Opinión

La magia de escribir

Alberto Muñoz Peñaloza

14/08/2013 - 12:10

 

Presentación de Héroes ocultos del Vallenato en la Casa de la Cultura de Valledupar / Foto: archivo PanoramaCultural.com.coHace muchos años mantuve una columna periodística en, gracia de la generosidad de Lolita Acosta y Gilberto Villarroel, El Diario Vallenato que terminó convertida en el espacio semanal Cosas del Valle. Luego, con mi amigo Luis Mendoza Sierra, publicamos por una tiempo una revista separata, con ese nombre, que se regalaba con el periódico. Y antes, conformamos por más de dos años el Taller Literario El Búho, con gente de la talla de Tomás Darío Gutiérrez, José Manuel Díaz Cuadro, Alonso Fernández Oñate, Santander Durán Escalona, Manuel Palencia Carat, Rodrigo Zalabata, el maestro Luis Alejandro Álvarez y su hijo Sabas, Federico Ávila, Álvaro Garcés, Don Foción Bustamante y otros amigos no menos queridos. Recordamos con inmenso afecto el II  Encuentro Hispanoamericano de la Cultura, promovido por el Banco de la República y organizado en nuestra ciudad por el siempre vigente César Pompeyo Mendoza Hinojosa.

Escribo desde cuando cursé el cuarto grado en el querido Ateneo el Rosario. Recuerdo que el profesor Lorenzo Padrón, hoy en Chicago, organizó la cartelera del curso, como Director de Grupo y tuve ante mí la oportunidad de escribir y publicar cada semana.

Cuando fui Director de la Cárcel de Valledupar y después en Sincelejo y Montería, estimulé la escritura como campo de acción para compartir partos creativos y propiciar la libertad genuina, que proviene del alma y anida en la relación casual, perenne o fugaz de quien lee lo escrito y publicado. Durante mis años en la Lotería La Vallenata y en EDECESAR, hice lo propio convencido de que la función de escribir es siempre espontánea, sino no sirve y facilita un mejor ejercicio relacional al tiempo que da lugar a espacios sinérgicos para compartir coincidencias y no menos idóneo para confrontar opiniones.

Dios me trajo a la Oficina de Cultura Municipal de Valledupar y, gracias a la buena hora de trabajar con un Alcalde del talante de Fredys Socarrás Reales, es una oportunidad para que avancemos en propósitos gigantes.

Lo primero fue estimular la investigación como punto de partida para, en el caso de escritores y poetas, desde una visión ligada a la música como expresión fulgurante de nuestro progreso cultural. Así nació, como una idea de nuestro Alcalde, el trabajo investigativo del compositor, escritor e investigador Julio Oñate Martínez, plasmado en el libro Héroes Ocultos del Vallenato, con retablos fotográficos del fotógrafo, guionista y escritor Jacobo Solano Cerchiario, que reconoce, destaca y honra la gesta adelantada por más de treinta cultores de nuestra música que contribuyeron –en grado sumo- al realce y posicionamiento musical y cultural del vallenato, sin recibir el reconocimiento a esa misión histórica y trascendental.

En materia de apoyo el año anterior se hizo con trabajos nuevos pero consistentes, como el del catedrático universitario, periodista, locutor, escritor e investigador William Rosado Rincones, con su trabajo El Mundo de Calixto, la obra del escritor e investigador Rafael Oñate Rivero y este año ampliada con la adquisición de Cultura Vallenata, origen teoría y pruebas, del escritor, investigador, historiador, compositor y abogado Tomás Darío Gutiérrez y otros no menos importantes en el propósito de irrigar el torrente literario de niños, niñas, jóvenes, adultos, propios y visitantes con textos que lustran la inversión realizada y constituyen un vigoroso impulso a la dotación bibliográfica de bibliotecas en instituciones educativas, locaciones comunitarias y programas de lectura en comunas y corregimientos, sin dejar de lado el intercambio y estudio textual.

Mediante Decreto No. 000223 de junio 25 de 2013, el alcalde de Valledupar modificó el Decreto No. 000028 del 05 de marzo de 2013 y dispuso la conformación del Consejo Municipal de Cultura, conformado por: “El Alcalde o su delegado, quien lo presidirá; El Jefe de la Oficina de Cultura Municipal, quien ejercerá la secretaría técnica; Elegidos por voto institucional. Las organizaciones e instituciones referenciadas en la Ley, elegirán entre ellas y de forma democrática (un voto por organización) a su representante en el Consejo Municipal de Cultura, así: Un representante de los consejos territoriales indígenas, Un representante de las comunidades afro descendientes, Un representante del núcleo educativo, Un representante de las organizaciones cívicas o comunitarias (Bomberos, Defensa Civil, Club de Leones, Cámara Júnior, etc.),  Un representante de las ONG culturales, Un representante de las agremiaciones y asociaciones de los comunicadores, Un representante de los sectores de la producción y los bienes servicios, Un representante de las asociaciones juveniles en donde tengan presencia y sean representativos (Consejo Municipal de Juventud, Boy Scout, etc.), Un representante de los personeros estudiantiles en donde tengan presencia y sean representativos, Un representante de las agremiaciones culturales de discapacitados físicos, psíquicos y sensoriales, Elegidos en asamblea general por voto popular. La secretaría técnica convocará abierta y masiva a la comunidad cultural e institucional (que referencia la ley), para que en asamblea abierta y por voto popular elijan a sus representantes al Consejo Municipal de Cultura, así: Un representante de cada uno de los sectores artísticos y culturales (Danza, Música, Teatro, Artes Plásticas, Literatura, Audiovisuales, Gastronomía, etc.), Un representante de cada comuna y uno por cada subregión corregimental y Un representante de los artesanos.”

En ese proceso se avanza en la actualidad, el Consejo será instalado tan pronto como esté debidamente conformado y confiamos en que ello ocurrirá antes de terminar el mes de agosto.

El programa Valledupar ¡Ciudad Cultural! Del Plan de Desarrollo Municipal 2012 – 2015, va ejecutándose en 75%, a 30 de junio de 2013, en cuanto se refiere a las metas de productos para el cuatrienio, lo que constituye un vigoroso impulso a la actividad cultural y en 2014, luego del trabajo orientador del consejo de cultura municipal, el foco estará en el diseño e implementación de políticas pública municipal en materia cultural, con la participación de todos y en procura de pilarizar el entramado cultural del municipio de Valledupar para potenciar la oferta cultural, posibilitar que las niñas, los niños, adolescentes, las y los jóvenes y adultos, comunidades y etnias, se apropien de los contenidos y productos culturales que integran el patrimonio cultural, material e inmaterial del municipio de Valledupar.

Para escritores, poetas, ensayistas, creadores y cultores de la palabra, tres escenarios –entre otros- ameritan el trabajo creativo, sinérgico e innovador:

  1. Creación e Impulso de talleres literarios, como centro de acción para el trabajo de estudio y práctica para escribir, crear y producir mejor. Esto incluye la diversa gama de programas de lectura y escritura creativa en instituciones educativas, en locaciones comunitarias, en parques y en plazas, en andenes y corregimientos y donde quiera que sea posible que la lectura llegue a liberar, a romper las cadenas de la esclavitud que reside en la ignorancia y la instrucción para pulir el parto literario de quien (es) se atreva (n). Estrategias como el baúl bibliográfico y la acción conjunta con el Banco de la República, la Biblioteca Departamental, la Alianza Francesa, Comfacesar, universidades, la Cámara de Comercio y otras entidades y organizaciones privadas y públicas. Implica la realización de talleres formativos, a cargo de nuestros escritores, poetas y creadores, en instituciones educativas, con publicación de resultados hechos cuento, novela, crónica, reportaje, poemas, ensayo, etc.
  2. Activación del fondo municipal de publicaciones para estimular la publicación de textos bibliográficos, recuperándose la inversión, con el fin de que continúe el ciclo publicacional, con lo cual se fomentará el ejercicio creativo e innovador mediante convocatorias fundadas en la objetividad. Realización de eventos formativos para escritores, poetas y creadores, que potencien su conocimiento, su capacidad creativa e innovadora, con participación de expositores de reconocida capacidad.
  3. Valledupar necesita su feria del libro, como el escenario anual que se convierta en vitrina cultural y en balcón participativo de nuestros creadores en la materia y en otras manifestaciones culturales: música, danza y teatro, artes visuales, artes plásticas, artes audiovisuales y gastronomía. Esto, aparejado con la participación municipal en la feria anual del libro en Bogotá, con presentación de publicación de trabajos y productos.

Hay mucho por hacer. No había camino. Se hace camino al andar y vamos bien, enfocados en la inversión honesta de los recursos y en la acción consistente que promueva y estimule ¡la magia de escribir!

 

Alberto Muñoz Peñaloza

@AlbertoMunozPen

Sobre el autor

Alberto Muñoz Peñaloza

Alberto Muñoz Peñaloza

Cosas del Valle

Alberto Muñoz Peñaloza (Valledupar). Es periodista y abogado. Desempeñó el cargo de director de la Casa de la Cultura de Valledupar y su columna “Cosas del Valle” nos abre una ventana sobre todas esas anécdotas que hacen de Valledupar una ciudad única.

@albertomunozpen

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Recordando a Garzón: el poema 13 de Agosto de 1999

Recordando a Garzón: el poema 13 de Agosto de 1999

Hay ciertos momentos en la vida, de la historia, que uno siempre los recuerda y recuerda, incluso, dónde estaba, qué hacía, con quie...

El vallenato no tiene fronteras

El vallenato no tiene fronteras

Ahora que nos encontramos adportas de resolver nuestro conflicto interno de más de medio siglo, otros vientos de guerra soplan a nuest...

La foto del miedo

La foto del miedo

  Aquí mucha gente vive con angustia. Las calles se han convertido en un nudo de temores, sospechas y furias. El prójimo inspira ...

Valledupar y los perros

Valledupar y los perros

Valledupar es una ciudad amable, sin puertas y sin murallas, que enamora a nativos y visitantes, pero a todos nos falta valorar y amar ...

Pégale a la Pared pero nunca a una Mujer

Pégale a la Pared pero nunca a una Mujer

He escogido el titulo de la canción de Reyli porque inspira estas letras y tengo fe que por cada persona que la escuche pueda ejerce...

Lo más leído

Pueblo Bello en la Sierra Nevada

Enrique Córdoba | Turismo

Ray Bradbury: entre amor y odio a la tecnología

José Luis Hernández | Literatura

Sobre la tolerancia: un marco histórico

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Memorias de un carnaval que terminó en tragedia

María Ruth Mosquera | Historia

Los carnavales de Valledupar

Alberto Muñoz Peñaloza | Historia

Talaigua, el pueblo de mis entrañas

Eddie José Dániels García | Turismo

Tito Puente, un rey entre la Salsa y el Latin Jazz

Isabelle Laymarie | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube