Opinión

Leandro merecía mucho más

Jorge Nain Ruiz

28/06/2013 - 12:00

 

Leandro Díaz / Foto: Hernando VergaraUn amigo de la vieja guardia, de aquellos que por alguna razón siempre se mantienen en nuestro corazón, me ha enviado un correo electrónico en el cual sugiere dos temas para abordar en este espacio. Ambos me parecen claves, contundentes y oportunos, sin embargo para hoy escogí el relacionado con las honras fúnebres del juglar Leandro Díaz Duarte efectuadas en Valledupar el pasado  24 de junio.

Por una emisora virtual escuché a un reportero haciendo llamados casi angustiosos a la ciudadanía vallenata para que acompañaran el sepelio de uno, sino el más grande, de los compositores que ha dado nuestra música autóctona. Al parecer no veía la multitud esperada  para la despedida de un juglar de la talla de Leandro, ése es el primero de los temas sugeridos por mi condiscípulo y cuasi paisano Pedro Miguel Peinado, el cual me atrevo a transcribir textualmente:

“Estimado Jorge Nain: Sé que vas a extrañar esta nota, sobre todo porque tenemos mucho tiempo sin saludarnos personalmente, lo cual aprovecho para mandarte un cordial y apaisanado abrazo. Sé que la órbita de un columnista es invulnerable, y tratar de sugerirte un tema para tu frecuente columna sobre el folclor vallenato, a más de una fastidiosa pretensión, resulta una inaceptable intromisión.

Sin embargo, la fuerza de los acontecimientos me obligan a correr el riesgo de expresarte mi inquietud por dos temas: el más reciente ocurrió hoy cuando el grueso de las "estrellas" del vallenato, después de lucrarse de las composiciones del Maestro Leandro Díaz, brillaron por su ausencia en sus honras fúnebres, tal actitud obliga a replantear la escala de valores alrededor de nuestro folclor; de igual forma, para un acto de subdesarrollo y atraso como es el de hacer una caminata para el lanzamiento de un CD, concurren miles de personas; mientras para el sepelio de tan significante juglar, si apenas algunas autoridades, y uno que otro artista al lado del siempre solidario Carlos Vives. No hay derecho. Los valores se han trastocado, Nain. Ningún intérprete de acordeón ni cantante vivos actualmente, es ni será más valioso que el inmortal Leandro Díaz, o mejor, no les alcanzará lo que les quede de vida para igualarlo o superarlo.”

Sólo me queda decirles que comparto a plenitud lo expresado en el contundente escrito.

 

Jorge Nain Ruiz

@JorgeNainRuiz

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Mil y una maneras de matar la Cultura

Mil y una maneras de matar la Cultura

Se dijo que había festival, se dijo que ese festival era para mantener viva la tradición y la cultura del pueblo, se dijo que ésta...

El síndrome de Agualongo

El síndrome de Agualongo

  Pasada la campaña electoral de segunda vuelta y viendo los resultados me vienen a la cabeza varios interrogantes, de algunas de ...

Cualquiera no puede ser jurado

Cualquiera no puede ser jurado

En cualquier tipo de concurso o competencia donde se requieren personas con algún grado de experticia y conocimiento en el tema, que s...

Peluqueros y barberos de mi pueblo

Peluqueros y barberos de mi pueblo

  En mis escritos lo he dicho en varias oportunidades, el Caribe Colombiano está lleno de personajes, anécdotas e historias que par...

Editorial: Respaldemos el teatro del Cesar

Editorial: Respaldemos el teatro del Cesar

En los últimos años, los actores y teatreros de la Universidad Popular del Cesar se han convertido en uno de los mayores orgullos de ...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube