Opinión

Fiesta a la palabra

José Atuesta Mindiola

30/10/2013 - 07:00

 

Somos una metáfora del lenguaje, porque estamos hechos esencialmente de palabras. La palabra siempre es algo compartido.

Vivimos en un territorio ocupado por quien habla y por quien escucha, por quien escribe y por quien lee. Dependemos unos de otros y somos parte de una labor dinámica y perpetuamente inacabada.

El lenguaje es diversidad  de pensamiento y significado. El pensamiento es la esencia humana del lenguaje. Entre la razón y la acción, el diálogo, la lectura y la práctica posibilitan la relación del pensar y el crear.

Narra William Ospina, “El anciano creía darle un cuento, pero el niño recibió una llave, con la que abriría después las bibliotecas… Un maestro con el que nunca había hablado puso en sus manos otro libro, hecho de papel y de tinta, pero al cerrarlo el niño no recordaba haber visto renglones llenos de letras sino un joven que intentaba volar desde un tejado, un hombre que jugaba a las cartas con el diablo, unas montañas llenas de historias”.

El amigo poeta Alberto Murgas Guerra, en un taller de creación literaria, haciendo gala de la estética de la brevedad, explicaba las características de las microficciones y los haikús, y quedó sorprendido cuando un niño de quinto de primaria de un colegio de Manaure, escribió: una cometa blanca / si la colorea / una mariposa.

El talento es inherente al ser humano. En los estudiantes ningún conocimiento está vedado a su capacidad y es  ilimitada su vocación por el arte. Basta que alguien encienda la lámpara de la motivación para que el esplendor del talento ilumine los caminos de la creatividad.

El viernes anterior asistimos a dos colegios que honraban de fiesta a la palabra. En el INSTPECAM, los docentes del Departamento de Idiomas orientaron a un grupo de estudiantes de todos los grados para realizar la velada inolvidable, Celebrations.

Alrededor de dos mil personas, entre estudiantes, profesores y padres de familia, se dieron cita a una noche de alegría e ingenio con jóvenes actores y actrices instpecamistas, que mostraron el dominio del idioma inglés.

Los docentes de Humanidades  y estudiantes de la Institución Educativa  CASD, celebraron el Día del Arte con una variada programación de canciones en inglés, dibujos en vitrales, danzas folclóricas y poesía. Hubo una exaltación a mi obra poética y docente; la profesora María Trinidad Guerra, ofrendó unas palabras que mi corazón, en un lugar sagrado, las hace eternas.

He aquí un fragmento: “No se necesita ver al hombre, a la persona de José Atuesta para conocerlo, porque él plasma su vida, su idiosincrasia, sus sueños, sus preocupaciones y temores en cada verso. En su creación poética ha explorado la vida del campo y la ciudad, los avatares del tiempo en las distintas edades del ser humano, y ha condensado vida y amor en los senderos de la nostalgia y la gratitud. Hemos  querido con este acto pagar una parte de la deuda de Valledupar contraída con Atuesta, la deuda del alma que suspira frente a sus versos...”

 

José Atuesta Mindiola

Sobre el autor

José Atuesta Mindiola

José Atuesta Mindiola

El tinajero

José Atuesta Mindiola (Mariangola, Cesar). Poeta y profesor de biología. Ganó en el año 2003 el Premio Nacional Casa de Poesía Silva y es autor de libros como “Dulce arena del musengue” (1991), “Estación de los cuerpos” (1996), “Décimas Vallenatas” (2006), “La décima es como el río” (2008) y “Sonetos Vallenatos” (2011).

Su columna “El Tinajero” aborda los capítulos más variados de la actualidad y la cultura del Cesar.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Un acordeón europeo se ganó mi corazón

Un acordeón europeo se ganó mi corazón

"Una pena y otra pena, son dos penas para mí, ayer lloraba por verte y hoy lloro porque te ví, Cállate corazón, cállate, cállate...

Están acabando con Twitter

Están acabando con Twitter

Twitter, Inc. es una herramienta sociotecnológica que ha causado un gran impacto en materia social, económica, política y cultural...

La gracia de una mujer que apodaron Meche Romero

La gracia de una mujer que apodaron Meche Romero

  “Ella (Meche Romero)  fue la primera mujer que, allá (Valledupar), escribió en un periódico, y su vinculación a esta casa ...

Aaron Swartz, una muerte injusta

Aaron Swartz, una muerte injusta

Esta semana leí la noticia del deceso de Aaron Swartz un joven activista cofundador de Reddit que luchó durante su corta vida ( 26 a...

Editorial: ¿Día del ciclista o del taxista?

Editorial: ¿Día del ciclista o del taxista?

El pasado viernes 4 de julio fue decretado en Valledupar el día de la bicicleta: una jornada de civismo promovida por el alcalde Fredy...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados