Opinión

No busco ser el primero, no busco ser el mejor

Armando López Sierra

05/04/2013 - 11:20

 

Analizando el sistema de calificaciones educativas, donde se le quita la libertad al estudiante y se le presiona a aprender una serie de conceptos, para que luego sea medido a través de un conjunto de actividades evaluativas, teniendo que contestar como lo desean quienes las diseñaron, en vez de medir sus verdaderas cualidades y calidades, lo que hace es obligarlo a buscar el más alto puntaje y a rogar que los demás no tengan mejor suerte que él. Es por eso que no busco ser el primero, es por eso que no busco ser el mejor.

Cuando encuentro ejemplos como en el vallenato, donde las campañas publicitarias resaltan en cartelera a un artista como el número 1, faltando al respeto y olvidando que hay unos maestros que le abrieron y le asfaltaron el camino; pero además lejos de ayudar a su artista, lo que consiguen es causar recelo en su gremio, creándole una afrenta imaginaria con sus colegas, inyectándole la idea de que por encima de él no hay nadie. Lo más triste de todo esto es que si te consideras el mejor, lo demás para ti perderá sentido, aburriéndote y enfermándote. Es por eso que no busco ser el primero, es por eso que no busco ser el mejor.

Cuando joven aspiré a ser el más rico del mundo y sé que si me lo hubiera propuesto, lo hubiese conseguido, pero no estaba dispuesto a sacrificar una corta vida por esas afujías. Pretendí convertirme en el compositor y escritor más reconocido, pero un arte debe disfrutarse; así que no tendría sentido hacerlo bajo la presión de ser el mejor; por eso renuncié a ser el primero, por eso renuncié a intentar ser el mejor.

Pasó por mi mente ser el hombre más reconocido en la historia mundial, pero me puse a analizar casos como los de Michael Jackson, Gandhi, Gabo, Pele, Mozart, Einstein, entre muchos otros y a pesar de que, en su momento, marcaron una época y hoy siguen siendo un referente; no hay que desconocer que no hay ni habrá personaje más reconocido que Jesús (dejando a un lado el contexto religioso); entonces para qué desgastarse para lograr ser el primero o el mejor cuando nuestro paso por la tierra es fugaz.

Por eso decidí no complicarme la vida y seguir haciendo las cosas bien aunque no me estén mirando, aportando bienestar a mi sociedad, pero sobre todo, seguir siendo bueno sin buscar ser el primero, sin pretender ser el mejor.

 

Armando López Sierra

@arjalosie

Sobre el autor

Armando López Sierra

Armando López Sierra

Corazón guajiro

Nacido en Maicao (Guajira), el 30 de Octubre de 1979. Ingeniero de Sistemas, escritor, compositor, conferencista, investigador, docente, un enamorado de la vida, defensor de las buenas obras, auspiciado por Dios. Cofundador del grupo cultural Raul Gomez Jattin de la Universidad Popular del Cesar. Finalista en la primera versión del concurso de cuento corto “En el Cesar todos estamos en el cuento”. Ganador del Primer Premio de Crónica Ciudad de Valledupar 2012, categoría B. En su columna “Corazón Guajiro” busca dar un aporte desde sus experiencias, sus creaciones, sus reflexiones y su entender sobre la cotidianidad de la vida y todo lo que a su alrededor puede tejerse y acontecer.

@arjalosie

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El Festival Samuel Martínez

El Festival Samuel Martínez

Estamos en pleno Festival de Canciones Samuel Martínez en la Loma de Calenturas, corregimiento del Municipio de El Paso, uno de los ev...

La naciente ciudad fariana

La naciente ciudad fariana

“Con el dinero se puede fundar una casa espléndida, pero no una familia dichosa.” Considerando un hecho, la firma del acuerdo p...

Lo que pesa un General

Lo que pesa un General

En una democracia verdadera un General debe tener los mismos derechos que un ciudadano del común, pero en esta democracia imperfecta...

Licencia para pedir

Licencia para pedir

  Nuca se supo cómo lo hacía, pero Eusebio pedía, ataviado con su jean pantera negra y el ‘amansaloco’ rosadino, durante las h...

La puesta en vilo de un inquisidor

La puesta en vilo de un inquisidor

Alejandro Ordóñez Maldonado. Nació en Bucaramanga en 1955, es abogado de profesión, jurista de ascendencia conservadora, fundamenta...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados