Opinión

Editorial: Balance de un Mes del Patrimonio en Valledupar

Redacción

30/09/2013 - 11:00

 

Encuentro poético en la Casa Luque (Valledupar)El mes de septiembre ha pasado volando en Valledupar y esto se debe en gran parte a las festividades en honor al Patrimonio que ha albergado la ciudad.

Debemos felicitar la Fundación AVIVA, gestora e impulsora de estas celebraciones, por haber organizado un evento de semejantes proporciones y por haber conseguido mantener una programación con más de una decena de eventos, todos muy distintos y complementarios, aun recibiendo un apoyo institucional más limitado de lo habitual.

Pero no nos centremos en la cuestión económica y miremos más allá. Un gran logro es haber mostrado la faceta más variada, atractiva y entretenida de la Cultura vallenata. Todos los visitantes hemos comprobado que la palabra Cultura es también sinónimo de diversión y de compartir.

Con la exposición de Celso Castro, pudimos conocer o reencontrarnos con uno de los pintores más conocidos y controvertidos de Valledupar. Hacía tiempo que los amantes del arte esperábamos una exposición de este calibre.

Durante la Muestra Gastronómica probamos nuevos  platos preparados por expertos, todos exquisitos y los saboreamos escuchando música vallenata. Al día siguiente descubrimos en el Foro organizado en el Banco de la República con el apoyo de la Alianza Francesa el origen de todos estos sabores y conocimos algunas de las problemáticas que se plantean para su divulgación en el Cesar y Colombia.

El concierto de Jazz organizado en la biblioteca Rafael Carrillo nos brindó uno de los espectáculos visuales más emotivos de los últimos meses. La magia de los hermanos Jacob y el baile del afroperuano José Antonio 'Pichio' cautivaron a centenares de espectadores que vieron cómo la música es un lenguaje universal que permite crear puentes.

Del mismo modo, el conversatorio de humor organizado por la Alianza Francesa, el Centro de Memoria de San Diego y PanoramaCultural.com.co nos trasladaron a la oralidad vallenata. El cuentero William Morón, junto con el director de cine Jhon Bolívar, el dramaturgo Deiler Díaz y el mimo Boris Serrano nos hicieron ver la gran riqueza expresiva e imaginativa del Ser Vallenato al mismo tiempo que levantaban preguntas claves para la preservación de este patrimonio inmaterial.

¿Y qué decir de esos encuentros poéticos organizados en la casa Luque donde el lirismo se codea con las melodías y las declamaciones? ¿Habrá un sitio más ameno para pasar las veladas lluviosas en el centro de Valledupar?

A todo esto debemos añadir otro gran logro del Mes del Patrimonio: la sinergia generada entre distintas organizaciones y el potencial que alberga esa forma de trabajar en grupo. Compartir la agenda de un evento con otras instituciones es una forma de hacer que los eventos crezcan y que los artistas encuentren un público más amplio.

El camino para que la Cultura sea considerada como una fuente de valor incuestionable es todavía largo, pero los frutos están a la vista. Sigamos pues en este sentido, compartiendo esfuerzos y compartiendo al mismo tiempo lo más bello de este rincón de la Costa Caribe.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El negro Alejo vive

El negro Alejo vive

El próximo 15 de noviembre se cumplirán 29 años de la partida del negro Alejo Durán, como cariñosamente se le llamó en todo el te...

El Encuentro con mi cultura

El Encuentro con mi cultura

Toda mi vida ha estado relacionada con la Tambora, toda vez que mi padre Diógenes Armando Pino Ávila, es un investigador, cultor y so...

El derecho de abuchear

El derecho de abuchear

“Para que triunfe el mal, solo es necesario que los buenos no hagan nada...”. La sociedad colombiana recordará aquel episodio m...

El vallenato no tiene fronteras

El vallenato no tiene fronteras

Ahora que nos encontramos adportas de resolver nuestro conflicto interno de más de medio siglo, otros vientos de guerra soplan a nuest...

Mizar, tras tus pasos

Mizar, tras tus pasos

Tristes, pero sin desesperanzas, culminó en nuestro ánimo el sensible homenaje a Luis Mizar Maestre (qepd), el poeta mayor del terr...

Lo más leído

La lúcida pasión de escribir

Antonio Acevedo Linares | Literatura

La chicha: historia de una bebida americana

José Luis Hernández | Historia

Los cuentos, esas pequeñas grandes historias

Almudena Gonsálvez López | Literatura

Acerca de la literatura infantil en el Cesar

Luis Mario Araújo Becerra  | Literatura

Viajar con Yamith

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Derechos humanos vs Barbarie

Jhon Flórez Jiménez | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados