Ocio y sociedad

Catar vinos: una experiencia placentera que hay que vivir

Ramiro Elías Álvarez Mercado

18/04/2023 - 00:02

 

Catar vinos: una experiencia placentera que hay que vivir
Foto: Ramiro Elías Álvarez Mercado

 

"La comida es la parte material de la alimentación, pero el vino es la parte espiritual de nuestro alimento": Alejandro Dumas (escritor y dramaturgo francés).

Desde tiempos remotos, el vino tuvo un rol sacramental para los humanos y fue considerado por muchas civilizaciones como "un elixir sagrado".

Era tanta la importancia del vino en siglos pasados, que junto al agua y la leche tenían el mismo valor simbólico en la obra de San Juan de La Cruz (religioso y poeta místico del Renacimiento español) e Ibn 'Arabi (filósofo, poeta y sabio musulmán andalusí).

Las personas que aman el vino o trabajamos en torno a este tema, lo entendemos como una forma de vida, desde una perspectiva innovadora, llena de energía y alegría e inspiradora, ofreciendo una experiencia única a cerca de esta apasionante cultura.

El médico cirujano francés Víctor Pauchet dijo "el trabajo más productivo es el que sale de las manos de un hombre contento", concepto con el que me identifico plenamente y razón por la que considero el trabajo como una faceta muy importante de nuestras vidas. Nuestro desarrollo profesional está íntimamente ligado a nuestro autoconcepto, de ahí que tener un buen clima laboral, querer lo que hacemos nos hace vernos motivados y valorados.

Hablando de la labor que realizo a diario y de la que me siento orgulloso, voy a darles a conocer basado en mi experiencia, unos tips sobre la estructura más básica de una cata de vinos.

Por lo general, las notas de cata son escritas por enólogos, sommelieres, periodistas y blogueros con conocimientos del tema para sus lectores y clientes; pero también lo pueden hacer los amantes del vino, que consumen con regularidad esta bebida para sistematizar sus conocimientos y experiencias. Como se dice popularmente "la práctica hace al maestro".

Plasmar notas de catas, en efecto, puede pulir nuestros sentidos, gusto y destreza con el vino, como también encontrar qué cepas son nuestras preferidas. Información que es importante tener en cuenta para regalo, o maridar un plato, o sencillamente para disfrutarlo en el calor y tranquilidad del hogar.

La mayoría de las veces creemos que el conocimiento sobre vinos está reservado a grandes expertos; sin embargo, no es así. Cualquiera que se apasione por este asunto, puede disfrutar, aprovechar y a su vez examinar las emociones que esta sagrada bebida nos produce al degustarla.

Durante el día nuestros sentidos permanecen despiertos, registrando estímulos visuales, olfativos, gustativos, auditivos y táctiles, sin embargo, muchas veces no somos conscientes de esas percepciones.

En una cata de vinos, nuestro cerebro procura analizar y memorizar el mayor número de sensaciones que nos transmite esta bebida alcohólica, mejorando de este modo no solo nuestro conocimiento, sino también el placer de nuestros sentidos. Bajo este concepto podemos deducir que la Cata es el proceso por medio del cual aprendemos a utilizar eficazmente los sentidos, para interpretar las sensaciones que forman parte del análisis del vino.

En la cata de un vino se involucran tres sentidos: vista, olfato y gusto. Aprender a degustar un vino conjugando estos tres elementos nos permitirá apreciar un tinto, blanco, rosado o espumoso de manera integral.

1. Etapa Visual: Aunque quizá parezca menos importante que el sabor y el aroma, el análisis visual nos permite obtener información valiosa sobre la concentración y madurez del vino. La vista entra en juego cuando servimos el líquido en la copa. Se debe tomar por el tallo e inclinarla a 45 grados, preferiblemente sobre una superficie blanca que puede ser un mantel, en este paso podremos determinar el color, brillo, limpieza y la densidad del vino. Por otro lado, al girar la copa, una vez la detenga, la cantidad de líquido que se quede pegado en las paredes, conocidos como: lágrimas', 'piernas', o 'perlas', nos da una indicación de su graduación alcohólica, cuántas más densas y marcadas sean las lágrimas tiene mayor alcohol.

2. Etapa Olfativa: En esta etapa, es fundamental comprender que el olfato es el sentido más importante en la cata y apreciación de un vino. Se debe inclinar la copa ligeramente hacia la nariz para dejar el juicio solo al olfato. En primer lugar, podemos determinar la intensidad del aroma, valorar si es un vino de intensidad aromática ligera, media o pronunciada, luego agitar la copa e intentar detectar sus aromas, por ejemplo:

- Florales: rosa, violeta, acacia y jazmín.

- Frutales: limón, pomelo, grosella, cereza, fresa, manzana, melocotón, pera, melón, piña, litchi.

- Vegetales: paja, heno, hierba, espárrago y aceituna

- Especiados: pimienta, clavo, ragaliz, anís, canela.

- Balsámicos: pino, roble, cedro y vainilla.

- Empireumáticos: café tostado, caramelo, alquitrán y ahumado.

- Minerales: suelo calcáreo o volcánico.

- Químicos: levadura, azufre y vinagre.

- Animales: cuero y lana húmeda.

- Varios: miel, nuez y mantequilla.

3. Etapa Gustativa: En esta etapa distinguimos varias maneras de percibir el sabor a través de la boca.

En la lengua identificamos cuatro sabores básicos que son: dulce, salado, ácido y amargo. Estos gustos potencian y conforman junto con el aroma, la creación de un determinado sabor. Aquí en esta fase con el primer sorbo, debemos mover el vino dentro de la boca, para que con la lengua podamos descubrir los distintos sabores que caracterizan a cualquier tipo de cepa o uva.

También podemos percibir la textura del vino; es decir, su suavidad, untuosidad y/o astringencia. Al tragarlo podemos precisar los aromas y sabores finales, evaluar su equilibrio, su persistencia, además de determinar su nivel de dulzor, acidez y taninos.

Son muchas las referencias y cepas que existen vinculadas al vino, pero cada quien las interpreta y adopta a su propia experiencia y conocimientos, porque los viajes en el tiempo se hacen a través de los sabores y los olores.

Recuerden que el vino moderado, es salud para el cuerpo y alegría para el alma. Quien toma vino, vive menos triste, menos deprimido, menos tenso, menos peleado con la vida, y menos enfermo.

Al descorchar una botella dejen que el vino respire, este proceso también es conocido como "airear el vino", sirve para potenciar los sabores y los olores, dejando los más agradables y eliminando los que no lo son tanto.

Como le digo a mis amigos de manera jocosa: "si al descorchar el vino y dejarlo respirar este no reacciona, proceda a darle respiración boca a boca".

Salud para todos.

 

Ramiro Elías Álvarez Mercado

Sobre el autor

Ramiro Elías Álvarez Mercado

Ramiro Elías Álvarez Mercado

Una copa de folclor

Nacido en Planeta Rica, Córdoba, el 14 de octubre de 1974, radicado en Bogotá hace casi tres décadas. Amante de la lectura, los deportes, la escritura, investigador nato de las tradiciones, costumbres, cultura, música, folclor y gastronomía del Caribe colombiano. 

Estudió coctelería, bar, etiqueta y protocolo con dos diplomados en vinos y certificación de sommelier, campo profesional en el que tiene más de 20 años de experiencia. 

Escribe de manera empírica, sobre fútbol y otros deportes, vinos y todo lo relacionado con el tema, así como publicaciones en distintos medios sobre cultores de la música vallenata y de otras expresiones musicales que se dan en el Caribe colombiano. Sus escritos han sido publicados en distintos medios virtuales.

Desde temprana edad le ha gustado escribir, sin embargo, fue en Bogotá, muy lejos de su terruño, que se le despertó ese deseo incesante de recrear las semblanzas de personajes que han hecho un aporte significativo al vallenato y otras expresiones musicales de la Costa Atlántica de Colombia.

@RamiroEAM

5 Comentarios


Marta 18-04-2023 03:05 PM

Hola Ramiro, muchas gracias por tan espectacular escrito. Gracias a ti he aprendido mucho sobre los vinos y ahora se exactamente mis exigencias a la hora de catar vinos. Me parece muy importante entender y conocer sobre lo que comemos y tomamos. Excelente nota!! Felicidades

Ismael Rudas 19-04-2023 11:42 AM

Mi apreciado Ramiro, comparto totalmente con usted esa cultura de la enología y además me complace extenderle mi abrazo de amistad y felicitarlo por tan bonita labor en ilustrarnos sobre algunos detalles que si bien no son imprescindibles para la degustación de tan apetecida bebida, ayudan mucho a entender con mayor facilidad ese rito que forma parte de la ceremonia habitual entre los grandes enólogos, la cual caracteriza una singular sensación de seguridad en una buen cata de vino.

Jaime Rafael Ochoa diaz 19-04-2023 05:45 PM

Sin preámbulos compadre, así se enseña. Gracias maestro

Ana 19-04-2023 06:05 PM

Hola Ramiro, muy interesante tu publicación, después de leerte ya se que debo tener en cuenta al momento de tomarme un vino. Gracias por aportarnos conocimiento, enseñanzas y experiencias.

Hochiminh Vanegas Bermúdez 22-04-2023 08:51 PM

Salud Amigo Ramiro Elías Álvarez Mercado , excelente artículo claro e ilustrativo , una invitación motivante a degustar con mayor conciencia del placer de un buen vino. "Voy a descorchar el vino y dejarlo respirar y si este no reacciona, procederé inmediatamente a darle respiración boca a boca". Felicidades amigo Ramiro. @hochimusik

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La fiesta de Halloween y su significado

La fiesta de Halloween y su significado

  A finales de octubre, la fiesta de Halloween genera sentimientos encontrados. Algunos la celebran con exaltación viendo en ella un...

Natalia Bayona Baquero: Liderazgo femenino con impacto global

Natalia Bayona Baquero: Liderazgo femenino con impacto global

  Para conocer a Natalia Bayona, sólo basta con indagar los más excelsos buscadores, el mundo digital nos muestra poderosos reporta...

Mabel Torres Torres: ciencia, cultura y poder ancestral

Mabel Torres Torres: ciencia, cultura y poder ancestral

  Mabel es una hija destacada del Chocó. Nació en el corazón de Bahía Solano. Ella es mar, ancestralidad, fuerza afro y liderazgo...

La histórica goleada de Colombia a Argentina: el 5-0 que nadie olvida

La histórica goleada de Colombia a Argentina: el 5-0 que nadie olvida

  El 5 de septiembre de 1993, Colombia jugó un partido de fútbol que terminó en una maravillosa victoria. El 0-5 frente a Argentin...

Día de las niñas y las mujeres en la ciencia

Día de las niñas y las mujeres en la ciencia

  Las mujeres que trabajan incansablemente por el desarrollo de los territorios desde investigaciones de gran impacto, merecen todo e...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados