Opinión

Los efectos de una telenovela

Jorge Nain Ruiz

22/02/2013 - 12:10

 

Grabación de "El Idolo" en Valledupar / Archivo PanoramaCultural.com.coLos medios de comunicación dirigidos a las masas MCM –especial y concretamente la televisión– juegan un papel preponderante en la vida de cada uno de nosotros en la sociedad contemporánea.

Los efectos positivos y negativos que tiene la programación de un canal público o privado son inimaginables. La televisión moldea la forma de actuar y de pensar de gran parte de la población, y logra modificar la forma en que los humanos conocemos y comprendemos la realidad.

La franja triple A de la televisión colombiana se encuentra hoy liderada por la telenovela (o “Culebrón”)  que hace honor póstumo a la vida de uno de los más grandes ídolos de la música colombiana, Rafael Orozco Maestre, quien falleció trágicamente el 11 de Junio de 1992, pero, después de más de veinte años, su música aún sigue en el corazón y en los oídos de los colombianos.

Es cierto que el efecto adictivo que tiene la televisión ayuda a que hoy, en casi todo el territorio nacional, se hable con insistencia de la novela del primer lugar de rating en sintonía. Es por ello que a los costeños, sobre todo los nacidos en la región del Magdalena Grande (Magdalena, Cesar, Guajira) nos abordan en cualquier esquina de los centros urbanos  a preguntarnos cosas como: ¿Es cierto que existió esa  cercanía y rivalidad entre Rafael Orozco y Diomedes? ¿Diomedes y Rafa si estudiaron juntos?  ¿Rafael Orozco sí estudió en Bogotá? ¿Si fue el Binomio de Oro la agrupación precursora en incorporar instrumentos como el bajo electrónico, los timbales o la guitarra en las grabaciones vallenatas?

Me ocurre casi a diario en Bogotá y ahora debo sacar tiempo extra para responder una andanada de preguntas como las anteriores, entre otras cosas porque lo hago de buena gana y, además, me parece divertido, grato y reconfortante.

Una de las preguntas más concurrentes es ¿Qué tanto porcentaje de verdad y de ficción tiene la novela?. A lo cual siempre respondo: más ficción que verdad, como debe ser una telenovela que pretende cautivar la atención de los televidentes, lo que a la postre ha logrado, según los sondeos de las últimas dos semanas, y entonces me toca hacer claridades como, por ejemplo: no es cierto que antes del Binomio, el vallenato se grababa solo con caja, guacharaca y acordeón.

Desde Abel Antonio Villa, Luis Enrique Martínez, Alejandro Duran, “Juancho” Polo Valencia y luego la generación de  Alfredo Gutiérrez, Calixto Ochoa, Los Cañaguateros, pasando por Los Hermanos López y Los Hermanos Zuleta, en las grabaciones empleaban casi los mismos instrumentos que utilizó el Binomio de oro, sin embargo lo que sí podemos afirmar categóricamente es que con esos mismos instrumentos el estilo y los sonidos obtenidos eran totalmente distintos.

Otra de las preguntas que ya se les había olvidado a nuestros compatriotas,  y ahora con la novela se ha revivido el morbo por resolver, es aquella de quién y porqué mataron a “Rafa”, sobre lo cual se tejieron y ventilaron toda clase de especulaciones en el país y hoy todavía es la comidilla de muchas tertulias.

Pero los efectos más positivos que ha tenido la producción sin duda son tres a saber:

El primero poner en los sentidos de todos los colombianos mediante la televisión nuestra música, su historia, compositores e intérpretes y especialmente las vivencias en la época más gloriosa del vallenato.

El segundo consiste en mostrar a aquellos colombianos que aún no conocen las hermosas tierras del Cesar y la Guajira para que se animen a visitarnos, por lo que no me extrañaría que este año en el Festival Vallenato se rebasen todos los records de visitantes, y el tercero, poner a escuchar la música vallenata de los años 70 y 80 y revivir la alegría y el romanticismo del Binomio de Oro (esto lo he comprobado), ya que hoy no hay conjunto vallenato profesional o aficionado que no tenga en su repertorio por lo menos uno de aquellos superéxitos de Rafa.

Por el éxito, las excelentes actuaciones de quienes participan en esta novela y porque por fin amainamos esa racha de violencia que nos venía atormentando en el “prime time” de la televisión, con los seriados y telenovelas de los carteles de la mafia, me gustaría que mañana en los premios India Catalina, Rafael Orozco “El Ídolo” se quede con la mayoría de galardones.

 

Colofón: Me habían referenciado una emisora virtual para escuchar buen vallenato y no había sacado el tiempo para hacerlo, pues ayer me di el gustazo de sintonizar una programación de vallenato clásico del mejor en www.acordeónstereo.tk digna de recomendar y dirigida y coordinada por el compositor José Guillermo Orozco y mi amigo y colega folclorista Laude Fernández Araujo.

 

Jorge Nain Ruíz

@jorgenainruiz

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Tres alegres tigres consejeros

Tres alegres tigres consejeros

Cualquier ciudad que se respete en Colombia tiene apodo. Cualquier persona que viva aquí, también los tiene. Valledupar es la Capit...

Que no sepan quién es usted

Que no sepan quién es usted

  En Colombia se hace cada día mas complicado saber con quiénes estamos interactuando sea personalmente o de forma virtual. Se to...

El pollito Herrera y su sanción social

El pollito Herrera y su sanción social

  Juan David Herrera Pimentel, mejor conocido como el ‘Pollito Herrera’, es un habilidoso acordeonero de nuestra primorosa mús...

Añorando los despertares de nuestra cultura

Añorando los despertares de nuestra cultura

  En una mañana de tertulia con mi amigo gestor cultural, Luis Eduardo Nieto, dialogábamos sobre la verdadera riqueza de nuestros p...

Editorial: Ya vuelvo, decía el cuadro

Editorial: Ya vuelvo, decía el cuadro

La muerte de Germán Piedrahita nos ha dejado a todos tristes y aturdidos. Huérfanos de un artista y gestor entregado. Lo que no quer...

Lo más leído

El aire del bosque y otros placeres

Rosa Cintas | Medio ambiente

El viejo traje del alcalde

Andy Romero Calderon | Opinión

Ay cosita linda, mamá

Alberto Muñoz Peñaloza | Ocio y sociedad

Azul y amarillo

Giancarlo Calderón Morón | Literatura

Transformar la vida en arte

Luis Mario Araújo Becerra | Literatura

En cuestión de segundos

Yesinia Gámez Mendoza | Bienestar

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados