Opinión

Editorial: El potencial turístico de Valledupar

Redacción

12/08/2013 - 12:30

 

La plaza Alfonso López de noche / Foto: ColombiaTradeLa capital del Cesar tiene un incuestionable encanto. El centro, su clima, su ubicación, su historia, sus expresiones folclóricas, todo confluye en un punto de referencia incomparable. Y es que, como muchos dicen, no hay nada como el Valle.

El último informe divulgado por Proexport Colombia –el organismo dedicado a la Promoción de Turismo, Inversión y Exportaciones– lo corroboró esta semana mostrando Valledupar como un destino de gran relevancia cultural y destacando el Festival de la Leyenda Vallenata como el principal argumento turístico.

Por un lado, esto supone para Valledupar una gran visibilidad y, sobre todo, un gran reconocimiento a la gestión del Festival Vallenato que ha sabido a lo largo de las últimas décadas contribuir favorablemente a la conservación y difusión de su cultura.

Además, se consolida la imagen de la capital del Cesar como destino folclórico y este tipo de asociaciones siempre son bienvenidas. El turismo –como muchos otros mercados– tiene mucho que ver con las ideas, las sensaciones y los impulsos consumistas.

Pero analicemos la situación en su globalidad y veremos que insistir en el Festival como principal argumento turístico acrecienta una dependencia nociva para todo el sector comercial de Valledupar (y no solamente la industria hotelera).

Como lo hemos podido comprobar en las últimas semanas, los principales hoteles han alzado la voz de alarma porque el flujo de turistas durante el resto del año es insuficiente. Esto demuestra que es urgente establecer un plan a mediano plazo para multiplicar la oferta turística.

Obviamente, cuando se habla de multiplicar la oferta no se trata de crear otro gran festival de música sino ser realistas e ingeniosos, destacar las fortalezas y oportunidades de la ciudad, venderlas con coherencia y corazón. Ser consistente y constante.

El Festival Vallenato es el gran evento que marca el mes de abril y que permite atraer a visitantes del país entero, pero Valledupar no debe por eso ofrecerse únicamente a los amantes de la música.

Pensemos en eventos cada dos o tres meses que integren a Valledupar dentro de la Costa Caribe, que generen nexos con nuestro propio departamento o con el Norte de Santander, y rutas que fomenten los intercambios y la circulación de visitantes.

Pensemos en brindar lugares amenos y grandes experiencias a los que vengan a visitarnos: museos, espacios para caminar, plazas y tours. Para eso, no dudemos en inspirarnos de ciudades como Ocaña, Río de Oro, Medellín y Barranquilla, de las que podemos aprender mucho.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Dizque las maravillas del teletrabajo

Dizque las maravillas del teletrabajo

  En esta etapa de pandemia que estamos sufriendo, el teletrabajo se ha convertido en una de las mejores estrategias para que sectore...

La gracia de una mujer que apodaron Meche Romero

La gracia de una mujer que apodaron Meche Romero

  “Ella (Meche Romero)  fue la primera mujer que, allá (Valledupar), escribió en un periódico, y su vinculación a esta casa ...

Cualquiera no puede ser jurado

Cualquiera no puede ser jurado

En cualquier tipo de concurso o competencia donde se requieren personas con algún grado de experticia y conocimiento en el tema, que s...

La niñez del siglo pasado (en mi pueblo)

La niñez del siglo pasado (en mi pueblo)

Nostalgia siento al momento de evocar los juegos y diversiones de nuestra infancia tamalamequera, y al igual que en el resto de temas s...

El turno es para Barrancabermeja

El turno es para Barrancabermeja

  De los más de cincuenta festivales vallenatos que se realizan a lo largo y ancho del territorio nacional, con excepción del Fes...

Lo más leído

Anecdotario sobre el doctor Laureano Gómez

Eddie José Dániels García | Historia

La ciudad como imaginación

Antonio Acevedo Linares | Literatura

Cézanne en Provenza

Berta Lucía Estrada | Artes plásticas

Coco Chanel: modista y espía

Juan Carlos Boveri | Moda

Tras los pasos del maestro Manuel Zapata Olivella

Andrés Elías Flórez Brum | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados