalizar las violencias sexuales contra ellas, infantilizándolas y convirtiéndolas en un objeto receptor de todo sin derecho a pensar y decidir.

Las niñas sienten y piensan, ellas no son cosas sino seres humanos; basta de considerar que se puede decidir sobre sus cuerpos y sus vidas bajo la premisa (a veces un tanto perversa) de los “usos y costumbres” como el hecho de obligarlas a casarse a sus 10 años con hombres de 50 o 60, desescolarizándolas para que asuman roles domésticos, truncando su derecho a la educación, la libertad y a ser felices con lo que quieran en sus vidas y no con lo que los adultos decidan para ellas.

Camila Velásquez Santos / Foto: cortesía

Camila Velásquez: la esperanza de los nuevos feminismos

Camila Velásquez Santos, es una niña alegre, extrovertida y muy segura de lo que quiere. Nació en una familia afro-Bogotana, lo cual, le ha permitido conocer diferentes culturas como la indígena y la afrocolombiana.

Le gusta leer, investigar, escribir, la política y coleccionar peluches de conejo. Desde muy pequeña se ha propuesto ser abogada, especialista en Derechos Humanos, dado que le gusta defender y proteger los derechos. Dice que va ser la voz de los que no tienen voz en este país. Desde que tenía 3 años se define como feminista. Actualmente, está escribiendo su primer libro “El feminismo visto por una niña”. Dentro de sus sueños están, escribir, poder tener una escuela que forme niñas en la defensa de sus derechos, y cuando sea grande ser política.

Camila promueve el Feminismo AVE (Amor, Valor, Esperanza Y Emancipación) y afirma que:

“La lucha no es con odios, sino desde el amor, demostrar que el feminismo no es agresivo, sino que tiene valor para enfrentar el patriarcado y la esperanza y emancipación es reconocer que se pueden lograr cambios, que las mujeres logren ser libres, que no tenga que existir una causa feminista porque  eso implica que el patriarcado se ha derrocado, es clara en expresar que es importante lograrlo y cree que se va a lograr porque los y las jóvenes no se van a silenciar, nos cansamos de no hacer nada, creemos que si se puedan lograr cambios y lo estamos haciendo, no somos la generación de cristal, somos fuertes e inteligentes”.

Escuchar a Camila, enciende esperanzas y motiva a seguir trabajando por una vida libre de violencias, en equidad e igualdad de derechos, desde perspectivas feministas, de género y enfoque diferencial, merecemos vivir sin miedos, respetando las diferencias y haciendo honor a nuestra esencia sentipensante, desde la cual podemos tejer nuevas realidades no conflictivas, incluyentes y diversas. Gracias, Camila, por inspirar, que sigan naciendo esos nuevos feminismos que tejan un gran telar intergeneracional, el cual, deconstruya el patriarcado y le dé vía libre a la garantía de los derechos a las mujeres.

Recomiendo el enlace de la entrevista realizada a Camila por el equipo realizador del podcast #Evas&Adanes, vale la pena escucharla.

Es urgente desarraigar las violencias

Las violencias no pueden continuar escondiéndose bajo esquemas culturales que las justifican, considerando que los adultos machistas y dominantes pueden ejercer un dominio (vertical) y deshumanizado sobre las niñas y lo femenino en general.

En este sentido, es urgente que se cambien los imaginarios patriarcales que consideran que el cuerpo de las niñas es para ejercer acciones que lo violentan. Es momento de que las niñas sean consideradas en todas las culturas como sujetas de derechos que merecen vivir libre de violencias, felices y a plenitud, toda la sociedad les debe garantizar protección.

 

Fabrina Acosta Contreras

Sobre el autor

Fabrina Acosta Contreras

Fabrina Acosta Contreras

Evas&Adanes

Nieta de Rita Contreras, leyenda viva de 109 años. Escritora e investigadora Guajira, psicóloga, Magister en estudios de género, Magister en Gestión de Organizaciones y Especialista en Alta Gerencia. Creadora de la Asociación “Evas&Adanes” desde la cual lidera diversas iniciativas ciudadanas como los foros “La Mujer en el vallenato”, “Tejiendo esperanzas por la Guajira”, el programa radial Evas&Adanes, entre otras. 

Ha recibido reconocimientos por la causa que lidera tales como: Joven sobresaliente de Colombia TOYP 2018 (JCI Colombia), máxima distinción del departamento de La Guajira medalla Luis Antonio Robles, personaje diez en el departamento de Amazonas, medalla a Mujer extraordinaria con proyección social otorgada por la Asociación de Mujeres de la Guajira. 

Ha sido columnista por más de 10 años de varios medios puntualizando temas de género y derechos de las mujeres, así como las causas por la guajira. Es autora de los libros Mujer Sin Receta: Sin Contraindicaciones para hombresEvas culpables, Adanes inocentes”, “De esas costumbres que hay en mi tierra: una mirada a los imaginarios sociales de la violencia de género”, “Mujeres sin receta: Más allá de los mitos”.

 

@Facostac

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Del maltrato doméstico al apoyo a la lucha femenina: un gran paso existencial

Del maltrato doméstico al apoyo a la lucha femenina: un gran paso existencial

  El testimonio de Edgar Martínez demuestra que es posible poner en sintonía a los hombres con la lucha por el reconocimiento de ...

Los 10 vídeos más reproducidos del año 2012

Los 10 vídeos más reproducidos del año 2012

El año 2012 estuvo lleno de imágenes deslumbrantes, momentos emocionantes donde la música, el baile, la tradición o las sonrisas co...

El pregón cansado de la alegría

El pregón cansado de la alegría

A la media tarde se oye a lo lejos venir el eco: “Alegría, cocada, caballito, enyucadoooo”. Es un pregón añejo y fuerte que pe...

Las lecciones de un programa como Idol Colombia

Las lecciones de un programa como Idol Colombia

Participar en un programa televisivo para competir musicalmente, enfrentarse a las cámaras pero sobre todo a un jurado que roza lo irr...

Se vende este burro

Se vende este burro

  “Espere, profesor, y le quito el letrero que lleva en la espalda”. Éste se detuvo y el joven le desenganchó el cartón que ll...

Lo más leído

El Vallenato protesta (I)

Luis Carlos Ramírez Lascarro | Música y folclor

Internet: identidad e impacto cultural

Antonio Ureña García | Tecnología

El Vallenato protesta (II)

Luis Carlos Ramírez Lascarro | Música y folclor

Los altares de Valencia, una historia cincuentenaria

María Ruth Mosquera | Música y folclor

Delimitación del discurso ensayístico

Delia Barreiro Pérez | Literatura

Hortensia Lanao de Rozo, pidió borrar la violencia del Valle

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Cuando los sueños dictan las canciones

Alex Gutiérrez Navarro | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados