Opinión

Editorial: El aporte de la Fiesta de la Música a Valledupar

Redacción

17/06/2013 - 11:20

 

Si hablamos de visibilizar otras expresiones musicales, de promocionar y conceder un espacio a otros artistas del Cesar y Colombia que no necesariamente tocan el acordeón, la Fiesta de la música es la primera gran alternativa en el departamento y la que más carácter universal tiene.

Nacida en el año 1981 en Francia, tras la iniciativa del entonces ministro de cultura Jack Lang, la fiesta ha terminado adoptando un perfil internacional e integrador al ser replicada en más de 120 países y 250 ciudades.

La fuerza de este evento está en su dinámica participativa y su fin explícito de crear nuevos escenarios culturales y populares. En la Fiesta de la música se invita a los artistas a que expongan sus últimos proyectos u obras sin ánimo de lucro, ante un público diverso, y ellos suelen responder con la máxima energía, invitando a otros artistas o bien incluso preparando espectáculos para la ocasión.

En Colombia, los mejores ejemplos de lo que se puede generar alrededor de la Fiesta de la Música se encuentran en la ciudad de Bogotá y Barranquilla. La primera de ellas reúne más de 25 tarimas independientes repartidas en toda la ciudad mientras que la segunda llega a 13 tarimas administradas por varias organizaciones (como colectivos de artistas y gestores culturales, centros comerciales, emisoras y otras empresas).

Con este modelo de funcionamiento (es decir con escenarios complementarios e independientes) nace una sinergia que favorece la diversidad musical dentro de cada ciudad. En muchas ocasiones, ciertas tarimas se consagran a un estilo de música en particular como puede ser el rock, la música pop, urbana o folclórica.

En el caso de Valledupar, aunque la Fiesta de la Música lleva pocos años (3), la dinámica se está instalando paulatinamente y el compromiso de sus impulsores (la Alianza Francesa) es cada vez mayor.

Este año, la Fiesta de la Música de Valledupar se realizará nuevamente en la Plaza Alfonso López, el sábado 22 de junio a las 5pm, con una nómina de artistas más atractiva que nunca.

Estarán presentes Iván David Villazón (el hijo de Iván Villazón) para lanzar en Valledupar su primer disco llamado “Un nuevo aire” (Blues y Vallenato-fusión), los Reyes Vallenatos del Festival 2013, el artista Hanz con su Vallenato del Alma, Consio y sus tamboreros, Lía Paulette y sus clandestinos (música urbana hip-hop), y también tendremos grandes invitados como Cynthia Montaño (de Cali) que representará los ritmos del pacífico.

La fiesta es totalmente gratuita –esto es un argumento innegable para disfrutar de esta fiesta en familia o entre amigos–, pero por encima de esto está el hecho de descubrir nuevos géneros y artistas que difícilmente llegan a la ciudad de Valledupar. Ya saben: el 22 de junio. Plaza Alfonso López. 5pm.

 


0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Nostalgia Guajira

Nostalgia Guajira

La tarde está gris, como de costumbre. Cae una leve llovizna anunciando el aguacero que se avecina. A mi alrededor hay cuatro paredes ...

El horario de atención en los bancos

El horario de atención en los bancos

El horario de atención al público en los bancos de la ciudad debe adaptarse a los criterios coherentes de eficiencia y calidad de ser...

Los pueblos han dejado de ser pueblos

Los pueblos han dejado de ser pueblos

En el pueblo donde nací nuestros mayores eran depositarios de una oralidad maravillosa, los ancianos contaban a los jóvenes una gran ...

Política y religión

Política y religión

He dejado reposar el tema de religión y política hasta que pasara todo este maremágnum electoral, dimes y diretes entre todas las te...

En la máquina del tiempo

En la máquina del tiempo

  Viajando con otros paisanos desde mi pueblo hacia la capital del departamento, una de las pasajeras puso la conversación en el p...

Lo más leído

La magia de Escalona

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

De música africana a champeta

Luis Gerardo Martínez Miranda | Música y folclor

Los alemanes de Tamalameque

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

La venezolanización de la opinión colombiana

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Corazón de ceiba

Yesid Ramírez González | Literatura

A dar más por nuestras universidades públicas

Armando López Sierra | Educación

La pregunta con fundamento para el maestro Escalona

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube