Opinión

Entre más grande sea el artista, más grande es su humildad

Antonio José de León

13/11/2013 - 10:40

 

Carlos Vives y Diomedes Díaz / Foto: Antonio José de LeónDigamos que esta columna de opinión es como una recomendación para algunos artistas nuevos, aquellos que apenas comienzan pero que irónicamente exigen más y más a la hora de ofrecer sus servicios o de relacionarse con sus propios seguidores… ¡En cualquier parte y de cualquier manera muchos de ellos sacan a relucir su arrogancia!.

Cantantes mundiales como Carlos Vives son un ejemplo de un grande que es “inmensamente humilde”. Él ha luchado tanto para estar donde está que bien se merece ese sitial. Telenovelas, cine y su música, y muchas cosas adicionales, lo convirtieron en un peso pesado. Pero no por ello ha perdido su sencillez.

Otro ejemplo es el Cacique de La Junta, Diomedes Díaz, una ser humano al que la misma vida le enseñó a ser sencillo. Por eso, hoy por hoy, es el intérprete más grande de la música vallenata y lo será todos los tiempos no sólo por su canto sino por la calidad de su persona.

Caso contrario de algunos artistas de “la nueva ola”. Muchos de ellos pensaron tener la fama y estar en la cima por siempre y hoy en día, para su infortunio, no saben ni siquiera donde están parados e incluso, como consecuencia práctica, cobran quizás mucho menos dinero que cuando empezaron. Estos son los famosos “Quemados” del folclor, seres a los que esa actitud que algún día tuvieron -Cuando la fama tocó sus vidas-, se las cobró borrando sus hechos o dejando atrás lo que algún día fue un logro.

Se oyen nombres… Esto da una lección de vida: los artistas nuevos deben mirarse en el espejo de los grandes para que les vaya bien. Para que sepan que, hasta nuestro mismo Dios, nos recompensa obrar como seres humanos ajenos a la vanidad.

Una vez tuve la oportunidad de conversar con la leyenda vallenata, el maestro Jorge Oñate: “Esto es un proceso de continuidad” explicaba. No era nada, dijo, pegar o lograr la fama sino sostenerse.

Por eso Diomedes Díaz se mantiene en primer lugar. Porque una vez cogida la carrera, nunca ha bajado una nota y la humildad ha sido su constante. Una anécdota es que, cada vez que converso telefónicamente con él, mi jefe y mi hermano, Diomedes Díaz en medio de sus palabras muy humildemente me pregunta por mi familia, por mi hija, habla con mi esposa, es algo grande. Cuando me reúno con él en los conciertos muy amablemente me dice: “Siéntese aquí”, “Póngase cómodo”, “Véngase conmigo”… Eso son cosas que uno admira y jamás olvida.

Para los que se van a lanzar tengan presente estos consejos. Para los que están empezando, lo mismo, y para los que están en el proceso, felicitaciones. Ejemplo de estos últimos es Silvestre Dangond, Peter Manjarres, y el mismo Martín Elías que lleva en su sangre la humildad de su padre. Por esas actitudes van por donde van y llegarán donde llegarán, lejos muy lejos.

 

Antonio José de León

@AntonioJDeLeon

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

No todos los saludos valen tanto

No todos los saludos valen tanto

En la pasada entrega de la revista Semana, el polémico y controvertido hombre de la farándula vallenata Álvaro Álvarez –más cono...

Un pueblo sin identidad cultural no tiene futuro

Un pueblo sin identidad cultural no tiene futuro

“Los Pueblos reflejan  lo que son”;  Somos un eslabón de la "cadena del ser" como llamaban los antiguos filósofos al Universo...

Oficina de Cultura, sigue expectativa

Oficina de Cultura, sigue expectativa

En el Plan de Desarrollo Municipal 2012-2015 quedó inserta la transformación cultural y artística de la capital del Cesar, con respo...

La protesta social, un acto político y un derecho ciudadano

La protesta social, un acto político y un derecho ciudadano

Protestar es un acto natural de todo ser vivo. Es una reacción ante alguna situación o circunstancia que genera incomodidad. Por tal,...

A propósito del día del agua: ¿Salvemos el río Guatapurí?

A propósito del día del agua: ¿Salvemos el río Guatapurí?

Todas las mañanas, bien temprano, Aníbal Martínez Zuleta solía tomar rumbo hacia las aguas del río Guatapurí, en varias ocasiones...

Lo más leído

Los virreinatos del imperio español en América

Héctor González Aguilar | Historia

Los colores de la bandera de Colombia

Alberto Cajal | Patrimonio

La novia de Barrancas

Arnoldo Mestre Arzuaga | Ocio y sociedad

Julio Erazo Cuevas, el juglar guamalero

Luis Carlos Ramírez Lascarro | Música y folclor

Vallenato clásico

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

La ciencia ficción nos advirtió

Jerónimo Rivera | Cine

La muerte de Pablo Escobar

Jorge Fuentes | Historia

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados