Opinión

Editorial: Experiencias para todos y de todos

Redacción

19/03/2012 - 13:57

 

Jóvenes tocando en la calle / Foto: MinculturaLa ciudad de Valledupar conoció la semana pasada un momento de intensa actividad cultural. Distintos esfuerzos y conceptos confluyeron y se entremezclaron para ofrecer al público experiencias variadas y enriquecedoras.

Por un lado, la Alianza Francesa organizó con “Los Primos” uno de los espectáculos de circo más originales de los últimos meses. En la plaza Alfonso López, centenares de niños y familias pudieron compartir un momento único, lleno de humor y ternura, pero sobre todo, tener una perspectiva mundial sobre las artes escénicas.

Hay que reconocer que Valledupar todavía no es un destino privilegiado para los artistas internacionales que suelen llegar a estos horizontes al cuenta gotas (con el Festival Vallenato o bien algún evento puntual). Por eso, las iniciativas de este tipo marcan una dirección y abren puertas a otras ideas.

La Cultura tiene ese componente universal al que nunca se debe renunciar: es imprescindible escuchar a las voces locales, pero también, mantener un ojo abierto sobre lo que se hace a nivel internacional.

Es importante que la ciudad de Valledupar –y por extensión: el Cesar–  sea reconocida en el mundo por su folclor y su riqueza cultural, pero que también sepa ser un anfitrión habitual y que reciba con relativa constancia a artistas ejemplares, intelectuales y emprendedores del mundo entero. De esta manera es como se evoluciona en el pensamiento pero también en el principio de universalidad.

Por otro lado, debemos destacar otros actos como el lanzamiento del libro de la docente Nurys Rodríguez en la Biblioteca Rafael Carrillo y el de la periodista Lolita Celedón en el Hotel Sicarare. Ambas ofertas, muy diferentes, han permitido crear visibilidad entorno a temas a los que se alude muy de vez en cuando: la educación y el género.

Sin querer entrar en los detalles de estos dos actos multitudinarios (porque ambas propuestas se organizaron con seriedad y han sido reseñadas en Panorama Cultural), lo interesante es la respuesta del público que ha sabido apoderarse de las propuestas.

La cultura necesita organizadores y personas inquietas que impulsen el escenario local, pero también, un público curioso que no tema implicarse en ciertas problemáticas, hacer preguntas y, luego, compartir estas experiencias con otras personas cercanas.

Sólo con la inclusión del gran público y el principio de participación activa  se puede hablar de Cultura para todos y de todos. La universalidad no entiende de estratos ni de zonas.

Es inevitable salir de los pequeños recintos, de los círculos cerrados, invitar a cantantes y artistas de ciudades vecinas, esforzarse en organizar eventos en lugares asequibles, para que la Cultura y el Ocio sean verdaderamente de todos, y para que Valledupar sea reconocida como una ciudad abierta y acogedora. Un espacio de experiencias.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Tamalameque está escrito con letras de oro en Bogotá

Tamalameque está escrito con letras de oro en Bogotá

  Desde niño oigo repetir a grandes y pequeños, ancianos y jóvenes: «Tamalameque está escrito en letras de oro en Bogotá». Y...

Editorial: Hacia un Valledupar más musical

Editorial: Hacia un Valledupar más musical

La música es un aliciente para la vida. Donde hay música hay alegría. No son palabras nuestras, sino las del director del ballet val...

El racismo de Trump que nos refleja como humanidad

El racismo de Trump que nos refleja como humanidad

El discurso de aceptación de Trump en la Convención Republicana fue todo un ultraje a la paz y la democracia, fue en sí un llamado...

¡Pero yo no sé, Ernesto, yo no sé!

¡Pero yo no sé, Ernesto, yo no sé!

"Una nota más que constituye un documento para este folclor". Así iniciaba Ernesto MacCausland Sojo las entrevistas audiovisuales que...

Michín dijo a su mamá…

Michín dijo a su mamá…

Cuando la violencia parece incontrolable en Valledupar y el Cesar, y la policía se ve desbordada por la delincuencia, no sorprende que...

Lo más leído

Los orígenes del teatro

José Manuel García González | Artes escénicas

La Mujer y el Picó

Álvaro Rojano Osorio | Patrimonio

Gracias, Coronavirus

Yarime Lobo Baute | Opinión

Despedida

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube