Opinión

El Cantor del Valle sigue ahí

Jorge Nain Ruiz

17/05/2013 - 12:00

 

Álvaro Cabas PumarejoPor allá por los años 70 en el folclor vallenato, algunos compositores se autodenominaron cantores de sus respectivos pueblos. Se habló del cantor de Fonseca, Carlos Huertas; del cantor de Valencia, Calixto Ochoa; del cantor de Villanueva, Fabio Zuleta y, por supuesto, del cantor del Valle, Álvaro Cabas Pumarejo; todos compusieron canciones con esos nombres y se adjudicaron para sí esos remoquetes.

Cuando hablamos de músico completo, es decir aquel que canta, compone y toca acordeón, allí debemos indudablemente incluir al cantor del Valle, Álvaro Cabas. Este hombre proveniente de una familia de verdaderos ancestros folclóricos, que transpira y respira vallenato del más auténtico, que se radicó hace muchos años en la capital del País, pero que sigue conservando a plenitud sus costumbres, su dialecto, su idiosincrasia, nos ha demostrado a quienes vivimos pendientes de nuestro folclor que la persistencia, la perseverancia y el amor profundo por lo que se hace es y debe permanecer incólume aún con el pasar de los años.

Fueron los hermanos Zuleta quienes, a finales del siglo pasado, le grabaron sus más hermosas canciones, entre ellas su inmortal Rosalbita; pero también le grabaron Los Hermanos López, El Binomio de Oro, Diomedes Díaz e Iván Villazón entre otros. “Alvarito” como cariñosamente le decimos sus amigos, hace parte de aquellos grandes juglares a los que la desapacible Sociedad de Autores y Compositores SAYCO ha relegado, desconocido y maltratado persistentemente, pero a él siempre se le ve sonriente y jovial por las calles de Bogotá, con su mochila arhuaca llena de clásicos vallenatos, que él mismo compone, toca, canta, produce y distribuye entre sus innumerables amigos.

Por estos días “Alvarito” se encuentra promocionando y vendiendo su más reciente producción que bien vale la pena coleccionar, titulada “El Regreso del Cantor”; yo diría que no hay tal regreso; el cantor nunca se ha ausentado, él se ha encargado de grabar su música año tras años y entregársela personalmente a quienes admiramos su lirica auténtica y su amor constante por este arte, por eso he querido rendir este pequeño homenaje al hombre sincero, amable, extremadamente cariñoso y excelente amigo, Álvaro Cabas Pumarejo, el Cantor del Valle, quien hoy con más de sesenta años se mantiene aún vigente en el auténtico vallenato.

 

Jorge Nain Ruiz

@JorgeNainRuiz

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Conejo al anillo

Conejo al anillo

Colombia es el mejor país del mundo, aquí somos los más felices dicen muchas encuestas. Y con razón. Miremos apenas tres días d...

Volver al Valle

Volver al Valle

Para el vallenato -a fin de no utilizar la particularización valduparense- viajero y ausente, la nostalgia y el recuerdo del terruño ...

Colombia, un país sin justicia

Colombia, un país sin justicia

El artículo 1 de nuestra constitución política reza que Colombia es un estado social de derecho, lo que nos plantea la búsqueda d...

Editorial: El aniversario de la fundación de Valledupar

Editorial: El aniversario de la fundación de Valledupar

  Cada año nuevo arranca con las mejores intenciones, ganas renovadas de superarse o mejorar, y, cómo no, grandes celebraciones. ...

¿Quiénes son los verdaderos culpables de la muerte de los 16 neonatos en Valledupar?

¿Quiénes son los verdaderos culpables de la muerte de los 16 neonatos en Valledupar?

  Han escuchado alguna vez el dicho: ¿vendiste el sofá? Analicemos. Resulta que un adolecente una vez encontró a su novia “abr...

Lo más leído

Anecdotario sobre el doctor Laureano Gómez

Eddie José Dániels García | Historia

La ciudad como imaginación

Antonio Acevedo Linares | Literatura

Cézanne en Provenza

Berta Lucía Estrada | Artes plásticas

Coco Chanel: modista y espía

Juan Carlos Boveri | Moda

Tras los pasos del maestro Manuel Zapata Olivella

Andrés Elías Flórez Brum | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados