Ocio y sociedad

El juego de Monopoly: un invento didáctico que recreó la injusticia de un sistema

Beatriz P. Suñer

07/03/2024 - 04:10

 

El juego de Monopoly: un invento didáctico que recreó la injusticia de un sistema
El Monopoly surge de la idea de exponer dos tendencias en el sistema capitalista estadounidense: las monopolistas y las antimonopolistas /

 

El juego de Monopoly es conocido mundialmente por ser uno de los juegos de mesa más vendidos de la historia, pero se desconoce la curiosa historia que esconde su creación.

A principios de 1904, el juego llamado inicialmente The Landlord’s Game (El juego de los Terratenientes) fue registrado por Elizabeth Magie. Su inventora era una activista de izquierdas y fiel defensora de las teorías del economista Henry George. Su objetivo era crear un juego de mesa que difundiera las ideas propuestas por el economista, para poder demostrar a todo tipo de públicos la cara oculta de la economía, en un momento donde las desigualdades sociales estaban latentes junto con los monopolios de los terratenientes.

Por aquel entonces, el juego partía de dos tipos de reglas, las monopolistas y las antimonopolistas. Con las primeras el objetivo era arruinar a tus oponentes con la creación de monopolios. En el segundo tipo, en cambio, los monopolios no estaban permitidos.

Mediante este doble enfoque moralista se demostraba la injusticia que suponía el primer tipo de juego, criticando así la realidad existente del momento. Pero el juego que hoy conocemos poco tiene que ver ya con el original.

El vendedor en paro que se hizo millonario

La idea inicial se ha ido desvinculando de forma progresiva hasta generar un juego totalmente diferente. El punto álgido lo provocó un vendedor en paro llamado Charles Darrow. En 1935, patentó una adaptación del juego de Elizabeth al que bautizó con el nombre de Monopoly (Monopolio). Esta nueva versión superó en ventas al original de forma abismal, de modo que la empresa juguetera norteamericana Parker Brothers compró los derechos a Magie de El Juego de los terratenientes y de dos juegos más.

Un detalle curioso de todo este proceso es que Charles Darrow se hizo millonario con su nueva versión, que apenas incluía algún que otro cambio, mientras que Elisabeth Magie apenas ingresó unos 500 dólares con su idea.

El Monopoly, tal y como lo conocemos actualmente, ha ido perdiendo el espíritu pedagógico del que partía. Tal es esto que ahora ha adquirido un claro tono capitalista donde gana el que más posesiones tiene.

 

Beatriz P. Suñer

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Emprendimiento femenino: vamos, que sí se puede

Emprendimiento femenino: vamos, que sí se puede

  En 2014, las Naciones Unidas eligieron el 19 de noviembre como la fecha para celebrar el Día Internacional de la Mujer Emprendedo...

Memorias de un conversatorio sobre Alfonso López Michelsen

Memorias de un conversatorio sobre Alfonso López Michelsen

La nostalgia que mana de las anécdotas de amigos y familiares de Alfonso López Michelsen marcó la conmemoración del centenario de s...

El Festival de la Quinta, revitalizando el centro histórico de Valledupar

El Festival de la Quinta, revitalizando el centro histórico de Valledupar

  Llenar al Centro Histórico de Valledupar de cultura: música, danza, teatro, diseño,  literatura y gastronomía para hacerlo c...

Recorriendo la Europa supersticiosa

Recorriendo la Europa supersticiosa

Europa está llena de supersticiones, muchas compartidas (leáse gato negro, pasar por debajo de una escalera, espejos rotos, o abrir u...

Comfacesar pagó cerca de 50.000 millones de pesos en cuotas monetarias en 2022

Comfacesar pagó cerca de 50.000 millones de pesos en cuotas monetarias en 2022

  La Caja de Compensación Familiar del Cesar (COMFACESAR) realizó la versión número 47 de la Asamblea General Ordinaria de Afilia...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados